Vinagre aromatizado DIY (y una reflexión sobre la basura)

Vinagre aromatizado DIY

Julio sin plástico ya se está acabando, pero sabemos que este mes era sólo una excusa para pensar más en los residuos que generamos, y llevar los aprendizajes a todos los meses del año. Esta receta puede ser una de tus aliadas para pasar de “julio sin plástico” a “vida sin plástico”.

La basura es un invento de los humanos. En la naturaleza nada se desperdicia, pero nosotros nos la hemos arreglado para inventar productos que tienen vidas más largas que nosotros mismos, y además usamos esos productos inmortales (el plástico, por ejemplo) durante un par de minutos y luego nos deshacemos de ellos como si nada. Ponemos todo nuestro ingenio en extraer cosas de la tierra, fabricar materiales durables… y los tiramos a la basura. Una basura que además, aunque no la veamos todo el tiempo, está inundando el planeta, y —a menos que nos pongamos las pilas y cambiemos nuestros hábitos— terminará por ahogarnos.

Todo el tiempo estamos produciendo basura. Es muy difícil darle la verdadera proporción al problema, porque pensamos sólo en nuestra propia basura, pero se nos olvida considerar que no estamos solos, sino que somos 7 mil millones de personas, generándola (unas más, otras menos) constantemente.

Un ejemplo puntual

Tomar café en un vaso desechable puede parecer inofensivo; es sólo un vaso, ¿no? Pero no usas un solo vaso en la vida, sino, supongamos, 5 vasos por semana (uno por cada día hábil… estar fuera de casa por lo general implica recurrir a cosas desechables). Eso quiere decir que, en un año, usas aproximadamente 260 vasos.

Ahora pensemos en una ciudad como Medellín, con más de 2 millones de habitantes… pero no todos toman café o usan vasos desechables, así que hagamos el cálculo con un número mucho más tímido. Supongamos que 500.000 habitantes (una cuarta parte de la población de Medellín) tienen la costumbre de tomar café, y usan 5 vasos desechables, en promedio, por semana.

En un año, sólo en Medellín, habrá 130 millones de vasos desechables en la basura. Ahora multiplica eso por la población de Colombia, o de Latinoamérica, o del mundo. Verlo de esta manera —creo— cambia completamente la perspectiva, y nos hace entender la proporción del problema.

La solución (o al menos el comienzo)

La basura es un problema con muchas patas. Generamos basura en nuestras casas, pero también las empresas generan basura, y las instituciones en las que trabajamos o estudiamos… y en algunos casos parece imposible vivir de una manera que no nos lleve a tirar cosas a la basura todo el tiempo.

La solución, o al menos el comienzo, es empezar a hacernos responsables de la basura que generamos. Mirarla “a los ojos” y darnos cuenta de que la grandísima mayoría de las veces es completamente innecesaria, y puede evitarse usando alternativas que son fácilmente aplicables en la vida cotidiana. Saber qué dice la basura sobre nosotros, y empezar a plantearnos maneras de eliminarla de nuestras vidas puede parecer una tarea difícil, pero si empezamos con cosas pequeñas y alcanzables, podemos ir “escalando” hasta reducir nuestra cuota de basura al mínimo, y ahí podemos empezar a alegrarnos al saber que la huella que vamos a dejar en el mundo no es una huella de plástico, sino una mucho más importante: una huella de cambio.

Ahora sí: el vinagre aromatizado

Los productos de limpieza suelen ser una fuente inagotable de basura. Cada cosa que venden en el supermercado promete un resultado diferente, y cada una viene en un empaque aparatoso, usualmente fabricado con plástico. Líquido para limpiar los vidrios, para limpiar el suelo, para lavar el sanitario, para limpiar el mesón de la cocina… nos convencemos de que necesitamos una cosa diferente y súper específica para cada área de la casa, cuando la verdad es que esas tareas—y muchas otras— pueden llevarse a cabo usando dos productos: bicarbonato de sodio y vinagre.

Pero desconfiamos de la limpieza que no tiene aroma a lavanda, o a limón, o a eucalipto. Nos gusta que las cosas huelan a limpio… y por eso caemos redondos ante las trampas de los productos de limpieza comerciales.

¿Y si te dijera que hay una solución? ¡Porque la hay! El vinagre se puede aromatizar casi con cualquier cosa, y así puedes hacer un producto de limpieza a tu gusto, evitando ingredientes sospechosos, eliminando empaques innecesarios, reduciendo el impacto ambiental y —como si fuera poco— ahorrando plata en el proceso. Y es facilísimo, lo único “difícil” del proceso es que requiere un poco de paciencia. Aquí van las instrucciones:

Necesitas:

  • Vinagre blanco, del normal, de supermercado*
  • Lavanda y limón. También puedes usar hojas de eucalipto, o casi cualquier cosa que tenga un aroma que te guste
  • Frascos vacíos, idealmente grandes, e idealmente de vidrio

* Yo no compro vinagre sino ácido acético, para hacer la mezcla en casa. Las instrucciones para hacer esto te las dejo al final de la publicación.

Vinagre aromatizado DIY ingredientes

Instrucciones:

1. Pela los limones, y junta las flores de lavanda.

2.  Pon las cáscaras de limón en un frasco y las flores de lavanda en otro. No hay una medida exacta, pero —obvio— cuanta más lavanda y cuantas más cáscaras uses, más aromatizado quedará el vinagre.

3. Añade vinagre sobre la lavanda y las cáscaras de limón, hasta llenar cada frasco.

Vinagre aromatizado DIY proceso

4. Tapa los frascos, y déjalos

5. Aquí viene la parte difícil: esperar. Más o menos un mes. Puedes usarlo antes de un mes pero estará menos aromatizado, y si lo dejas más tiempo, pues se aromatiza más.

Vinagre aromatizado DIY proceso

¡Y ya! Realmente es muy fácil. ¿O no?

Vinagre aromatizado DIY listo

Cuando ha pasado el tiempo de espera, sólo hace falta que lo pases por un colador para quitar cualquier residuo y lo envases en una botella o en el recipiente que te parezca más conveniente. Yo lo guardo en una botella de vino reutilizada, porque así “libero” los frascos para seguir aromatizando vinagre, y tenerlo listo cuando se acabe el que estoy usando.

 

*     *     *

Algunas maneras de utilizar el vinagre aromatizado:

1. Limpiador de vidrios y espejos: Mezcla dos cucharadas de alcohol, dos cucharadas de vinagre blanco, una cucharada de fécula de maíz (sí, es en serio) y una taza y media de agua. Envásalo en una botella con atomizador. Cuando lo uses, limpia el vidrio o el espejo con un periódico (reutiliza los que tengas, o haz como yo, que no estoy suscrita a ninguno pero cuando veo uno de distribución gratuita me lo traigo para la casa).

2. Limpiador para el inodoro / sanitario / retrete: Espolvorea bicarbonato de sodio en el agua, más o menos 1/4 de taza. Añade un chorro de vinagre (más o menos otro 1/4 de taza) y déjalo reposar un rato. Es posible que veas que se hace un efecto “efervescente”, esto es normal, y pasa porque se genera una reacción química que desprende dióxido de carbono. Por último, usa el cepillo como lo usas siempre y vacía el tanque para que quede reluciente.

3. Limpiador para el mesón de la cocina y otras superficies: Haz una mezcla de agua y vinagre en partes iguales, remoja un trapo limpio y pásalo sobre las superficies que quieres limpiar. El vinagre tiene propiedades antibacteriales, y se ha comprobado su eficacia eliminando bacterias como la Escherichia coli.

4. Suavizante para la ropa: Añade un chorro de vinagre al final del ciclo de lavado (en lavadoras modernas, puede ser cuando suena el “bip” que pide suavizante).

5. Limpiador de azulejos y cerámica: Aplica el vinagre con un atomizador, y pasa un cepillo o un estropajo (luffa) para dejar todo limpio, y libre de hongos y de moho.

 

*     *     *

¿Usas vinagre como limpiador en tu casa? ¿Has hecho alguna vez vinagre aromatizado? ¿Qué usos añadirías a la lista? ¡Cuéntamelo en los comentarios!

 



El vinagre blanco (el típico que se consigue en los supermercados) es ácido acético al 3%. Es decir, es 97% agua y 3% de ácido acético. Yo prefiero comprar el ácido acético en un almacén de químicos directamente, y hacer la mezcla con agua en casa; así me ahorro un montón de empaques (usualmente de plástico) y también ahorro plata.

Yo compro una botella de 500ml de ácido acético USP (para consumo humano, que también lo hay para uso técnico). Para hacer 3 litros de vinagre, primero mezclo 90ml de ácido acético con 500ml de agua en un frasco de vidrio, teniendo cuidado de no derramarlo sobre la piel y tapándome la boca y la nariz, pues estando puro puede ser muy irritante para las vías respiratorias. Esa mezcla la pongo en una botella de plástico de 3 litros (reutilizada, de una vez que compré vinagre en esa presentación) y termino de llenar la botella con agua. No pongo el ácido directamente en la botella porque estando puro puede dañar el plástico (es un ingrediente FUERTE, hay que manejarlo con cuidado), pero al estar ya semi-diluido en agua no hay ningún problema.

Si vas a usar una botella de vidrio puedes hacer la mezcla directamente ahí. Para cada litro de agua añades 30 ml de ácido acético. Una botella de 500ml de ácido acético te permite preparar 16 litros de vinagre, con lo que te ahorras 16 envases (y unos cuantos pesos, también).

Insisto: es un ingrediente de cuidado. No hay que tenerle miedo, sino sencillamente manipularlo aplicando el sentido común.

Vinagre-aromatizado-DIY
Vinagre-aromatizado-DIY-2
Compartir es lindo ♥ Share on FacebookPin on PinterestShare on Google+Tweet about this on Twitter

30 Comentarios

  1. Me encanta la idea de aromatizarlo, porque la verdad es que el olor del vinagresolo al limpiar me fastidia un poco.Tomo nota de esto, y de la idea de comprar ácido acético sólo, a ver dónde lo encuentro!!! (aunque estoy súper feliz porque acabo de descubrir dónde comprar vinagre blanco a granel… Ahora que lo pienso, aunque requiera más gasto energético por el transporte, igual es mejor si me ahorro el envase, uf, qué difícil!
    Para terminar: otro uso maravillosamente mágico del vinagre+bicarbonato, es para desatascar tuberías. Aquí cuento paso a paso cómo hacerlo.
    (¡Ya te echábamos de menos, Mariana!!!)

    • ¡Hola Yve! Qué suerte lo del vinagre a granel… igual lo del ácido acético es interesante por la cantidad de vinagre que puedes preparar, pero saber si el impacto mayor es el del envase o el del transporte es tarea para físicos y químicos y analistas de ciclo de vida jajaja :-P Valdría la pena que preguntes desde dónde lo están transportando (tanto el vinagre como el ácido) y así tal vez te haces una idea más clara… ¿no?

      ¡Síii! Para desatascar tuberías va muy bien también. Aunque dependiendo de lo que esté atravesado en la tubería… en el lavamanos de mi casa, cuando se llena de pelo (que no puedo entender cómo se llena tanto, si cuido que no se vaya por el desagüe…) no hay bicarbonato ni vinagre que valga. La única opción es abrir el tubo por debajo y sacar toda esa masa. Cero atractivo jajaja.

      Yo ya echaba de menos “aparecer” por aquí. ¡Un abrazo!

  2. AuroritaFlores

    Cuando publicaste lo del vinagre-limón lo hice y es una maravilla! Lo usamos para limpiar el lavalozas y el horno. Ahora estoy en ese proceso de desintoxicar la casa de todos esos productos de limpieza tan específicos e inncecesarios y es que es tan cierto que nos tienen convencidos que necesitamos un millón de cosas para cada área de la casa que huela super artificial. Pues en cuento terminemos con todo lo que hay (para no desperdiciar que no es el punto) ahora solo vinagre y bicarbonato :)

    • ¡Qué bien que te hayas animado a probarlo! Y me alegra que te haya dado buenos resultados y te haya motivado a dejar de comprar esos otros limpiadores híper-específicos pero híper-innecesarios. ¡Un abrazo!

      • Hola, Mariana:

        ¿Si no es molestia, podrías ponerme el enlace a la receta de vinagre y limón que menciona Aurorita para limpiar el horno? Ando recorriéndome tu blog de arriba abajo y nada, no la encuentro. Lo bueno es que vuelvo a leer artículos muy interesantes.

        Ando en proceso yo también de sustituir toda esa mierda que compramos por cosas naturales, sanas y respetuosas.

        Mil gracias y un abrazo.

        • ¡Hola Laura! La publicación de la que habla Aurorita es una imagen en Instagram en la que ponía la descripción de esta misma receta :-)

          ¡Un abrazo!

  3. Ericka

    yo lo he aromatizado con cáscaras de naranja y de toronja.. huele rico y limpia de maravilla! Para mi, el próximo paso es buscar en donde venden el ácido acético en mi ciudad.

    • Ayyy, con cáscaras de naranja tiene que quedar oliendo riquísimo. Yo he querido probarlo, pero siempre termino usando esas cáscaras en alguna preparación en la cocina jajaja. El ácido acético seguramente lo consigues en algún almacén de químicos, y ahí además venden muchas otras cosas que conviene comprar en grandes cantidades, como el bicarbonato de sodio :-)

      ¡Un abrazo!

  4. Yo soy súper fan del vinagre en todas sus variantes y en todos sus usos: alimentación, me flipan las ensaladas bien avinagradas, en cosmética como tónico y para los granitos y en limpieza del hogar. Yo lo uso para todo: cocina, baño, suelos, cristales… Y como anti al en el lavavajillas y en las zonas del grifo donde se acumula la cal. Me gusta la idea de aromatizarlo pero por otro lado me he acostumbrado a su olor y hasta me agrada. Si huelo a vinagre me da sensación de limpio ;-)
    Un abrazo!

    • ¡Síi! Yo también soy muy fan, lo uso para todo, menos para las ensaladas jajaja. A mí el olor no me molesta para nada, pero probé a aromatizarlo y me gustó mucho el olor sutil a lavanda o a limón que queda después de usarlo para limpiar los pisos. Igual sé que a muchas personas les hace falta ese “aroma adicional”, y mucho mejor recurrir a aromatizar el vinagre que a comprar quién sabe qué porquerías de las que venden en los supermercados :-)

  5. Qué buena entrada, yo soy muy fan del vinagre, pero en casa odian el olor, así que a partir de ahora lo aromatizaré. Además de para lo que mencionas, yo lo uso para fregar el suelo de madera (típ de mi madre), diluido en agua, claro, y mezclado con bicarbonato para limpiar el horno y para desatascar tuberías. Es como mágico!!

    • Claro, es que el olor es fuerte. A mí no me molesta, pero entiendo que haya gente que no lo tolere muy bien (además mucha gente lo asocia con la ensalada jajaja). Aromatizado queda mucho más amigable con las “narices sensibles”. Sigue siendo un olor fuerte, pero queda siendo más protagónico el olor de lo que uses para aromatizar.

  6. Brenda

    Gracias por tu post! Muy concreto e inspirador, como siempre.
    En casa uso el vinagre como enjuague para el cabello, lo deja brillante, suave y sin nudos, también evita la aparición de caspa, lo único malo es que termino oliendo como un pickle, así que voy a probar aromatizarlo para el uso en el baño y sumar además tus propuestas para el resto de la casa.

    • ¡Hola Brenda! Yo para el pelo uso vinagre de manzana, que tiene un aroma más suave (y más agradable, al menos para mi gusto). Probé una vez a aromatizarlo con cáscaras de limón y me gustó, pero cuando se seca el pelo el olor se va del todo (el del vinagre de manzana) así que no me pareció necesario seguir aromatizándolo. Si lo pruebas con el vinagre blanco para el pelo, me cuentas qué tal te va. ¡Un abrazo!

  7. Matias

    Amo tu blog Mariana! Qué pena que no he podido conocerte en Medellín, espero poder verte algún día! Tus artículos abren la mente, tienes una manera de redactar que cautiva, y tan es así que estoy ideando mi plan para llevar una vida Zero Waste ? Te mando un abrazo grande! Gracias por aportar estos granitos de arena al mundo ?

    • ¡Muchas gracias Matías! Qué bueno saber que te gusta lo que comparto, y sobre todo que te motiva a pensar en llevar una vida sin basura :-)
      Muchas gracias a ti por pasar por aquí a leer, ¡un abrazo!

  8. Holaaaaaa. Tamb lo he usado con cáscaras de limón y ramitas de romero. Ya hace tiempo que deje el cloro y limpiacochambre. Tamb uso agua oxigenada y bicarbonato para limpiar. Saludos :)

  9. Cami (@nomedalomismo)

    Amoo todos tus tips! Me invitan a leer sobre lo que desconozco (como lo del ácido acético :P) a aprender a investigar t sobre todo a poner en práctica <3…preguunta? Has probado con vinagre de manzana? El otro dia estaba leyendo sobre limpiadores ecologicos y me tope con una solucion para el sarro de la tina q usaba bicarbonato y la mezcla de agua y vinagre, use el de manzana que tenia a mano y LO AMEEE!! Es mi limpiador para el baño ahora :)
    Nunca he usado el vinagre blanco, quizas es mas efectivo…

    Saludos!!

    • ¡Gracias, Cami! No lo he probado con vinagre de manzana porque ese lo hago yo, y me parece un desperdicio usarlo para limpiar cuando tengo acceso tan fácil (y tan barato) al ácido acético para hacer vinagre blanco. Pero en teoría debería funcionar igual. ¡Un abrazo!

      • Por eso te preguntaba, pensé que si uno lo puede hacer quizás se ahorra eso de comprarlo…pero hice ambas pruebas y por alguna razón el vinagre blanco funciona mil mejor ajajajjaa…
        te cuento que ya hice mi segundo intento de vinagre de manzana casero (el primero fracasó rotundamente) y este al parecer si resultó, solo que no siento que este vinagre aun y ya lleva una eternidad :/

        Bueno en fin…esto del vinagre ya paso a ser mi numero uno de limpieza…junto al bicarbonato son el team perfecto!

        un abrazo <3

  10. Rosana

    Holaa!! Mari, dónde se consigue lavanda en Medellín? Como siempre, amo cada vez más tu blog <3

    • ¡Hola, Rosi! Esa lavanda me la trajo una amiga de regalo, de Francia… que yo sepa, aquí no se consigue :-S

      Pero con limón queda oliendo súper rico y fresco, y hace poco probé con cáscaras de naranja y también queda maravilloso. Puedes probar con otras flores o hierbas aromáticas a ver qué tal te va. ¡Un abrazo! ♥

  11. Juliana

    Hola! Siento que llegué super tarde, pero igual me siento muy feliz de leer y comentar : )
    Yo lo uso para limpiar a los perros, es “bendito” para los olores y no bañarlos con frecuencia. Mi mamá limpia a la gata también -es blanca y se ensucia un montón-. No te sigo hace mucho, pero me encanta y me motiva tu blog.

    Saludo : )

    • ¡Hola Juliana! Jajaja, la publicación puede ser antigua, pero el tema sigue estando vigente, así que no llegas tarde ;-)
      Qué buen dato el de los perros… yo he leído que lo usan también para controlar las pulgas, pero como no tengo perros (y mis gatas no han tenido pulgas) no lo he probado. ¿A la gata de tu mamá no le molesta mucho ese olor? Porque los perros sí se que son mucho más tolerantes que los gatos a esos “experimentos” humanos.

      Me alegra mucho saber que te gusta el blog. ¡Un abrazo!

  12. Hola yo lo aromatizo con hojas de menta o tambien le pongo tomillo y lo uso para el baño para desinfectar los juguetes de mis hijos,para limpiar granito☺

  13. Hoy me animé a probar esta receta así que dentro de un mes (si aguanto y no lo pruebo antes) te cuento cómo me fue :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *