¿Nos tomamos un tecito?

¿Nos tomamos un tecito?

Hoy no vengo a dar tips sobre cómo vivir de manera más sostenible. Lo que quiero hacer hoy es contarte algunas cosas sobre mí, sobre el blog, y sobre lo que se viene en los próximos meses. Así, como si estuviéramos sentadas conversando en la sala de mi casa, con total sinceridad y transparencia, como me gusta.

Hace más de dos meses no hay publicaciones nuevas aquí, y no es porque esté de vacaciones, no. La verdad es que he llegado a un nivel de agotamiento tal que siento que no tengo energía para escribir en el blog, y en los últimos meses hasta me he planteado la idea de dejarlo. No lo voy a dejar (o al menos no está en mis planes a corto o mediano plazo, eso te lo puedo decir desde ya), pero sí necesito replantear cosas — algunas solo de manera temporal— para que todo vuelva a tener un poco más de sentido a este lado de la pantalla.

Este ha sido un año muy bonito, pero también muy difícil. Me ha traído montones de desafíos y de descubrimientos personales que me tienen muy despierta (creo que más despierta de lo que he estado en años), pero también agotada emocionalmente, y con una sensación de cansancio comparable con la que se siente después de un viaje transoceánico de 11 horas, apretujada en la silla de un avión que no es suficientemente grande para que quepan bien mis patas largas, con jet-lag y todo.

Yo he estado acostumbrada a trabajar en tres, o cuatro, o cinco proyectos al tiempo, publicando en el blog, leyendo dos o tres libros, y tejiendo y cosiendo, mientras —ya no sé ni cómo— seguía encontrando la manera de tener tiempo para estar con mi familia y mis amigos, hacer siesta con las gatas, y descansar en la hamaca mirando pajaritos por la ventana. Ese había sido un ritmo “normal” para mí, y hasta hace un tiempo venía funcionando bien… no me sentía sobrecargada, ni saturada, ni sobre-estimulada, ni nada.

Pero de un tiempo para acá, sumándole a eso todo el proceso interno por el que estoy pasando, vengo sintiendo que no puedo más con ese ritmo, que me quemé. Supongo que así es la vida: llena de cambios y de ciclos, y esa fase frenética le está dando paso a otra fase distinta, todavía más bien desconocida para mí, en la que la siento que la vida me pide que haga las cosas de otra manera, no solo en el blog, sino en general. Y bueno, aquí estoy, tratando de hacerle caso.

Esto que te cuento es parte de mi panorama personal, que —cómo no— afecta el panorama del blog. A fin de cuentas este blog (aunque sea un espacio virtual y abierto para que cualquier persona lo visite) es también mi espacio personal, que trato de cuidar como si fuera mi casa, y que inevitablemente refleja lo que pasa conmigo, por dentro y por fuera.

 

*     *     *

 

Cuando abrí el blog, lo único que esperaba era llegar a tres o cuatro personas que pudieran leer las ideas que yo quería compartir, y nunca calculé cuánto podía crecer… y empezó a crecer un montón. Pasé de hacer publicaciones sueltas, sin fechas previstas y de manera inconstante, a hacer una publicación por semana, y —durante algunos meses— otra publicación adicional, específica para la página de Facebook, con la serie de ilustraciones “Antes & después“. Pasé de no tener página de Facebook, a tener una con casi 20.000 seguidores. Pasé de tener menos de 10 visitas semanales a tener más de 30.000 visitas mensuales. Pasé de recibir uno que otro comentario o email al mes, a recibir, a veces, más de una docena al día.

Eso no pasó de la noche a la mañana, ni pasó por arte de magia; ha sido el resultado de un proceso largo, mucho trabajo, experimentación, estudio, dedicación, amor, y del apoyo de personas —como tú— que leen lo que escribo, lo disfrutan, lo comentan y lo comparten para que siga llegando a más gente. (Y aquí vale la pena hacer este pequeño paréntesis. Parece que sobra decirlo, pero realmente nunca sobra decirlo… me siento afortunada y profundamente agradecida, porque puedo llegar a tanta gente escribiendo sobre algo en lo que creo desde lo más profundo de mi corazón, y que me mueve todas las fibras desde que estaba chica: las ganas de cuidar este planeta).

Todo eso lo he hecho ya durante más de tres años (aunque si cuento la versión anterior del blog, estamos hablando ya de siete años) sin parar, porque aunque no esté publicando, en mi mente le estoy dando vueltas a todos los temas sobres los que quiero hablar, tomando nota, leyendo para profundizar más sobre los temas que quiero abordar, etc, y todo esto como actividad “secundaria”, sin ganarme un solo peso. Es decir: además de estar haciendo todo lo que hago para el blog —leer, escribir, sacar fotos, hacer ilustraciones, responder correos y comentarios, manejar redes sociales, hacer charlas, hacer experimentos y probar recetas, etc.—, también, durante todo este tiempo, he estado trabajando, para poder ganar dinero que me permita seguir cubriendo mis necesidades básicas, para poder darme el lujo de tener un blog como este.

Como te decía más arriba, siento que ese es un ritmo que ya no puedo sostener más. Eso me deja dos opciones: puedo abandonar la tarea por completo (y no quiero), o puedo ajustar el camino y la velocidad, y seguir avanzando de otra manera; eso me parece que tiene mucho más sentido… y es lo que realmente quiero hacer. Y bueno, es lo que voy a hacer.

 

*     *     *

 

No sé hace cuánto lees el blog. Tal vez acabas de llegar, y esto es lo primero que estás leyendo, y te parece todo muy dramático. Tal vez lo encontraste hace poco, y recién estás explorando las publicaciones antiguas. Tal vez lo lees hace años, desde que empecé, y conoces más de cerca los cambios por los que ha pasado. Sea cual sea el caso, si estás leyendo esto —y te gusta lo que encuentras en este blog— quiero que sepas cuáles son los cambios que se vienen, y qué hay detrás de cada uno de ellos:

1. En los próximos meses no estaré publicando de manera constante.

Bueno, no lo he hecho en los últimos meses tampoco, así que esa no es ninguna novedad… pero me parece importante que quede dicho; por un lado para que sepas que el ritmo de las publicaciones en el blog seguirá siendo lento (¡siguen estando disponibles todas las publicaciones previas para explorar!) y, por otro lado, porque quiero que sepas que aunque el blog parezca moverse poco, sí habrá mucho trabajo tras bambalinas.

En estas semanas que vienen seguiré trabajando en mi próximo taller online, que será sobre cómo vivir con menos basura (por dentro y por fuera), y que empezará a finales de septiembre. Después me iré de viaje con mi mamá durante las dos primeras semanas de septiembre, y estaré 100% enfocada en disfrutar el paseo y la buena compañía. Cuando se termine el taller, empezaré a trabajar en otras ideas que tengo para hacer que el blog sea sostenible para mí.

Eso me lleva al siguiente cambio, que ya está en marcha y seguirá aplicándose —espero— a largo plazo:

2. En los meses que vienen (y de ahí en adelante, si funciona) voy a apostarle al blog como proyecto laboral.

Mucha gente tiene la idea de que tener un blog es como tener una mina de oro, y que si tengo muchos visitantes o muchos seguidores pues entonces debe haber un ser especial en internet que me da mucho dinero para que yo siga haciendo lo que estoy haciendo; pero las cosas no son así.

Para tener un blog rentable —y esto es algo que he aprendido en estos años, porque cuando empecé a escribir aquí ni siquiera se me cruzaba por la cabeza que me podría llegar a interesar que esto fuera rentable— puedo hacer, básicamente, dos cosas: vender productos o servicios que hace alguien más (haciéndoles publicidad), o vender productos o servicios que hago yo misma.

Para mí, la primera opción no es viable; es una opción válida que le funciona a otras personas, pero a mí no me interesa. No quiero tener un blog en el que hablo de consumo responsable, de reducir la huella ambiental y de basura, de dejar de comprar marcas y productos convencionales, de la importancia de la autonomía y creatividad cuando se trata de resolver la vida cotidiana, y al mismo tiempo estar bombardeándote con enlaces para que compres productos que no necesitas y con publicidad aleatoria de Google, en la que mi blog se puede convertir —sin que yo me dé cuenta— en una valla publicitaria de Zara, de la última Toyota 4×4, o de salchichas rancheras. No le veo ni pies ni cabeza a ninguna de esas opciones.

Eso me deja la segunda opción, que me gusta muchísimo, porque significa que puedo ofrecer cosas que yo misma hago y que me encanta hacer —talleres online, libros digitales, etc— y ganar dinero a través de mi propio trabajo, para poder seguir produciendo con más libertad todo el contenido que quiero seguir compartiendo de manera gratuita en el blog.

Lo que más quiero es seguir compartiendo publicaciones, reflexiones e ideas a las que pueda tener acceso todo el mundo sin pagar ni un centavo y sin tener que esquivar banners publicitarios… pero para que eso sea sostenible para mí (y para no seguir quemándome en el proceso) debo hacer que el blog pase a ser parte “oficial” de mi vida laboral. Disfruto mucho lo que hago en Cualquier cosita es cariño; es un MONTÓN de trabajo, y no es viable que siga tratándolo como si fuera una actividad secundaria, cuando realmente es una tarea de tiempo completo, y en mi corazón es mi actividad primaria, principal, número uno, #NumberOne.

Así que, como todavía no he recibido una llamada de Maluma, Lady Gaga o RuPaul ofreciéndose como mecenas de Cualquier cosita es cariño, mi plan es trabajar para hacer cosas interesantes (¿interesantes, dije? Lo que quiero es que sean geniales… ese es realmente el objetivo), inspiradoras, útiles y prácticas, que te sirvan para ir avanzando con más claridad y más convicción en el camino de la vida sostenible, y que además sirvan como soporte para el blog (y para mí), para que pueda seguir funcionando, creciendo y acercando la sostenibilidad a muchas más personas, por muchos años más ♡

Y un último punto, pequeño pero no tan pequeño:

3. El blog cambiará —otra vez— de look.

Estoy teniendo un par de problemas técnicos con cosas de la estructura de la web, y para resolverlas debo cambiar el diseño del blog, así que durante algunos días el blog estará cerrado, en modo “mantenimiento”. No sé exactamente cuándo será eso —será después de mi viaje, eso sí— pero igual te lo cuento desde ya, para que sepas qué se va moviendo por estos lados.

 

*     *     *

 

Todo esto que te estoy contando no es algo que se me ocurrió ayer. Es algo en lo que vengo trabajando desde hace meses, dándole vueltas, ajustando y puliendo las ideas, tratando de encontrar una manera lógica, coherente con mis intereses / motivaciones / sensibilidades, para poder seguir adelante, sin pasarme por encima a mí misma y sin perder alineación con mi manera de ver el mundo.

Por ahora, estos cambios son lo que tengo más o menos claro; en el camino ya me iré dando cuenta de qué más hace falta ajustar, y lo iré ajustando según vea necesario, siempre con el interés de seguir creando, experimentando, compartiendo, y promoviendo estilos de vida más equilibrados con nosotras/os mismas/os, con el planeta, y con todos los seres que lo habitan.

Si te gusta el blog y crees que es valioso lo que comparto aquí, te pido que me acompañes en este proceso. El blog sigue existiendo porque tú estás ahí, al otro lado de la pantalla, caminando en la misma dirección (aunque sea por otra ruta), así que tu apoyo es absolutamente esencial.

Para apoyarme, puedes seguir leyendo, comentando y compartiendo todo lo que hay aquí en el blog —aunque no haya publicaciones nuevas tan frecuentes— para que más personas sigan interesándose por este estilo de vida, y para que sigamos siendo más y más las personas que le apostamos a un mundo más equilibrado. También puedes apuntarte a mi próximo taller online: “Una vida con menos basura, por dentro y por fuera”, que empezará a finales de septiembre. Si haces click en esta imagen que aparece abajo, los enlaces mágicos de internet te llevarán a la página donde está toda la información de la estructura del taller:

Taller online · Una vida con menos basura, por dentro y por fuera

Si no puedes apuntarte ahora, puedes ayudarme a compartirlo para que otras personas se apunten. Y también puedes (si no lo has hecho todavía) apuntarte al Club, para ser la primera en enterarte de otras ideas y proyectos en los que estaré trabajando, además de recibir reflexiones adicionales —un poco más personales—, y recomendaciones de películas, documentales, charlas, artículos, libros, y GIFs de animales adorables.

Y si no quieres / no puedes apuntarte al taller, o unirte al Club, o compartir las publicaciones del blog… pues no pasa nada. Si encuentras cosas valiosas aquí, y te resultan útiles para tu propia búsqueda de una vida más sostenible, yo me quedo más que contenta con saber que vienes a leer, aunque lo hagas silenciosamente :-)

 

*     *     *

 

¡Y eso! Espero que esta nueva etapa del blog siga trayendo muchos aprendizajes, y que siga siendo útil y —ojalá— inspiradora para tu propio proceso. Para mí empieza una temporada nueva, diferente, que todavía no sé para dónde me lleva, pero que espero que poco a poco se vaya alineando con esta nueva fase personal, en la que necesito aprender a llevar el blog (y todo) a otro ritmo y a otra velocidad.

Y bueno, aunque no esté publicando una vez por semana, sigo estando aquí, así que tus mensajes, comentarios, preguntas y saludos siguen siendo siempre bienvenidos. Muchas gracias por venir a leer, por acompañarme en este camino, y por tu apoyo en este proceso, venga en la forma que venga ♡

 

Compartir es lindo ♥ Share on FacebookPin on PinterestShare on Google+Tweet about this on Twitter
Archivado como Destacado

Amante de los animales, jardinera amateur, tejedora aficionada, constante viajera, vegana, comprometida con una vida con menos basura y convencida de que la sostenibilidad y la vida buena vienen de la mano. También soy fundadora y equipo base de Hola eco, un colectivo de blogueras/os con una pasión en común: la sostenibilidad.

57 Comentarios

  1. El del mezzanine

    Sigue creciendo y evolucionando porque eres una persona maravillosa.

  2. Elisabet

    Te deseo lo mejor Mariana! Yo hace relativamente poco que te sigo pero estoy aprendiendo muchísimo de tí, mil gracias por ser una fuente de inspiración tan luminosa!
    Seguro que esta nueva etapa te aporta lo que necesitas y muchas cosas más!
    Te voy siguiendo!
    Un abrazo enorme,
    Elisabet

  3. Mariana, me encanta la idea de que hayas decidido transformar este blog en tu actividad laboral principal :) no hay motivos para creer que esto no vaya a ser un éxito! Como investigación, te dejo otros blogs que sigo harto de chicas que venden sus servicios al mismo tiempo que publica contenido gratuito y les ha funcionado :)
    https://mujerholistica.com/ y https://www.pickuplimes.com

    Mucho éxito en este proceso ! Estaré atenta a lo que se viene :)

  4. Hernan Rodriguez Nieto

    * Excelente trabajo * Mil Gracias por tu tiempo y amor a esta noble causa.

    En Armenia-mas exactamente en Circasia- tienes una familia amiga. Cuando tengas tiempo puedes venir sola o aompañada. Aqui nos encargamos de llevrate a lugares interesante y bellos de nuestra region. No somos veganos pero te atenderemos como vegana.

    Soy miembro de Slow Food Pijao su lider. Creo firmemente en la necesidad de volver a las Cocinas a Cocinar. En consumir alimentos locales -preferiblemente de agroecologia- y apoyar el trabajo de nuestros campesinos.

    Soy Cocinero, Ingeniero de Alimentos y Amante del Café (casi Barista).

    Estoy a tus ordenes para construir una propuesta de taller de conservas de alimentos. Imagino en tu caso y de muchos vinculados al grupo, especialmente frutas y verduras.

    • ¡Hola Hernán! Muchísimas gracias por tu apoyo y tu invitación. Me encantaría ir en algún momento, y me parecería muy bueno poder aprender de toda esa experiencia que me cuentas con la cocina y la conservación de alimentos. ¡Un abrazo!

  5. Alejandra Kaur

    Mariana, como siempre es un enorme placer leerte, siempre tus correos me ponen muy contenta. Gracias por la honestidad. Deseo lo mejor para tu viaje, tu vida y para este blog maravilloso. Simplemente me encanta, lo que escribes, haces y trasmites! Abrazos cordiales desde México.

  6. Mariana, tienes el mismo nombre que mi hija pequeña. Este nombre llego a mi en un sueño cuando estaba embarazada y me parece mágico y lleno de fuerza divina. En fin. No sabes lo mucho que me identifico contigo en todo lo que escribes. También comencé un blog con la esperanza de poder combinar lo que me apasiona y generar alguna entrada que me sostenga. Hasta ahora empiezo pero ahi vamos, yo creo que es posible y espero que te vaya muy bien, te mando toda mi buena energía y espero podamos hacer algo juntas en el futuro.

    • Qué linda, Gloria ♡ Muchísimas gracias por tu apoyo, me alegra mucho saber que lo que escribo aquí resuena contigo. ¡Un abrazo!

  7. ¡Hola Mariana!

    Me parece genial que hayas decidido darle ese nuevo enfoque al blog, ya que si va a ser tu ocupación principal significa que podrás ofrecer lo mejor de ti sin estar preocupada por otras fuentes de ingresos. Desde luego te deseo la mejor de las suertes, porque haces una labor muy grande al compartir tu conocimiento.
    Comprendo muy bien el duro trabajo que hay detrás de cada artículo (yo también tengo un blog sobre vida sostenible), y desde luego ese trabajo tiene que ser recompensado.
    Así que mucha fuerza y muchos éxitos!

    Un abrazo,

    Lorena

    PD. Compartiré tu taller en mis redes y a través de la Newsletter :)

  8. Hola Mariana, te sigo hace mucho tiempo. Hace años que en mi familia intentamos llevar una vida sostenible y siempre tu blog me ha servido de referencia. Te entiendo perfectamente porque tengo un blog hace 7 años, pero durante un año lo tuve que dejar en barbecho, no podía con todo, el trabajo, el blog, mi vida personal y familiar. Finalmente mi salud se desbordó y al parar a la fuerza he podido volver a mirarme y a mirar mi web de otra manera. Como te digo me identifico contigo al 100%. Me parece genial la decisión que has tomado, la pasión que transmites es un gran estímulo y por mi parte aquí estaré. Un abrazo. Yolanda

    • ¡Hola Yolanda! Muchas gracias por tu apoyo, me alegra muchísimo saber que mi blog te ha resultado útil en esta búsqueda, y espero seguir aquí, aportando muchas cosas útiles (y ojalá inspiradoras) durante mucho tiempo. ¡Un abrazo!

  9. Hola Mariana

    Enhorabuena por dar este paso, es un paso de valientes, como la vida sostenible, jeje, dedicar la vida laboral a algo que te gusta y te llana, es otro paso para lograr un mundo más sostenible, no es fácil y lleva mucho cambio interior como comentas, pero bueno seguro que merece la pena, haces muy buena labor y tú gran trabajo creo que tiene que ser recompensando.

    Cuando yo terminé la carrera opte por hacer algo por mi cuenta, que estuviera alineado también en la laboral a lo sostenible, me daba una punzadita en el corazón cuando veía a mis compañeros de carrera (ciencias ambientales) trabajar en empresas que no les importaba nada el el medio ambiente ni las personas, me daba mucha pena que creían que no tenían otra opción, y que la vida es así…

    No ha sido un proceso fácil, más bien lo contrario, pero está siendo un aprendizaje increíble y estoy haciendo lo que me gusta.

    Un abrazo 🤗 Y todo lo mejor para esta nueva etapa.

    • Entiendo perfectamente lo que me dices… y creo que este proceso necesariamente nos lleva a replantearnos cosas de nuestra vida laboral también, y tarde o temprano, si queremos seguir evolucionando, no queda más remedio que ajustar lo que estamos haciendo. Es una pena que tanta gente crezca pensando que el trabajo sólo puede ser de una manera, o que sólo podemos hacer lo que en la universidad nos dijeron que teníamos que hacer :-/

      Muchas gracias por tus palabras, y mucha suerte para ti también en tu propio proceso. ¡Un abrazo!

  10. Hola Mariana!
    te sigo hace rato, me encanta lo que haces en este blog y me encanta leer sobre lo que va pasando en el hacerlo…
    desde recetas de desodorantes a sinceramientos como este son joyitas en una web a veces saturada de repeticiones… gracias por el tiempo, y aca seguiremos atentas! Salud!

  11. Leonardo Umana

    Hola Mariana. Gracias por compartir estas reflexiones e ideas que realizas con tanto cariño. Te felicito por hacer un alto en el camino y revisar lo que le hace bien a tu vida, así te podremos seguir por mas tiempo. Mucho ánimo.

  12. Claudia

    Hola Mariana! que genial lo que decís, está bárbaro. Una de las cosas que más agradezco de las personas que hacen este tipo de blogs, es que realmente están comprometidos con la causa y además lo comparten. Sentarte a escribir, contestar mails, comentarios etc., más allá de que naciera como una necesidad personal, requiere además de tiempo, compromiso y mucho amor. Así que totalmente agradecida por eso. Dicen que el éxito en una tarea, se logra si uno se dedica con toda su atención a hacerla, por lo que dale nomás!!! Y aprovecho para agradecerte, por dos tips que aparecen en tu blog. Uno es el jugo de limón como acondicionador, es lo más!!! tenía re conflicto con eso, porque si usaba vinagre, tenía que poder conseguir en envase de vidrio, que tampoco es tan fácil, que sea orgánico en lo posible y sinceramente no me gusta el olor a vinagre. El jugo de limón, es la mejor solución, ever! porque la cáscara es compostable, es fácil de conseguir, y me gusta mucho el aroma cítrico. Lo otro es lo del jabón del conejo feliz, todavía no hago mi propio jabón, estoy en eso, pero descubrí que comprando barras de jabón (aunque sean las de los supermercados) preparo jabón líquido para lavar la ropa, y aunque queda una baba medio rara (por los químicos extra que tienen los jabones comerciales), sumando bicarbonato de sodio en el lavarropa funciona. Además, reemplacé el detergente de lavar los platos y también por la barra, y es exactamente lo mismo, así que me ahorro varios envases plásticos, y bastantes euros. En fin, Gracias miles!!! y te deseo lo mejor para que puedas hacer de esto además un ingreso económico.

    • ¡Hola Claudia! Me alegra muchísimo saber que las cosas que comparto aquí te han resultado útiles. Muchas gracias por tus palabras de apoyo, y por seguir pasando por aquí a leer. ¡Un abrazo!

  13. Mirel Fraga

    Mariana me encantó el post, creo que es de lo más real que puede existir en el mundo, mostrarte tal y como eres, en tu propio proceso y compartirlo con miles de personas que como yo se sienten inspiradas por todo lo que escribes y enseñas! Estoy agradecida de haberme topado con tu blog, y de poder tomar tus talleres y de esa forma compartir todo lo que aprenda con mi comunidad en México :) Te mando un abrazo y buena vibra para esta linda catarsis que estas viviendo ♡

  14. Hola Mari! Yo creo que el eclipse, la alineación de los planetas o vaya a saber qué cosa está moviendo la tierra y a todos nosotros, porque te juro que no sos la única. Somos varias las personas que estamos en ese proceso de reacomodo, de ajustar nuestro camino, de darle una vuelta de rosca a lo que hacemos para compatibilizar tiempo/trabajo/intereses. Y aunque en el camino cueste y nos revuelva la cabeza, siempre termina siendo lindo a la final, porque vamos en busca de la mejor versión de nosotros mismos =)

    Llegan muchos tus mensajes, y es increíble poder tener condensado en un solo lugar tantas cosas. Uno a veces no sabe porque simplemente no se pone a indagar, no se cuestiona, y cuando lo lee -como les debe pasar a muchos con tus blog- es como ui claro, como no lo noté antes. Así que muchos te debemos eso =)

    Un beso!

    • A mí me gusta creer que es parte del proceso global, colectivo de cambio por el que estamos pasando, que nos lleva a estar tan inquietos y con tanta necesidad de ajustar el camino :-)

      Muchas gracias por tus palabras. ¡Beso!

  15. Miguel Ángel

    Hola Mariana : )
    Hace poco estuve en una charla que diste y la verdad fuiste encantadora. Lamentablemente yo aun sigo siendo un poco tímido y aunque en un momento te tuve al lado no fui capaz de saludarte y darte las gracias. Porque realmente me sentía así, agradecido, tu blog a significado un impulsor muy grande en mi educación para una vida sostenible y te admiro demasiado. La próxima vez que te llegue a ver no dudare en decirte esto en persona, sos una increíble y muy valiosa persona.

    Gracias

    • ¡Hola Miguel Ángel! Qué pesar que no te hayas animado a saludarme, pero espero que la próxima vez sí lo hagas :-) Me alegra mucho saber que mi blog te ha resultado útil. Muchas gracias por todas esas cosas bonitas que me dices. ¡Un abrazo!

  16. Hola Mariana,

    Quiero agradacerte por tu enorme labor xra con el planeta, Gracias a tu Blog he empezado a hacer pequeños cambios en casa con mi família, todo a un ritmo lento xro seguro.

    Tambien decirte q te deseo lo mejor xra esta nueva etapa en el Blog y x ende en tu vida personal.

    Sigo leyendo y compartiendo!

    Un abrazo!!

    • Me alegra muchísimo saber que mi blog te ha resultado útil en ese proceso. Muchas gracias a ti por pasar por aquí a leer, y por tus buenos deseos. ¡Un abrazo!

  17. Camila

    ¡Hola! Sigo sin poder creer que existe tu blog y que haya una persona con una energía tan bonita viviendo en mi misma ciudad!! Valoro muchísimo lo que haces, no sabes cuánto has revolcado mi mente con todas tus publicaciones. Espero que te vaya muy bien en este nuevo camino y poder leerte hasta el fin de los tiempos. :)

  18. susanne

    gracias Mariana por tu dedicación y todo lo que aportas…

    te propongo otra opción más :

    un botón “donación” para poder hacer mas sostenible tu blog
    y así quien quiere te puede apoyar

    un abrazo desde Ibiza

    • Muchas gracias por la idea, Susanne. Hay una opción que he considerado que es algo así como una donación, pero que lleva a un intercambio, para que las personas que aportan también reciban algo que les resulte útil, o valioso de alguna manera. Tengo que estudiarla para ver cómo ponerla en funcionamiento, cuando salga de toda esta fase del taller online que en este momento necesita toda mi atención :-)

      ¡Un abrazo!

  19. Los que la leemos, la estaremos esperando! Me gusta mucho leerla, la quiero mucho

  20. Enhorabuena por tu decisión. Entiendo perfectamente que quieras compartir los procesos y los pensamientos que te han llevado a escribir este post, me parece tan lógico y tan natural que cobres por los maravillosos servicios que no haría ni falta explicar el por qué, aun que sigue siendo bonito leer tu proceso y como has llegado a esta decisión.
    Para mi era era cuestión de tiempo que sucediese, me parece un acierto de lo más valiente, coherente y respetuoso contigo.

    Un abrazo

    • ¡Muchas gracias, Celia! Para mí era importante compartir esto como parte del proceso, y me da mucha alegría ver que a ti (y a todas las lectoras que me han escrito hasta ahora) les parece que tiene sentido :-) Me motiva mucho más a seguir, sintiendo tanto apoyo.

      ¡Un abrazo!

  21. AbaBoles

    Hola bonita!
    Yo conocí tu blog hace cosa de un mes y lo he leído entero, y me he apuntado a los lunes sin carne, y me he comprado una taza de acero para llevar el café y pajitas de acero también… quiero decir q me has inspirado mucho.
    Esta última entrada me parece tan sincera! Tus post son geniales y súper educativos. Mi padre me dice q me están engañando cuando le hablo de hacer la salsa de tomate en lugar de usar comprada o cuando le hablo de la ganadería y los gases de efecto invernadero. Pero gracias a tu blog puedo “defenderme” y dar una buena explicación de por qué hago las cosas.
    Este verano mis padres dieron una fiesta. Mi madre quería Poner vasos platos y demás de usar y tirar. Después de leerte sobre eventos sostenibles, los Logré convencer a base de insistir y acabaron comprando platos de cerámica y vasos de cristal! Me sentí tan feliz y les di la gracias 😊

    Te seguiré leyendo y revisaré otra vez tus entradas anteriores porque las leí muy deprisa y sé que tienen mucho contenido para saborear tra vez.

    Tengo q mirar lo de los talleres a ver si puedo compaginar con mis horarios y familia, ero te aseguro q seguiré visitando cualquier cosita es cariño.

    Eres guapa por dentro y por fuera. Me encanta que en el mundo haya gente como tú. Me da esperanza y seguridad.

    Un beso fuerte desde La Mancha (tierra de don Quijote 😉😘)

    • Ayyy, ¡qué alegría leer todas eso que me cuentas!

      Te mando un abrazo enorme, gracias por todas esas cosas tan bonitas que me dices ♡

  22. Creo que el proceso que estás pasando es algo natural, y hermoso, al fin y al cabo, ya que los blogs son espacios personales (públicos) y deben crecer y adaptarse a cada situación. Me apunto ya al taller, que seguro que merece la pena.

    Besos,

  23. Celeste

    Hola Mariana! La incomodidad nos hace movernos y avanzar y me alegro mucho x ti que estés recorriendo este nuevo camino. Hace poco que sigo tu blog pero para mi fue la entrada un mundo sostenible maravilloso, desde un lugar que no me había planteado antes. Realmente espero que puedas concretar con éxito este nuevo proyecto. Tengo la esperanza de que el trabajo como lo conocemos tradicionalmente se transforme en un compartir creativo y amoroso… y veo que vos ya vas por ese camino! Te deseo lo mejor!♡

    • Así es, si hay algo que tengo claro es que todo este proceso de cambio, por difícil (y hasta doloroso) que resulte, es necesario para que surjan cosas nuevas. Me alegra mucho saber que te ha gustado lo que encuentras en el blog ♡ ¡Un abrazo!

  24. Hola Mariana.
    Hace poco que descubrí tu blog y gracias a ti y a otros del colectivo Hola Eco, ya han empezado los cambios para tener un hogar más sostenible en mi casa y mi familia. También estoy en un proceso de cambios y me parece genial la decisión que has tomado.
    Debo decir que tus entradas sobre la copa menstrual me sorprendieron muchísimo, no sabía que existía algo así y voy a probarla. No sólo por mí, también por mi hija que aunque ahora es pequeña, en algún momento le vendrá bien conocer esta maravillosa opción.
    Por supuesto seguiré atenta al blog y todo lo que emprendas.
    Un abrazo desde Sevilla, España.

    • ¡Hola Miriam! Qué buena noticia, no sabes cuánto me alegra saber que mi trabajo (y el de todos mis colegas de holaeco.com) está resultando inspirador para tu proceso. Qué bueno que te animes a probar la copa, y genial si eso lleva a que tu hija, llegado el momento, también la use… imagínate la cantidad de basura —¡y dinero!— que ahorran entre las dos :-)

      ¡Un abrazo!

  25. carmen

    Es la primera vez que leo sobre la evolucion de un blog desde una perspectiva humana y abierta sin excusas…. el blog es una especie de ser vivo que necesita cambiar, descansar y replantearse. Mariana tu trabajo es muy valioso y aun mas porque hasta ahora lo has compartido desinteresadamente. Yo valoro mucho tu trabajo, las fotos y todo lo que ocurre tras bambalinas. Animo y los mejores exitos en tu vida y el blog y todo : )

  26. Juliana

    Hola Mariana!
    Soy una de esas personas qué pasa desde hace años “silenciosamente” a leer tu blog y siempre ha sido un placer, no solo por los temas que abordas, las recetas (de las cuales ya hecho algunas), las experiencias que compartes, sino también por lo bello de las publicaciones: las fotos, la tipografía, los colores, los dibujos…Ay es que todo es tan lindo!
    …Yo voy paso a paso intentando hacer mi vida más sustentable y mucha de esos pequeños pero grandes cambios son gracias al blog, así que espero vengan grandes cosas a tu vida para que puedas seguir inspirándonos.
    Un abrazo desde Argentina!

    • ¡Gracias, Juliana! Qué alegría saber que te gusta lo que comparto aquí, le pongo mucho amor ♥
      ¡Un abrazo!

  27. ¡Hola, Mariana!

    No sabes la inmensa alegría que me produce pasar por este bello rinconcito después de tanto tiempo, he estado dos meses disfrutando a tope del verano y siempre es un placer regresar y darme cuenta de que los rincones llenos de magia como este siguen transmitiéndome tantas emociones. Gracias, de verdad, por eso. Por estar constantemente promoviendo iniciativas sostenibles y transmitiendo tanto buen rollo.

    En cuanto al post, debo decirte que me gustan mucho los cambios que vas a hacer. Con el ritmo que llevas es lógico que te falten a veces las fuerzas y el tiempo, así que mucho ánimo. Me alegra que no dejes el blog porque, aunque haya llegado hace poco, me encanta pasar por aquí. A veces es muy necesario bajar el ritmo y conectar con una misma desde la tranquilidad para seguir produciendo contenido de calidad. Creo que es mucho mejor bajar la frecuencia de publicación que publicar a menudo, pero bajando la calidad. Estaré pendiente de los cambios y del camino que vayas andando. ¡Gracias por tanta magia!

    Aprovecho para avisarte de que he vuelto al blog con mucha fuerza y ganas de seguir escribiendo de nuevo, por si quieres echarle un vistazo. Pero vamos, que ninguna obligación 😉. Yo, con haber pasado por aquí, ya soy feliz.

    ¡Un abrazo enorme, cuídate! ❤

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *