Etiqueta: almendras

¿Quieres una bolsita para filtrar leche de almendras? ¡Aquí están todas las instrucciones!

Amo la leche de almendras; la descubrí hace algunos años y desde ese entonces se ha convertido en una habitante frecuente de mi nevera. Le tengo además un cariño especial porque fue uno de los primeros ingredientes que usé para explorar la repostería sin lácteos —y por lo tanto fue una pieza clave en mi transición a una alimentación vegana— y porque ha sido una de esas recetas (si es que se le puede decir así, que la verdad es tan fácil de hacer que ni siquiera sé si califica como receta) que me ha llevado a aprender a alimentarme mejor y a cuidarme más. Leer +

Pudín de chía con toques tropicales

Esta es una receta que hace rato quería publicar; fue la primera en la que usé semillas de chía y uno de los primeros postres veganos que preparé.

Es una de mis recetas favoritas por muchas razones: es riquísima, nutritiva, saludable, fresca, súper-personalizable e híper-fácil de hacer. Y tropical. Y vegana. ¿Qué más se puede pedir? Esto se puede pedir: una banda sonora para prepararla. Ahora sí estamos listos para todo.

Necesitarás semillas de chía, leche de almendras, panela (o azúcar moreno) y mango maduro. Yo también le pongo ralladura de naranja porque le da un sabor y aroma increíbles. Leer +

Bolitas de almendra y limón

Me gusta mucho hacer leche de almendras, ¡es taaaan fácil y queda tan rica! La uso para un montón de cosas: batidos, salsas para pasta, pudín de chía, chai-latte (todas esas recetas las compartiré pronto) o simplemente la tomo así sola, no necesita nada más. Pero siempre me he preguntado qué hacer con la masa sobrante (cascajo o ripio), porque ahí quedan un montón de nutrientes todavía y me parece un desperdicio tirarla a la basura.

He probado varias recetas, he tratado de hacer pancakes, he usado parte de la masa para hornear muffins, la he mezclado con la granola… todas funcionan bien pero sólo uso una parte de la masa, así que igual siempre se me termina perdiendo una parte que se queda en la nevera, y de la que no me acuerdo hasta que la saco toda llena de hongos. Entonces decidí experimentar y probar a hacer algo que quedara tan rico y que fuera tan fácil de hacer, que definitivamente no se desperdiciara ni una sola cucharada. Creo que lo logré. Leer +

Mejor que la leche: ¡leche de almendras!

Hace poco estaba hablando con varios amigos sobre lo mucho que nos gustaba tomar leche de vaca, y cómo nos dejó de gustar gradualmente después de dejar de comer carne. No sé si es una coincidencia o si es algo que le pase normalmente a la gente que deja de comer carne…

Pero en fin, en algún momento les conté que con frecuencia hago leche de almendras porque me encanta y sabe delicioso con cosas para las que normalmente se usa leche de vaca, como el arroz con leche, el cereal, la granola, etc, y quedaron sorprendidos con lo sencilla que es la receta, así que aquí la quiero compartir. Leer +