Lo que debes saber para empezar un jardín de apartamento

En las últimas semanas he tenido varios compromisos y cambios de planes que me han llevado a estar más alejada de mis matas de lo que me hubiera gustado. Normalmente trato de dedicarles un buen rato cada semana para revisarlas, quitar las hojas secas, limpiarlas, podar y trasplantar si es necesario. No he dejado de regarlas, claro, pero sí siento que me hace falta dedicarles más tiempo. A ver si aprovecho este fin de semana largo para ponerme al día con los cuidados… pero mientras tanto, compenso un poco mi necesidad de cuidar mis plantas compartiendo contigo unas cuantas cosas que debes tener en cuenta si quieres empezar (o diversificar) tu propio jardín.

Ya te había contado algo sobre lo que pienso de las plantas, te conté por qué pienso que son buena compañía y te di algunos tips de cuidado de una de mis favoritas; como lo podrás ver, me siento muy orgullosa de mis matas y disfruto mucho cuando otras personas notan lo lindas que son. Pienso que las plantas le dan un carácter especial a los espacios… los llevan de vida —en sentido literal y figurado— y nos enseñan un montón de cosas sobre el equilibro, el cuidado de los seres vivos y nuestra relación con cada pequeño pedacito de la naturaleza.

Jardin-basico-2

Jardin-basico-3

Sé que tener un jardín puede sonar como una responsabilidad demasiado grande, sobre todo si eres una de esas personas que siente que ha desarrollado un súper-poder para matar hasta a las más resistentes… pero la verdad es que no es tan difícil, y tu mala suerte con las plantas seguramente se ha debido a que no has tenido a la mano algunas de las recomendaciones básicas para empezar a poblar tu pequeño bosque personal. Pensando en eso, he creado esta lista de recomendaciones que espero que te resulten útiles y que te motiven a salir al vivero más cercano o a pedirle un “piecito” a tu vecino de confianza:

1. Evalúa el entorno. 

Asumiendo que cubrimos esa parte inicial de “sí, quiero tener plantas”, vamos a lo que sigue en la lista de cosas básicas: ¿tienes un espacio apto para tenerlas? Seguro que sí… pero debes revisar qué tipo de espacio tienes. Cada planta tiene unas necesidades de luz / temperatura / humedad / ventilación diferentes, así que lo primero que deberías hacer es una evaluación de tu hogar para identificar en qué puntos puedes ponerlas, y con esos datos específicos ya puedes empezar a conseguir las que se adapten a esos entornos.

Jardin-basico-4

2. Identifica las plantas que “funcionan”.

Hay miles de plantas hermosas que se ven perfectamente sanas y fuertes en el vivero, pero que cuando las llevas a casa pierden toda su buena salud —y con ella gran parte de su belleza— simplemente porque el espacio no es apto; así que el paso lógico a seguir (después de evaluar el espacio que tienes disponible) es el de tener claridad con respecto a qué plantas se van a adaptar bien a ese espacio.

Una planta que suela crecer a la sombra no va a estar sana si la pones al lado de una ventana a través de la cual le da luz directa, y una planta de jardín exterior (casi todas las que tienen muchas flores) va a tener una vida corta y triste si la obligas a estar en un espacio en el que no le da el sol. Otra cosa que deberías hacer es identificar un vivero responsable; puedes encontrar plantas en muchos grandes almacenes, pero en esos lugares no suelen cuidarlas tan bien como lo hacen en los viveros más pequeños. En estos últimos, además, casi siempre te dan buena asesoría con respecto a los cuidados básicos que requiere la planta que vas a comprar.

Jardin-basico-5

3. Aprende los cuidados básicos.

Las plantas son seres fascinantes, sobre todo si piensas en todo el trabajo que hacen para posibilitar la vida en la tierra y lo poco que piden a cambio. Tierra sana, agua, luz, ventilación y cuidados cariñosos suelen ser suficientes para que la mayoría de plantas —incluso las más sensibles— sobrevivan sin problemas. Sin embargo, y especialmente si quieres que tu jardín sea uno bien poblado y no sólo una selección de dos o tres plantas, te recomiendo que empieces a familiarizarte con la idea de aplicar nutrientes a la tierra, podar con cierta regularidad y trasplantar cuando la matera se esté quedando pequeña.

Suena a mucha cosa, pero con el tiempo (y la costumbre) vas a ver que todos esos son procesos que se vuelven medio automáticos, aprendes a identificar cuándo se requiere el trasplante y a re-ubicar un montón de matas en una sola sesión de jardinería aprovechando cada matero que va quedando libre.

4. Cuidado con el agua.

Y para que quede bien claro me valgo de uno de mis refranes favoritos: “ni tanto que queme al santo, ni tan poco que no lo alumbre”. La falta y el exceso de agua son igualmente dañinos para nuestras amigas verdes, y fallar en el equilibro de riego es uno de los errores que cometemos con más frecuencia, lo que por lo general nos lleva a terminar frustrados sintiendo que ninguna planta puede sobrevivir a nuestras manos.

Cada vez que consigas una planta nueva preocúpate de averiguar cuáles son sus necesidades de humedad; algunas plantas —por ejemplo las suculentas— pueden pasar semanas sin una gota de agua, mientras que otras requieren riego diario. No consigas plantas que requieren más riego del que puedes o quieres dar, pero tampoco te confíes con las plantas de poco riego pues también tienen un límite. Puedes hacer que el riego se convierta en parte de tu rutina de fin de semana, o programar alguna alarma que te recuerde cuándo debes hacerlo.

Yo, por ejemplo, riego la mayoría de mis matas todos los miércoles y los domingos, saltando a las que no necesitan tanta agua. A las que requieren más humedad las riego todos los días con el agua que mis gatas no se han tomado, y después les doy un pasón con un atomizador para que se refresquen (¡que en Medellín hace calor!).

Jardin-basico-6

5. ¡No te olvides de limpiarlas!

El polvo se acumula también en las hojas de las plantas —como lo hace en todos los objetos que hay en una casa— generando una capa que evita que “respiren” bien (ya sé que lo que las plantas hacen no es propiamente respirar, pero aquí funciona la analogía) y además opacando su color y su belleza. Es importante que acicales a tus plantas con cierta frecuencia, usando una tela limpia y húmeda que te ayude a retirar el polvo.

Jardin-basico-7

¡Eso es todo! Estas son las cosas básicas que he aprendido a tener en cuenta y que me han funcionado bien. Todo son aprendizajes, claro, y todavía de vez en cuando meto la pata en el cuidado de alguna de mis matas, pero con estas recomendaciones se puede cubrir al menos el terreno básico para empezar o ampliar un jardín de apartamento.

¿Añadirías alguna recomendación? ¿Cuáles crees que son las plantas ideales para empezar? ¡Te espero en los comentarios!

 

Compartir es lindo ♥ Share on FacebookPin on PinterestShare on Google+Tweet about this on Twitter

15 Comentarios

  1. Miguel

    Algún consejo o recomendación de tipos de plantas que puedan convivir con gatos.

    gracias

    • Mariana

      Jajaja, pues ese tema es difícil… pero yo tengo dos gatas y como unas 50 matas y he logrado acomodar todo de tal manera que las gatas no acaben con ellas. Las recomendaciones básicas para lograrlo (o al menos intentarlo) serían:

      1. Identificar qué lugares de la casa quedan fuera del alcance de los gatos (no es fácil pero es posible). Los bordes de algunas ventanas (si son altas), las partes superiores de muebles de cocina, partes altas de biblioteca, etc.

      2. Colgar algunas de las matas, teniendo en cuenta que no queden en lugares en los cuales puedan “aterrizar” los gatos si saltan desde otro lugar.

      3. Identificar cuáles matas les gustan y cuáles no, para saber cuáles se pueden dejar en zonas que queden a su alcance. No es igual para todos los gatos… tengo algunas matas a las que nunca les han pegado un mordisco, pero que en la casa de mi mamá se han convertido en la merienda favorita de los gatos… entonces es un poco a prueba y error.

      4. Tener muebles que estén tan llenos de matas, que impidan que los gatos tengan a dónde subirse. Yo tengo un par de muebles que llené por completo en la parte superior y ellas ni se acercan… pero cuando quito UNA sola mata, de una se suben a explorar porque sienten que tienen espacio disponible.

      En todo caso creo que vale la pena hacer una publicación ampliando estas recomendaciones en algún momento, no es la primera vez que me hacen esa pregunta :)

      Cuando la publique le aviso, pero mientras tanto creo que con estas puede empezar.

      ¡Un abrazo!

  2. Qué interesante! yo las riego los sábados por la mañana y si alguna requiere más agua, también los miércoles. Son básicamente de interior, porqué con las de exterior me agobié debido a que siempre se me llenana de hongos y acaban muriendo. Las de interior, de momento sobreviven. ;) Tengo una orquídia que ahora ha florecido después de 5 años sin brotar y estoy de lo más orgullosa! ;)
    Este post me ha parecido muy constructivo.
    No sé cómo, pero hace poco caí en tu blog y los temas que abordas no pueden gustarme más!
    Saludos.

    • ¡No sabes cuánto me alegra que encuentres cosas que te gustan por aquí!

      Y claro, es que con las plantas también es un poco a prueba y error… Hay algunas que he tratado de tener pero que ya confirmé que no se dan bien en mi casa (por luz, aire, temperatura… Qué sé yo), mientras que hay otras que cada día se ponen más lindas :-)

      También tengo una que no florecía hace 3 años (un kalanchoe) y hace poco se llenó de flores, ¡muy bella! Y también una orquídea que ha estado en crisis, pero parece que se está recuperando.

      Es todo un universo esto del jardín de apartamento ;-)

      ¡Un abrazo!

  3. Aracelly Lòpez Hurtado

    Muchas gracias por tus concejos , vivo en un apartamento donde me da el ponente , y tengo dos cuernos en el balcón,acostumbro regarlos diariamente, ya que el sol es fuerte desde la mañana hasta la tarde,me desespero de ver que cuando les echo el agua inmediatamente el agua se sale, ¿ como hago para que, absorban mas el agua? muchas gracias.Y tambien me queda difícil bajarlos, muchísimas gracias .

    • ¡Hola Aracelly! La verdad es que nunca he tenido esos helechos, así que no sé muy bien cómo se comportan con el agua. Lo que sí te puedo decir es que es importante que las plantas tengan buen drenaje, así que no está mal que el agua salga inmediatamente, sobre todo si ves que las plantas están sanas. Te recomendaría que también les eches agua con un atomizador, y así le das humedad a las hojas. ¡Saludos!

  4. Es notorio el cariño que le tienes a las plantas, por la manera que lo escribes dejas ese pedacito de cariño al lector y es por eso que he disfrutado del artículo. Aunque no tengo mucho conocimiento sobre plantas si pienso que tienes razón en lo que dices, tener maticas o un completo jardín en casa requiere de cuidados para que se conserven vivos y sanos, creo que es como tener una mascota que protege, cuidar y alimentar.
    Gracias por tus consejos, aumentaré la cantidad de plantas en el apartamento.

    • Así es. Hace poco una amiga muy querida me dijo algo que me dio mucha risa, pero me pareció que tenía mucho sentido: que no confiaba en la gente que no tenía plantas, porque es gente que no quiere asumir ningún compromiso jajaja. Obviamente se dice exagerando un poco, pero tener plantas en casa sí requiere asumir el compromiso de cuidarlas y preocuparse porque estén sanas… pero cada minuto que se le dedica a las plantas se siente también como un beneficio para uno mismo. Yo siento que ellas me devuelven mucho más de lo que yo les doy :-)

  5. Me encanta tú blog. Muy util, atractivo a la vista, interesante y encantandor.

    • ¡Muchas gracias Heidy! Me alegra mucho que te guste, espero que encuentres muchas cosas útiles e inspiradoras aquí :-)

  6. Carolina Ramírez

    Hola Mariana

    Apenas descubrí tu blog hace dos días y me parece maravilloso. Tengo un pequeño jardín de apartamento (que espero crezca tanto como el tuyo); tengo algunas suculentas, albahacas, una enredadera, una begonia enorme heredada de un “piecito” de mi madre y dos plantitas de interior. Hoy estuve cuidándolas un montón y casualmente veo hoy este post y me identifico tanto con tus palabras y con el amor que se lee que tienes por tus plantas. Y tu amiga tiene razón, no confío tampoco en las personas que no quieren a las plantas o a los animales.

    Saludos!!

    • ¡Hola Carolina! Me alegra mucho que hayas llegado a mi blog y que te guste lo que comparto aquí. Yo justo en estos días he estado sintiendo que tengo mis matas medio descuidadas… tengo que hacer un día intenso de jardinería y “cariño vegetal” este fin de semana :-)

      ¡Un abrazo!

  7. Carolina Ramírez

    Hola!

    Cariño vegetal, suena tan lindo y reconfortante. Te pregunto algo, haces compostaje en tu casa o qué tipo de abono natural usas para tus nenas verdes? Estaría bueno un post entero con esa información!

    Abrazos para tí, tus plantas y tus gatitos potones.

  8. Saludos desde Barcelona (al otro lado del charco) La verdad es que me he encontrado de casualidad con tu blog y me encanta. Ya no solo tus posts, la temática de la que hablas sino la estética….love it :-D Felicidades!!!

    Yo os quiero dar un tip…al limpiar las hojitas de las plantas yo lo hago con leche…le da una vitalidad que lucen mas verdes y parecen más contentas:-P

    Un abrazo de oso!!

    Núria

    • ¡Hola! Me alegra mucho que hayas llegado al blog, y que te guste lo que comparto, lo hago todo con mucho amor :-)

      Gracias por tu tip, pero no consumo ningún producto de origen animal. Para limpiar las hojas uso una tela limpia y húmeda, y con eso va bastante bien, o a veces hago una mezcla de agua con un poquitín de jabón artesanal suave (uso el que yo misma hago en casa) y con eso quedan súper brillantes y limpias, y además sirve para controlar las plagas.

      ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *