Mi rutina de cuidado facial

Mi rutina de cuidado facial

Como te había contado antes, cuando era chica sentía una extraña fascinación por los cajones del baño de las mujeres adultas: montones de productos faciales, todos esos empaques, texturas, perfumes, promesas de pieles perfectas; me imaginaba el momento en que los cajones de mi baño fueran como esos, llenos de cremas que salían en las revistas. Cremas que usaban las actrices y modelos. Cremas famosas.

Afortunadamente con el paso del tiempo fui descubriendo que el marketing suele ser un “amante cruel”, que nos enamora sólo para aprovecharse de nuestras debilidades… debilidades que él mismo se encarga de incrementar, repitiéndonos hasta el cansancio que nuestro pelo podría ser más suave y más brillante, que nuestra piel debería ser para siempre joven, y que deberíamos salir corriendo a comprar todo lo que sirva para esconder nuestras manchas, arrugas e “imperfecciones”. De hecho una vez leí una frase (no recuerdo quién la dijo) que me pareció dolorosamente real; era algo así: “si a las mujeres se les enseñara a estar contentas con su aspecto, las más grandes industrias del mundo se irían a la quiebra”. Mal.

Y no sólo eso… poco a poco me fui dando cuenta de que todos esos productos que venden para nuestra “belleza” suelen ser mezclas cargadas de ingredientes de dudosa reputación, son probados en animales por medio de técnicas absolutamente crueles (si le hicieran lo mismo a un humano hace rato estarían en la cárcel), y generan un impacto ambiental enorme desde su producción hasta el final de su ciclo de vida, cuando todos esos envases súper atractivos van a parar a la basura. ¿Cuánta fealdad podemos esconder detrás de nuestra búsqueda incansable por la belleza? Los humanos somos animales muy raros…

Por eso empecé a experimentar con ingredientes básicos…

En fin. El caso es que hace tiempo decidí que no quiero tener nada que ver con ese mundo. No quiero darle mi plata a una industria que se lucra con la inseguridad de las mujeres —y de los hombres, cada vez más—, que tortura a los animales en nombre de la “belleza” y que nos promete “recuperar la salud” de la piel mientras acaba con la salud del planeta. Por eso empecé a experimentar con ingredientes básicos y así, lentamente, he creado mi propia rutina de cuidado facial que no tiene nada que ver con grandes marcas, es 100% libre de crueldad (no hay pruebas en animales ni ingredientes de origen animal) y genera poco o nada de residuos. Buena para mí, para los animales y para el planeta… ¿se puede pedir algo más?

Y hoy te quiero contar en qué consiste esa rutina. No lo hago esperando a que la adoptes al 100%, pues cada piel es diferente y se beneficia de cosas distintas, sino para darte algunas ideas que tal vez te puedan resultar útiles en la creación de tu propia rutina de cuidado, y para que veas que no es difícil mimar la piel con ingredientes más amables. La divido así: limpieza, hidratación y mimos adicionales. Aquí va:

Limpieza

Antes usaba un limpiador de Eucerin y tónicos de Nivea o L’Oreal (aplicados con copos de algodón desechable, obvio). Estaba convencida de que si usaba jabón en la cara se me iba a poner la piel como un zapato viejo y que si dejaba de usar el tónico X o Y me iba a llenar de granos. Y no fue el caso.

Ahora me lavo la cara en la ducha con el mismo jabón artesanal que uso como champú (¡me gustan las cosas versátiles!), y en la noche uso un tónico de vinagre de manzana que hago yo misma (1 parte de vinagre × 4 partes de agua), aplicándolo con un disco reutilizable de tela de algodón. He probado diferentes concentraciones de vinagre en el tónico y ésta es la que más me ha gustado, pero se puede ajustar al tipo de piel: más concentrado para pieles más grasas, o más diluido para pieles más secas y sensibles.

Limpieza facial

Me maquillo poco, pero cuando lo hago uso aceite de coco como desmaquillante, aplicándolo directamente en la piel con los dedos y limpiando con un disco de tela empapado con agua. ¡Así de simple!

Antes usaba cremas hidratantes de Eucerin, Avène, Cetaphil o de otra marca que ya ni recuerdo. Tengo la piel mixta (tirando más a seca que a grasa) y sensible, y me ponía nerviosa la idea de probar cosas que no dijeran “piel sensible” o “piel mixta” en la etiqueta, como si eso fuera garantía de algo…

En algún momento leí sobre el uso de aceite de coco como hidratante y me decidí a probar, aprovechando que tenía un frasco de aceite que había comprado para una receta. Lo hice en la noche porque me daba la sensación de que iba a quedar como si me hubiera dado un baño en un sartén para freír, y —debo confesar— lo hice temiendo que iba a despertarme invadida de granos en la cara. Pero no fue así… el aceite se absorbió rapidísimo y me desperté sintiendo la piel suave e hidratada.

Sé que no a todo el mundo le funciona, pero yo ya no cambio a los aceites por nada. Ahora uso aceite de rosa mosqueta, de jojoba o de coco en la mañana, y en la noche uso una mezcla (hecha en casa) de aceite de macadamia, argán y árbol del té, o una mousse (también hecha en casa) de manteca de karité y aceite de coco.

Hidratación

Cada aceite tiene propiedades distintas, y puedes hacer mezclas hasta el infinito y más allá, según lo que tu piel necesite y lo que veas que funcione. Se necesitan apenas unas gotas para hidratar toda la cara y el cuello así que rinden un montón, y por lo general vienen en envases de vidrio que se pueden reutilizar para hacer nuevas mezclas después.

Mimos adicionales

Siempre fui medio floja para el tema de mascarillas, exfoliantes y todo eso… creo que en parte porque me parecían ridículamente caros los tratamientos que vendían las mismas marcas que usaba para cremas y limpiadores (y es que lo son). Así que, cuando descubrí la cantidad de cosas que se pueden hacer con ingredientes que se tienen en casa, descubrí también cuánto disfruto esos cuidados adicionales y cuánto bien le hacen a la piel.

Sólo un par de veces compré mascarillas comerciales, y fue hace tanto tiempo que ya ni recuerdo de qué marca eran. Ahora aprovecho ingredientes que tengo en casa para hacerme mascarillas un par de veces por semana (aunque la verdad es que no soy muy constante y a veces paso varias semanas sin hacerme ni una).

Uso caolín (con el que también preparo mi propio talco), vitamina C, aloe y cúrcuma, según lo que tenga a la mano. Con el caolín hago una pasta mezclándolo con agua, es absorbente y ayuda a balancear la piel y a quitar el exceso de grasa.

La vitamina C la disuelvo en agua (a un 10% más o menos) como tratamiento nutritivo; aumenta la producción de colágeno, reduce los efectos de la exposición al cloro (en las piscinas, por ejemplo) y se dice que también ayuda a mantener un tono más parejo en la piel y a reducir las manchas generadas por el sol.

El aloe lo uso así tal cual como viene de la planta. Suelo tener una rama en la nevera a la que le voy cortando pedacitos, y lo aplico en la cara como si fuera una crema. A veces me lavo la cara después de un rato, a veces me lo dejo toda la noche.

Con la cúrcuma también hago una pasta mezclándola con aceite de coco, la aplico, la dejo actuar un rato y me lavo bien la cara después de usarla. Esta da susto porque deja la piel amarilla, pero es cuestión de aplicarla en la noche y lavar bien después. Sirve también para las manchas en la piel.

Mimos adicionales

Se pueden hacer también mascarillas con avena, aguacate, banano, y con otro montón de cosas que tenemos en casa, pero estas que te cuento son las que uso yo.

raya

¿Y el resultado? Mi piel está sana y menos “mañosa” que cuando usaba todos esos productos comerciales. No le estoy poniendo aditivos sospechosos a mi cuerpo, evito completamente las pruebas en animales, puedo “tunear” las recetas según me parezca, genero muchísima menos basura y ahorro plata. Hasta ahora no le veo ni media desventaja.

Todo esto es el resultado de un proceso de búsqueda, de prueba y error. Esta es la rutina que encontré que funciona bien para mí y para mi tipo de piel, y puede que no funcione para ti (o al menos no al 100%); pero, como te dije al principio, mi invitación no es necesariamente a que “copies y pegues” mi rutina, sino a que empieces tu propia búsqueda y le pierdas el miedo a los ingredientes básicos, y así poco a poco vas a ver que para cuidar la piel no necesitas empaques suntuosos, pruebas en animales, componentes impronunciables ni marcas famosas.

Te recomiendo la mini-guía que publicó hace tiempo Ana, de Orgánicus, con algunas cosas que debes tener en cuenta para entender el mundo de los cosméticos. Y bueno, todo su blog, que ha sido clave en mi propio proceso de búsqueda y experimentación.

¿Cómo es tu rutina de cuidado facial? ¿Has probado alguna de las cosas que menciono? ¿Cuáles son tus ingredientes favoritos? ¡Te espero en los comentarios!


Importante: cada piel es diferente, y si bien estas cosas han funcionado 100% para mí, eso no necesariamente significa que funcionen 100% para ti. Siempre que vayas a probar un nuevo producto (sea comercial o hecho en casa) es importante que lo pruebes en una zona pequeña de la piel, por si acaso genera alguna reacción no deseada. Y también, por supuesto, si alguna cosa que usas genera una reacción desfavorable, deberías descontinuar su uso.

Compartir es lindo ♥ Share on FacebookPin on PinterestShare on Google+Tweet about this on Twitter

66 Comentarios

  1. Belu Bule Bule

    Yo no encuentro una buena rutina facial. Limpio la piel con jabón de aguacate y genial, pero con la hidratación tengo un problema. He probado varios aceites esenciales y nada me convence, por las mañanas me levanto con picores en la piel :( Además, tengo la sensación de que mi piel envejece muchísimo más rápido de lo normal, aunque es difícil no tener esa sensación cuando te venden mujeres 40 años mayores que tú con piel de bebé. ¡Tampoco quiero eso! Tendré que probar el aceite de coco :)

    • Lo de la publicidad es un rollo, a mí también me pasa. Tengo una piel sana, y aún así los anuncios me hacen mella… todo ese Photoshop sólo le cae bien a los bolsillos de los fabricantes de cosméticos, mientras que a nosotros nos hace mierda psicológicamente.

      ¿Qué aceites has probado? A mí me han funcionado muy bien el de coco, el de jojoba y el de macadamia. Estos dos últimos se pueden usar como base, y añadir algunas gotas de otros aceites (argán, árbol del té, lavanda, etc). ¿Has probado el aceite de aguacate? Yo no, pero si te ha funcionado bien el jabón, tal vez también te resulte bien aplicándolo como hidratante :-)

      ¡Un abrazo!

  2. Hola Mariana,
    Te leo hace tiempo y tu blog no tiene desperdicio.. Tengo muchas ganas de probar tus métodos y recetas de cosméticos, pero a veces la rutina te absorbe y una no se hace el tiempo.
    Por suerte los tengo a mano para cuando sea el momento.

    Gracias por compartir tus experiencias.

    Saludos :)

    • ¡Hola Chaby! Me alegra mucho que disfrutes el blog, y que encuentres cosas útiles. Espero que muy pronto de decidas a dedicarte ese tiempo a ti misma :-)

      ¡Un abrazo!

  3. AngelicaV

    ¡Hola Mariana!

    Creo que no debemos poner nada en nuestra piel que no nos comeríamos. Por que como tú misma lo has dicho, todos esos productos tienen muchísimos ingredientes de los cuales no tenemos ni idea y no parecen muy confiables.
    Yo uso el aceite de coco para humectar la piel, para blanquear los dientes,como bloqueador solar (aproximadamente el 75% de los protectores solares comerciales contienen químicos tóxicos que están vinculados con el cáncer), para limpiar mi cara al final del día,después de estar expuesta a agentes externos como la contaminación y los cambios climáticos. Tiene muchos usos este aceite y es… ¡delicioso!
    También uso el agua de rosas en las mañanas. Me gusta mucho por que suaviza la piel, controla el Ph y equilibra la grasa.
    Uso también la cáscara del banano para remover celular muertas, blanquear dientes y piel, y he visto buenos resultados en personas con acné.

    Estoy probando la mezcla de Aceite de coco con bicarbonato como crema dental. Hasta el momento he notado mis dientes mas blancos y tengo una sensación de limpieza que con la crema dental comercial nunca tuve.

    Y bueno, Eso es todo. Voy a probar esos productos que recomiendas. ¡ Muy buen Artículo! :)

    • ¡Hola Angélica!

      El aceite de coco es súper versátil, ¡a mí me encanta! :-) Me cuentas cómo te va si te decides a probar algunos otros de los “protagonistas” de mi rutina. ¡Un abrazo!

  4. Alejandra Fonseca

    Muchas gracias por los datos!

    Yo estoy usando el aceite de coco en las noches con un masaje, y he notado la diferencia. También tenía temor de que me aparecieran granos, pero todo lo contrario, al parecer este aceite es antibacterial.

    Por otro lado, como tónico he usado el agua de rosas y también me ha funcionado muy bien.

    Quisiera preguntarte algo, que producto usas para protegerte del sol? cómo podríamos reemplazar el bloqueador solar?

    • ¡Hola Alejandra!

      A mí me pasó lo mismo… el aceite de coco me mantiene “bajo control” unos granitos chiquitines que a veces me aparecen en la frente. ¿Qué agua de rosas usas? Yo lo usé hace mucho tiempo, pero descubrí que el que compraba no tenía nada “de rosas”, era un agua con glicerina y colorante :-S

      Para el sol uso todavía un bloqueador comercial (de una marca que no hace pruebas en animales y que usa materiales reciclados para los empaques). Eso sí, lo uso sólo cuando me voy a exponer al sol de manera “peligrosa”, pues no toda la exposición al sol es mala (y de hecho es súper importante para la síntesis de la vitamina D).

      Todavía no me siento suficientemente confiada con las recetas de bloqueador DIY, particularmente porque la única manera de confirmar si funcionan es exponerme a una quemadura de sol, y cuando me expongo al sol es porque, por ejemplo, voy a nadar, así que me da nervios usar algo que no resista bien al agua. Igual es algo que con toda seguridad quiero probar, tengo que sacarle el rato a hacer ensayos :-)

      He tenido ganas de probar esta receta (eliminando la cera de abejas), pero me falta conseguir el zinc. Si te animas a probarla (y te me adelantas), me cuentas qué tal te va.

      ¡Un abrazo!

      • Alejandra Fonseca

        Mariana, muchas gracias por tu respuesta!

        Y la verdad que si me sirvió…me puse a revisar el agua de rosas, que lo traje de México, no tiene prácticas de crueldad animal en su fabricación, pero contiene glicerina. (eso no es bueno??)

        Por otro lado, también uso un bloqueador similar al que describes. Trataré de fabricar el mio, cuando tenga todos los ingredientes.

        Un abrazo y me encanta tu blog!!

        • ¡Hola Alejandra! La glicerina funciona como humectante, así que mientras no tengas alguna alergia no tendría que haber problema. El asunto es que el agua de rosas se supone que es eso: agua con pétalos de rosa. Sin embargo, muchas de las “aguas de rosas” que se comercializan son realmente agua con glicerina (y nada de rosas), que tú misma podrías preparar en casa, ahorrándote mucha plata, un montón de empaques, y todos los ingredientes “inesperados”. La glicerina puede ser de origen animal o vegetal, así que eso es algo que también vale la pena tener en cuenta.

          Yo creo que me voy a animar a preparar el bloqueador pronto. Cuando tenga noticias seguro las comparto por aquí :-)

          ¡Un abrazo!

  5. Hola Mariana:

    Tengo muchas preguntas pero por ahora quisiera saber dónde consigues los aceites aquí en Medellín porque yo he buscado (debo confesar que no muy bien) y no es tan fácil, ni tan barato ¿puedes ayudarme?

    Besos

    • ¡Hola Sara! El aceite de coco lo compro en el Caunzal (en la plaza mayorista, es donde sale más barato), y los de jojoba, argán y otros esenciales los compro en Biocorp. Espero que te sirva el dato. ¡Y pregunta todo lo que quieras! :-)
      Un abrazo.

  6. Fernanda

    Hola Mariana!
    Quería saber que tela utilizas para los discos de tela?

    Saludos! Y un abrazo, me encanta tu blog!

    • ¡Hola Fernanda! Uso algodón perchado :-)
      Me alegra mucho que te guste el blog, ¡gracias por pasarte por aquí!

      ¡Un abrazo!

  7. Yo antes me exfoliaba el rostro con una mascarilla de huevo y papel (Si, ponía clara primero, luego papel de cocina y sobre el la yema), lo dejaba 30 minutos y luego lo despegaba, ahora uso un exfoliante de Avon, pero extraño mi mascarilla exfoliante :/ y de limpiador uso una dos en uno de Avon, eso si, para hidratar aceite de almendra, es con lo que mejor me ha ido, vere si remplazo el tonico con lo del vinagre de manzana, resulta mas practico.
    Buen post
    Saluditos :3

    • No sólo es más práctico… tienes control sobre lo que le estás poniendo a tu piel (no la lista interminable de ingredientes que tienen los productos comerciales). Además, Avon hace pruebas en animales, una práctica cruel y absurda que ni siquiera tiene beneficio para los humanos.

      Como exfoliante puedes usar bicarbonato de sodio cada dos semanas (aprox, dependiendo de tu piel). Te sale más barato, y no hay maltrato a los animales de por medio. Siempre hay alternativas más amigables, sólo hace falta buscarlas un poco.

      ¡Saludos!

  8. natalia lara

    Mariana una pregunta, como podemos identificar los aceites en mayor porcentaje naturales, mi duda siempre es será que este es natural, de hecho el de coco busco prepararlo yo misma, y los demás? cómo identificar que sean en gran medida naturales?

    • ¡Hola Natalia! Primero, vale la pena recordar que la palabra “natural” podría aplicarse a muchas cosas… el petróleo es natural, por ejemplo, pero igual no es deseable que esté en los productos que aplicamos en la piel. Los aceites de coco que he visto que venden en Colombia (por lo menos los que he visto hasta ahora) son todos de producción local, pero sé que algunos añaden BHT, que es un conservante (y que algunos estudios afirman que es tóxico). El asunto es que no aparece en la lista de ingredientes, así que es prácticamente imposible saber cuáles lo tienen y cuáles no; y lo mismo es cierto para prácticamente cualquier producto… incluso si los haces tú misma, es muy difícil poder estar 100% seguros del origen de las materias primas, así que siempre, de una u otra manera, estaremos lidiando con algo de “incertidumbre”… y por eso creo que es importante conocer pros y contras de diferentes productos, pero tratar de no volverse loco en el proceso, que cosas “perfectas” no vamos a conseguir :-P

      Lo ideal es que te fijes en la lista de ingredientes, y que trates de conseguir productores de confianza, pero (como te digo más arriba) también hay que tener en cuenta que sí o sí va a haber algunas cosas que estén fuera de tu control. No sé si resuelvo tu duda, o si me enrede mucho jajaja. Si necesitas algo más, o tienes preguntas puntuales sobre las marcas que uso yo (o algo así), si quieres mándame un correo y te doy más datos. ¡Un abrazo!

  9. Gracias por compartir, y cuidar a la Madre Tierra.
    Soy 1 hombre maduro, y me apunto a vuestra búsqueda de lo mejor para Todos.
    mucha salud

  10. Elena Giraldo

    Hola Mariana, sigo tu blog en Facebook y hoy apenas me puse a leer de todo…la verdad esta muy interesante.Yo soy afiebrada con los champú y tratamientos pero también quiero ser amable con el planeta y los animalitos.

    Vi que en las instrucciones del el champú en barra, usas el aceite de coco de essensce,pero luego también vi que comprabas otro en la mayorista cual es mejor?…yo pego viaje si es necesario jeje..interesante el dato de los aceites en biocorp trabajo cerca de ahí :)

    Un abrazo y gracias por compartir cosas bonitas que nos hagan sentir mejor :)

    • ¡Hola Elena! Hasta ahora no he notado ninguna diferencia importante entre marcas de aceite de coco… lo que varía es el precio, y en la mayorista es donde sale más barato. En el Caunzal tienen servicio a domicilio, y venden frutos secos, semillas y especias, así que puedes aprovechar para pedir otras cositas y que valga la pena el viaje del domicilio :-)

      Me alegra mucho saber que te gusta el blog, y que te resulta útil. ¡Un abrazo!

  11. Marina

    Hola Mariana! Quería preguntarte cómo aplicas el aceite de coco en el rostro. Lo utilizas en su versión líquida o cuando ya está solidificado? Lo aplicas con tus dedos directamente sobre la cara o lo haces con un disco de algodón? Gracias, me encanta tu blog.

    • ¡Hola Marina! Da igual si está líquido o solidificado (si está sólido es cuestión de frotarlo un poco con los dedos para obtener la cantidad que necesitas aplicar). Lo aplico con los dedos directamente sobre la cara. Me alegra mucho que te guste el blog :-) ¡Saludos!

  12. Melissa Dermatóloga

    Desde el año pasado muchísimas bloggers han escrito sobre las bondades de la cosmética “natural”. Y desde el año pasado he tenido a decenas de jovencitas en mi consulta por el uso de mascarillas como la de aceite de coco y curcuma, que al inicio suena maravillosa pero puede causar reacciones adversas de leves a moderadas. Por otro lado, el aceite mineral es oclusivo, causa reacciones alérgicas en muchas personas, es un agente comedogénico y puede agravar condiciones preexistentes, hay que tener mucho cuidado con su presencia en formulaciones de aceite de rosa mosqueta, jojoba, etc. Cada piel es un mundo.

    Como profesional de la salud me alegraría ver que le recomiende a sus lectores un test de sensibilidad antes de empezar a usar cualquier clase de ingrediente. Se ahorran la consulta con el dermatólogo y se evitan un mal rato.

    • Muchas gracias por tu comentario Melissa. Muy importante lo que mencionas sobre el test de sensibilidad (que realmente debería aplicar siempre, para productos comerciales o hechos en casa), lo añadiré como sugerencia. ¡Saludos!

  13. Angélica R.

    Hola Mariana:

    Mil felicitaciones por el blog, está maravilloso !

    Tengo una pregunta, después de hidratarte la cara con el aceite de coco en la mañana te aplicas algún tipo de protector o bloqueador solar? cuál?

    Gracias

    • ¡Muchas gracias Angélica! :-)

      Sí, aplico bloqueador solar, aunque no todos los días (cuando me voy a quedar en casa me quedo con la hidratación y ya). Ahora estoy usando un bloqueador de una marca local que no hace pruebas en animales, si quieres te mando el dato al correo (que prefiero evitar que mis comentarios se entiendan como publicidad), aunque no sé si se consigue en otros lugares, aparte de Medellín. Me cuentas, ¡un abrazo!

  14. Hola, acabo de descubrir tu blog y me encanta. Muchas gracias por tus consejos y recetas!
    Una pregunta sobre el aceite de coco, es el aceite de coco que venden en las tiendas de alimentos (lo compré en una tienda ecológica) que es como una pasta blanca verdad? o hay más versiones?
    Gracias
    Un saludo

    • ¡Gracias Alicia! Me alegra mucho que te guste mi blog.

      Sí, es ese mismo aceite de coco. Esa pasta blanca a veces se convierte también en líquido transparente… según la temperatura. El aceite de coco se solidifica a temperaturas menores a 24ºC, así que no te extrañes si después lo ves cambiar de consistencia :-)

      ¡Saludos!

  15. Mariam Zamora Alvarez

    Hola Mariana! Siempre leo tus publicaciones, me parecen muy interesantes, muchas gracias por compartir todas estas cosas con el mundo!! Yo queria contarte que también utilizo una mascarilla con harina de garbanzo, tumeric y aceite de almendra, es riquisima para hidratar y darle luminosidad a la piel, por si quieres probarla. Por otro lado quería preguntarte ¿cómo haces los algodones reutilizables? Me encantaría poder hacer para mí, ya que los desechables son muy caros en Costa Rica y se acaban rapidísimo. Y mi última pregunta esta relacionada con el bloqueador solar que utilizas, yo también voy a nadar y se acaba de terminar el que utilizaba (era de la marca umbrella), quiero asegurarme de que el próximo que utilice no haga prueba en animales, me podrías mandar el dato por correo?
    Muchas gracias! :)

    • ¡Hola Mariam! Me gusta mucho la receta que me cuentas, voy a probarla a ver qué tal me va :-)

      Los algodones reutilizables los hago juntando dos trocitos de tela y uniéndolos con la máquina de coser. Si no tienes máquina de coser, puedes probar uniéndolos con unas cuantas puntadas a mano, creo que pueden funcionar muy bien también. Busca una tela tan suave como sea posible, y si es de algodón sin teñir muchísimo mejor.

      Con respecto al bloqueador, estoy usando uno de una marca de aquí de Medellín que no creo que se consiga en Costa Rica :-( En todo caso, te puedes guiar con las listas de PETA, en donde te muestran las compañías que hacen pruebas y las que NO hacen pruebas en animales. Son muy enfocadas al mercado gringo, pero salen muchas marcas conocidas y seguro te sirven de guía. ¡Un abrazo!

  16. Hola Mariana!! He descubierto tu blog y me encanta! En serio, siempre he querido encontrar un blog asi. Tengo 21 años y ya me está dando por los cuidados naturales y 0 cosméticos de tiendas. Llevo medio año lavandome la cabeza con champu de urtekram (yo no sé qué jabón usas artesanal, yo el verano pasado probé con uno que compre de árbol de te y los primeros lavados genial, parecía que me duraba el pelo mucho más tiempo limpio pero luego me empezó a salir caspa y el pelo me duraba limpio lo mismo que con champus comerciales así que lo deje y le use para la cara). En cuanto a la hidratación me he hecho un par de cremas, una con cera de abejas y aceite de oliva para las piernas y otra con aceite de almendras para la cara. Yo creo que me van bien pero una vez leí que cuando haces una crema tiene que tener un componente oleoso y otro a base de agua. Yo no he utilizado agua en las cremas, pasa algo si solo usas aceite?? Como limpieza me hice un limpiador de agua y arroz que usé una vez y la verdad que se me pudría… Para los ojos hace poco me hice una manzanilla porque leí que era bueno pero también me cabe la duda de que igual se me acabe pudriendo porque no aguante. Me gustaría encontrar un limpiador que durase un poco más.

    Luego me suscribo. Espero tu respuesta

    Un besito guapaaa

    • ¡Hola Eva! Qué bueno que hayas encontrado mi blog, y que te guste :-)

      Yo uso para el pelo un champú en barra que hago yo misma (la receta está aquí), lo uso hace como un año y me ha ido muy bien. ¿Probaste a usar “acondicionador” de vinagre de manzana después de usar el que me cuentas? Porque eso podría ayudar… tal vez te está secando mucho el cuero cabelludo, y el vinagre ayuda a que se normalice el pH.

      Para los humectantes puedes usar sólo aceites y mantecas, o hacer el mix con agua… pero en ese caso, requieres también un conservante, porque cuando hay agua en la mezcla ya tiende a podrirse muy rápido. Yo uso una hidratante que hago sólo con manteca de karité y aceite de coco, y me funciona muy bien, porque además tengo la piel con tendencia a ser seca. Si sientes que las que estás usando te funcionan bien, pues no hay necesidad de agregar agua. Eso es más que nada para hacer que la textura sea más suave, y que se absorba más rápido.

      Para limpiar la cara, a mí lo que mejor me funciona es el aceite de coco como desmaquillante, y el vinagre de manzana diluido en agua como tónico. En este caso, el vinagre actúa como conservante, así que no hay problema. Debes tener en cuenta que siempre que haya agua en una mezcla, va a tener una vida muy corta pues va a tender a podrirse, así que si haces algo con agua (diferente al tónico de vinagre) prepara sólo la cantidad que vas a usar en unos cuántos días, y mantenla en la nevera.

      ¡Un abrazo!

      • Hola Mariana. Pues encontré tu blog por una entrada en el de Ana (organicus.com) y la verdad que me gustó mucho jejeje.

        No me acuerdo si por aquel entonces me echaba vinagre así que no te sé decir. Mi madre hace jabón como tu pero ella usa el aceite de freír los alimentos. La dije que me hiciese un jabón y me dijo que si tenía sosa aunque pasaran los meses iba a ser malo y que igual me quedaba cn menos pelo del que tengo. No sé qué decirte. Probare a lavarme con los de hace un año que después de un año la sosa se ha integrado. A ver que tal me queda.

        No sabia lo de las cremas así que muchas gracias por la aclaración.

        Lo de los tónicos pues iré probando a ver que tal me va. Si haces agua de arroz te dura mucho tiempo o se pudre? Y otra pregunta, cómo haces los discos con los que te desmaquillas?

        Gracias por responderme :)

        • ¡Hola Eva! Me alegra mucho que hayas encontrado mi blog, y que te guste lo que comparto :-)

          Con respecto a lo del jabón, la verdad es que lo que he leído en todos lados es que una vez el proceso de saponificación está completo (después del tiempo de curado) la sosa ya no está presente… así como el aceite ya no está presente. La prueba más segura es la de medición de pH y cada vez que hago jabones la aplico, y siempre tienen pH casi neutro, así que no tendrían por qué ser irritantes. Si la sosa estuviera presente la lectura del pH sería completamente distinta.

          Yo no he usado agua de arroz… pero (siendo a base de agua) es seguro que termina pudriéndose pronto. Si vas a hacerla, te recomendaría que prepararas sólo lo que vas a usar en un par de días, y que la mantengas en la nevera.

          Los discos los hago juntando dos piezas de tela de algodón. De hecho me animé a fabricarlos a partir de una publicación de Ana Orgánicus. Ella tiene todo el tutorial para el DIY.

          ¡Un abrazo!

  17. Hola! quería preguntarte si conoces marcas de maquillaje que no testeen con animales de venta aquí en Colombia. En PETA hay algunas listas pero de España o de México…

  18. Paula Buriticá

    Hola, me podrías indicar por favor dónde consigues la manteca de karité en Medellin. Te agradezco mucho la información, porque deseo mucho probar la receta de mousse hidratante.

    • ¡Hola Paula! La manteca de karité la compré en Amazon. Aquí no se produce, así que sí o sí hay que conseguirla importada. Eso sí, dura un montón (la que yo tengo la compré hace más de un año, y sólo he usado la mitad). ¡Saludos!

  19. María Angélica Navarro Ponce

    Hola Mariana, hace rato sigo tu blog, y ahora me estoy preparando pues decidí no comprar más pasta de dientes ni desodorante, entonces, aun me quedan un poco de cada uno, pero debe empezar desde ya, para no entrar en desesperación cuando se acaben realmente jajaj

    Puedes ayudarme para saber como hacer la mezcla de aceites para la cara.. o es cosa de ir probando? tengo que tener algún cuidado con alguno? aunque son naturales, algunos son muy fuertes. Y como haces la mousse? la manteca de cacao también aplica en este caso en vez de karite?
    Haaa y pasta de dientes haces?

    Saludos y abrazos desde Chile.

    • ¡Hola María Angélica! ¡Qué bueno que te hayas animado a probar productos hechos por ti! Vas aver que, aunque la transición a veces pueda ser difícil, vale la pena intentarlo al menos para replantear la manera en la que usamos las cosas comerciales.

      Con respecto a tu pregunta: con los aceites para la cara, depende de tu tipo de piel y de la calidad del aceite que encuentres. A mí me ha ido bien con todos los que he probado, teniendo resultados ligeramente mejores con unos que con otros. Mi favorito en este momento es el de rosa mosqueta, pero el de jojba también me gusta mucho, y el de coco es como el “básico irreemplazable”. Pero hay que usar el sentido común, ir probando de a poco y ver cómo reacciona tu piel. La receta del mousse la encuentras al final de esta publicación. No la he probado nunca con manteca de cacao, así que no te puedo decir con conocimiento de causa… pero en teoría también debería funcionar. Si la pruebas, me cuentas qué tal te va :-)

      Con la pasta de dientes he tenido diversas experiencias, y todavía no llego a una que me convenza del todo. He probado aceite de coco con bicarbonato, caolín con bicarbonato en seco y mezclados con agua, bentonita con bicarbonato en seco y mezclados con agua, y en este momento estoy usando sólo bicarbonato, aplicado directamente sobre el cepillo húmedo. Como te digo, todavía no estoy convencida al 100%, pero esta última opción es la que me ha parecido mejor, porque es la más sencilla, la que requiere menos recursos y es exactamente igual de efectiva (al menos hasta el momento). La pasta dental es un producto particularmente difícil de cambiar, porque estamos acostumbrados a productos que hacen espuma y tienen sabor a menta, así que prepárate para salir de la zona de confort jajaja :-P

      Espero que te vaya bien con la búsqueda, me cuentas qué tal te va, y si tienes alguna otra duda con la que te pueda ayudar.

      ¡Un abrazo!

  20. Elisa Roldan

    Hola Mariana! viendo que has probado bastante con este tipo de productos (voy a empezar a hacerlo!) quisiera preguntarte, saliéndome un poco del tema, si quizá has preparado y encontrado una receta de repelente de insectos que te funcione bien. Los repelentes que venden en el mercado si que contaminan y la sensación de estar respirando veneno me parece terrible, además me preocupan mis gatos (2) he probado con una infusion de eucalipto pero no creo que funcione mucho… quisiera saber si ha ti te ha ido bien con otra cosa…

    Gracias como siempre :)

    • ¡Hola Elisa! Qué bueno que te animes a empezar a probar con cosas hechas en casa, vas a ver que las posibilidades son prácticamente infinitas. Con respecto a tu pregunta, la verdad es que no he preparado todavía ningún repelente… pero sé que lo que se recomienda es usar citronela o eucalipto en aceite esencial. Por lo general se hace la mezcla con agua y con un poco de glicerina, puedes probar con esta receta a ver qué tal te va (como te dije, yo no la he probado así que no te puedo confirmar si funciona o no).

      No me queda claro lo de los gatos, ¿estás buscando una que le puedas aplicar a ellos? ¿O es por lo que puedan inhalar? Me cuentas. ¡Saludos! :-)

  21. Hola Mariana:
    Aunque ya hacía muchas de las cosas que recomiendas, este post me reafirma lo importante que es cuidarnos y por ende cuidar nuestro entorno…
    Tengo dos pregunticas y son, ¿Dónde consigues la Vitamina C? y ¿cuánto tiempo te dejas la mascarilla de cúrcuma?
    Gracias

    • Hola Laura. La mascarilla de cúrcuma la dejo aprox. 15 minutos, pero la verdad es que no los controlo con cronómetro… así que a veces me la dejo más, a veces menos. La vitamina C la consigues en los almacenes de químicos (se llama ácido ascórbico). ¡Saludos!

  22. Adriana

    Hola Mariana,

    Te cuento que en Bogotá hay un lugar que se llama Byoriz y su propósito es hacer cosmética sin derivados del petróleo. El agua de rosas es costosa pero es 100% agua de rosas. También hay un jabón de papayuela buenismo!.
    Sin embargo por mi trabajo debo maquillarme y la verdad yo me echo bloqueador todos los días así que les recomiendo a todas si de pronto hay base y pestañina que sea lo más natural posibles por ahora uso palladio que creo es medianamente buena.

  23. Natalia

    Hola Mariana, escuche la entrevista ayer en el programa de la UdeA, me encantó tu blog, felicitaciones, yo también uso algunas cosas hechas en casa y a mis hijos les enseño a usarlas, todavía me falta un montón pero soy una enamorada del tema, tengo un hijo que es vegetariano de convicción desde los 3 años, (todo el tiempo aprendo de el y respeto sus decisiones) yo también estoy en el camino, ese no es el punto de esta sección pero quería compartirlo.

    Me gustaría saber la marca del bloqueador solar, por favor lo envías a mi correo.

    Muchas gracias por compartir tu experiencia, nos es muy útil y además confiable, porque en estos temas hay cualquier cantidad en la red y no todos son de fiar.

    También quiero sabe si tienes receta para protector de labios, yo he tratado algunas recetas pero se segregan los ingredientes.

    Mil gracias y sigue adelante.

  24. Aceite de almendras para hidratar la piel.
    Lástima que aquí en Uruguay solo lo consigo en botellitas muy pequeñas :(

    • Yo usaba aceite de almendras hace muchos años, y después no lo volví a usar, no sé por qué. Cuando se me acabe alguno de los aceites que tengo ahora, voy a probar con el de almendras de nuevo, a ver qué tal :-)
      Con respecto al tamaño… ¿has buscado en almacenes de materia prima para fabricación de cosméticos? Es posible que ahí sí encuentres botellas más grandes.

  25. Hola, Mariana!
    Intenté usar el aceite de coco como desmaquillante y los ojos me quedaron rojos como tomates hasta el día siguiente. No puse demasiado en el algodón. Alguna recomendación u otro producto natural que tenga el mismo uso?
    Saludos!

    • ¡Hola Marcela! Uy, rarísimo lo que me cuentas… ¿usaste aceite de coco puro? Porque conozco casos de personas a las que no les ha ido bien con el aceite, y resulta ser aceite mineral con aroma a coco, o mezcla de aceite mineral con coco, o cosas parecidas. No tendría por qué irritarte los ojos de esa manera, a menos que tengas una alergia particular. ¿Lo has usado en otras partes del cuerpo, como humectante por ejemplo?

      Realmente puedes usar cualquier aceite. Si tienes aceite de oliva a la mano, ese también te funcionará. Sea el que sea que uses, ten cuidado de no dejarlo entrar en los ojos, para evitar irritación. Me cuentas qué tal te va. ¡Saludos!

  26. Nayelli

    Hola Mariana,

    Leí este post cuando salió a la luz, en ese entonces yo llevaba unos meses usando sólo aceite de jojoba, mis toallitas faciales reutilizables y buscando más opciones. Regresé hoy porque fui víctima del marketing por algún tiempo pero, afortunadamente, mi alma se resiste y vuelvo a lo natural, sano y más barato, así que necesitaba ideas. Yo me estoy lavando el cabello con jabón de canela, pero no sé qué tan astringente resulte para el rostro, así que iré preparando mi shampoo “el conejo feliz” (el desodorante ha sido todo un éxito y ahora ando por probar el de spray), por lo pronto, me lavaré el rostro con el poco gel facial que aún me queda.

    Por otro lado, he venido siguiendo tu blog y me encanta la forma en que evoluciona. Por fin me atrevo a comentar porque tengo una imperiosa necesidad de agradecer que compartas, así como tus ganas de cuidar el mundo. Gracias por inspirar.

    • ¡Gracias Nayelli! Me alegra mucho saber que encuentras cosas inspiradoras aquí ♡ Y espero que te vaya bien con esa búsqueda de una rutina que no sea dictada por el mundo comercial ;-)

      ¡Un abrazo!

  27. Ludmila

    Hola Mariana que otro jabon que no sea artesanal puedo utilizar porque soy de Argentina y busque pero no encontre. Gracias por animarte a decir esto del marketing y no ser como otra gente que recomienda productos solo porque les pagan y vos demostras que las cosas naturales siempre son las mejores. Te mando un beso!

    • ¡Hola Ludmila! Los jabones artesanales pueden ser más difíciles de conseguir (porque no están en los supermercados) pero vale la pena que sigas buscando, que seguramente en tu zona encontrarás a alguien que los fabrique. Los jabones comerciales suelen traer muchos ingredientes que tu piel no necesita, y además suelen tener empaques más voluminosos, y pueden haber sido probados en animales. Si no encuentras jabones artesanales (aunque estoy segura de que terminarás por encontrarlos) vale la pena que te animes a preparar los tuyos :-)

      ¡Un abrazo!

  28. gluuuuoria

    Hola nena! este blog cada vez me sorprende más, que emoción! gracias por compartir tu rutina. hace poco empecé a hacer mis propios productos, descrubrí la maravillosa manteca de karité y el aceite de coco. también ensayé con marcas que tuvieran los sellitos cruelty free, vegan, organic… y me topé con una que al parecer practica al pie de la letra la producción biocosmética y es local.
    decidí comprarme un par de productos, los usé y resulta que desperté llena de granitos! entendí que al no ser probados en animales ni en humanos (afortunadamente!!!) era un riesgo que debí preveer. la historia no termina ahí. una buena amiga de bogotá vino a visitarme (casualmente trabaja en una empresa de químicos) le conté del producto y decidió usarlo. el resultado en ella fue peor!! un sarpullido rojo y caliente en su cara :o :o :o. llevó dicho producto a su empresa y allí se dieron cuenta que tenía una especie de jabón que no estaba especificados en la etiqueta y supuestamente es un producto natural a base de aceites vegetales.
    por tratarse de marcas, no se si te interese mucho el tema. queda claro que lo mejor es hacerlos en casa y ensayar en uno mismo. únicamente te agradecería que me aconsejes sobre qué puedo hacer en este caso. ir con mi mejor actitud y tratar de que me den una explicación satisfactoria?

    :)

    • Ayyyy, bueno, es que cada piel es un mundo… yo hace tiempo me compré un lápiz para los ojos de una marca súper responsable y bonita, que le ha funcionado bien a varias personas que conozco, y a mí me irrita MAL.

      El hecho de que no hayan sido probados en animales no necesariamente implica que tienes riesgos de irritación… así como las pruebas en animales no garantizan que no vayas a tener efectos secundarios. Es más una cuestión de ingredientes adecuados para cada tipo de piel.

      Lo que me dices del ingrediente que no aparece en la etiqueta sí me parece mala señal, y creo que es importante que lo comentes con ellos, para que te expliquen qué pudo haber pasado (y si no, al menos, para que sepan que estas cosas no pasan desapercibidas).

      Hago énfasis: es importante que tengas en cuenta que por muy “natural” y “orgánico” que sea un producto, si tu piel no se entiende bien con un ingrediente en particular, pues no hay nada que hacer. Hay que probar, ajustar, para ir encontrando las rutinas de cuidado que mejor se adapten a cada quien :-)

      ¡Un abrazo!

  29. Angela

    Hola Mariana,
    Me encantan todas las recomendaciones que das para el cuidado personal, pensando en nuestra salud y la del planeta. Llevo algún tiempo usando el aceite de coco, en el pelo y la piel y me han encantado los resultados y quiero seguir probando más productos de los que tú recomiendas. Pero me queda la duda, respecto a la protección solar, que productos podemos usar, que no resulten tan agresivos para la piel y el medio ambiente, especialmente ahora, que en Europa está a punto de comenzar el verano y por obligación debemos protegernos del sol.
    Gracias, un abrazo.

    • ¡Hola Ángela! Esa es una pregunta que recibo con frecuencia, y a la que tengo ganas de dedicarle una publicación en algún momento :-) Hay opciones para hacer tu propio bloqueador solar, pero yo todavía no lo he hecho, y me gusta recomendar solamente cosas que yo misma he probado. La verdad es que me pone un poco nerviosa… porque la única manera de confirmar si un bloqueador DIY funciona, es exponiéndote al sol, y potencialmente quemándote (aunque sea un poco). Igual, es un experimento que tengo pendiente, y del cual reportaré resultados.

      Por ahora, lo que te puedo decir, es que busques bloqueadores que no hagan pruebas en animales y que tengan filtros físicos, como el óxido de zinc y de titanio, y que NO tengan oxibenzona. Te recomiendo que veas esta lección de TED Ed que lo explica con mucha claridad. ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *