Etiqueta: vegano

¿Te preocupa el medio ambiente? Entonces esto te interesa…

Si eres lector/a frecuente del blog, puedo asumir con confianza que eres una persona que siente algo de curiosidad por la idea de llevar una vida más sostenible, y tienes—o estás desarrollando— al menos algo de sensibilidad en torno a los temas de protección del medio ambiente. Si es así, esta entrada debería resonar con potencia en tu cabeza y llevarte un paso más adelante en esa búsqueda de reducir tu impacto negativo en el planeta.

Cuando hablamos de medio ambiente y de sostenibilidad estamos hablando de todo: de las personas del campo y de la ciudad, de los animales, de las plantas, las selvas, los desiertos y los mares. Nuestras costumbres más arraigadas, nuestros hábitos recientes, lo que compramos o dejamos de comprar, cómo nos vestimos, la manera en la que nos transportamos, dónde vivimos, cómo trabajamos y hasta la relación que tenemos con nuestros vecinos tienen impacto —positivo o negativo— en nuestro entorno y en el bienestar de las personas y los animales, y todo eso tiene el potencial de preservar o destruir el medio ambiente que nos sustenta. Y sí, es que es el medio ambiente es el que nos sustenta, no es la plata ni la sociedad… sin agua potable, sin aire limpio, sin suelo fértil para cosechar nuestros alimentos, sin árboles que conviertan el dióxido de carbono en oxígeno, sin capa de ozono que nos proteja, no habría ciudad, ni familia, ni dinero suficiente para sobrevivir. No es una cuestión de opinión: el medio ambiente es esencial, te sientas o no inclinada/o a protegerlo. Leer +

Hoy, en gente bonita: Viajeros Reverdes

Recuerdo muy bien el momento en el que descubrí el blog de Viajeros Reverdes: fue a través de una publicación en la página de Facebook de Veganise, una marca de ropa creada por una chica polaca, de la cual yo había comprado una camiseta hace poco… otro agujero de conejo de esos que me gusta encontrar en internet.

Me sentí feliz. Siempre me siento feliz cuando encuentro proyectos que siento tan cercanos a mi corazón, cuando confirmo una vez más que el mundo —a pesar de que a veces no lo parezca— está lleno de personas que se preocupan por el cuidado del planeta y el bienestar de los animales al igual que el bienestar de las personas. Empecé a leer una publicación tras otra y a ver sus bellísimas fotos, e hice lo que sentí que era necesario: escribirles para decirles que me había quedado encantada con su blog y para agradecerles por ser uno de esos granitos de arena brillantes que ponen el peso en el lado bueno de la balanza… y con sus respuestas confirmé algo que ya sospechaba: que quienes están detrás de esas publicaciones y esas fotos son personas amigables y sensibles, de esas que se les ve la sonrisa a través del texto de un e-mail; gente bonita de verdad verdad. Leer +

Pudín de chía con toques tropicales

Esta es una receta que hace rato quería publicar; fue la primera en la que usé semillas de chía y uno de los primeros postres veganos que preparé.

Es una de mis recetas favoritas por muchas razones: es riquísima, nutritiva, saludable, fresca, súper-personalizable e híper-fácil de hacer. Y tropical. Y vegana. ¿Qué más se puede pedir? Esto se puede pedir: una banda sonora para prepararla. Ahora sí estamos listos para todo.

Necesitarás semillas de chía, leche de almendras, panela (o azúcar moreno) y mango maduro. Yo también le pongo ralladura de naranja porque le da un sabor y aroma increíbles. Leer +

Mitos y verdades sobre la alimentación vegana

No te asustes si no eres vegana/o, y tampoco si no eres vegetariana/o: esta entrada está pensada sobre todo para ti. Si te llama la atención el veganismo pero tienes dudas, también es para ti. Si eres vegana/o hace poco tiempo también es para ti. Y si eres vegano desde hace años, también.

Lo que busco con este texto no es “convertirte” y que dejes de consumir productos de origen animal mágicamente (aunque debo confesar que si pudiera tener un súper-poder me gustaría tener ese), sino para que conozcas un poco más sobre lo que hay detrás de esta filosofía de vida y este tipo de alimentación, conversemos sobre lo que piensas y las dudas que te genera, y así entre todos empecemos a despejar los mitos y prejuicios que existen en torno al tema. Es posible que al final te sorprendas con algunos de los datos que revisaremos y, aunque ni siquiera te hayas planteado la idea de consumir menos carne, nunca está de más saber de qué va el asunto.

Antes de entrar en materia creo que es importante contarte dos cosas: primero, qué es el veganismo (por si acaso no has oído nunca esa palabra o no tienes del todo claro de qué se trata), y segundo, por qué soy vegana. Aquí voy: Leer +

Arroz con tofu y hogao

Creo que el arroz con huevo es un clásico definitivo de la cocina “cómoda”. Yo solía prepararlo con mucha frecuencia porque es una de esas recetas en las que no hay que pensar mucho, se pueden aprovechar cosas que ya están hechas y el resultado es una comida rica, satisfactoria, nutritiva y barata, que además suele recordarnos algunos momentos de la adolescencia en que, sin saber cocinar nada más, necesitábamos resolver la necesidad de alimentación sin pedir comida a domicilio (que para eso no daba siempre el presupuesto de estudiante universitario jajaja), sé que al menos para mí era así.

Algo que he notado desde hace años es que hay mil maneras de hacer arroz con huevo. La receta básica cambia de país en país, de ciudad en ciudad y de persona en persona. La que a mí me gustaba era la que hacía mi mamá, en la que todo se mezclaba muy bien con hogao (un básico de la cocina colombiana).

En el momento en que decidí dejar de comer huevo pensé que me estaba despidiendo para siempre de ese sabor y de esa comodidad, hasta que en algún momento encontré una receta para hacer tofu revuelto y toda mi perspectiva de la vida cambió. No era necesario que renunciara a la comodidad del arroz con huevo, porque la podía reemplazar por la comodidad del arroz con tofu. Y podía añadir hogao. Y todo iba a ser hermoso. Y así fue. Leer +