La mejor compra de la vida

Antes de decir cualquier cosa quiero hacer énfasis en que esta entrada puede ser importante tanto para hombres como para mujeres, pues si bien los chicos no serían usuarios directos, sí que se verían beneficiados por la comodidad que le traería a las chicas de su vida, y por supuesto, de un planeta con menos basura. Queda dicho, sigo adelante…

Hoy les quiero hablar de una de las mejores compras que he hecho en mi vida: la copa menstrual. Sé que muchas personas (particularmente los hombres, pero muchas mujeres también) sienten profunda incomodidad hablando de un tema que es tan cotidiano y tan natural… a esas personas les hago una simple recomendación: supérenlo. Las mujeres tenemos ciclos hormonales que producen cambios en varios órganos, esos cambios llevan a que se genere tejido y, si no hay un embarazo, ese tejido se expulsa. Es, de hecho, un proceso bonito. Todas las mujeres lo experimentamos gran parte de nuestras vidas, y todos —hombres y mujeres— nacimos del cuerpo de una mujer, gracias a la capacidad de ese cuerpo de generar ese tejido de manera sana, así que no tendría por qué haber misterio y muchísimo menos asco en torno a un proceso que está relacionado, en gran medida, con la base de nuestras propias vidas.

Yo debo confesar que solía ser una de esas personas que se ponían hiper-incómodas hablando de ciclos femeninos, y a pesar del gran progreso que he tenido en torno a mi propia incomodidad con el tema creo que de alguna manera hay facetas que no he superado. Por ejemplo, igual me sigue dando mucha angustia pensar en una posible mancha de sangre en la ropa que me ponga en evidencia ante toda la humanidad, y no soy como algunas mujeres que cuentan que usan su propio flujo menstrual para abonar sus plantas, así que tampoco es que esté precisamente a la vanguardia. Digamos que estoy en un punto medio en el que ya no me siento incómoda hablando del tema pero en que todavía no me siento psicológicamente preparada para afrontarlo con la apertura de mente que lo hacen otras mujeres. No sé si algún día llegaré a ese punto, pero por ahora, en el punto en el que estoy, me siento cómoda hablando sobre un objeto que cambió completamente la manera en la que me enfrento con MI propio ciclo.

Para empezar a explicar por qué es una de las mejores compras que he hecho en mi vida, creo que debo dar algo de contexto: el ciclo menstrual tiene una duración típica de 28 días, siendo aproximadamente 5 los días de sangrado. Con un flujo que esté dentro de los rangos promedio, una mujer debe usar entre 3 y 5 toallas higiénicas o tampones cada día de sangrado, es decir, entre 10 y 25 por cada ciclo. El ciclo menstrual empieza en promedio a los 12 años de edad y termina, también en promedio, a los 51 años; esto nos deja con 39 años de ciclos, o sea 468 ciclos con 5 días de sangrado, o sea 2.340 días de sangrado en los que se usan entre 7.020 y 11.700 toallas higiénicas o tampones. Las toallas higiénicas y los tampones son desechables, así que hay que comprar y comprar y comprar. Haciendo cuentas al precio de hoy (según el precio de venta en Colombia, que no sé cómo será en otros lugares), durante la vida, cada mujer debe gastar entre $6.318.000 (unos 2.243€) y $10.530.000 (3.740€ aprox.), usando como referencia las bolsitas de 10 toallas o las cajas de 10 tampones. Eso es UN MONTÓN de plata.  Y ni las toallas ni los tampones son reciclables. Eso es UN MONTÓN de basura.

Captura de pantalla 2015-03-18 a las 4.20.36 p.m.

Esa fue mi principal motivación al momento de comprarla. Quería hacer menos basura. Quería una alternativa más amigable con el medio ambiente, y, para mi sorpresa, me encontré con que también es más amigable con mi cuerpo y con mi mente (y por qué no, con mi bolsillo). Y aquí les explico por qué:

Es más amigable con mi cuerpo porque las toallas y los tampones comerciales son fabricados con materiales sintéticos y han pasado por procesos de blanqueado que son irritantes para la piel (mas aún para ESA delicada piel). Como si fuera poco, muchas veces las toallas tienen fragancias que buscan esconder los malos olores que genera el flujo que absorben… y claro, es que una toalla se vuelve básicamente un contenedor de sangre en descomposición… no es un panorama sexi, pero definitivamente la solución no es ponerle perfume.

Los tampones no pintan una opción que sea mucho mejor que esa. Son objetos súper absorbentes que están cumpliendo con su tarea aún cuando no hay nada que absorber. Esto puede llevar a desequilibrar el delicado entorno vaginal, facilitando la aparición de infecciones. Por otro lado, el uso de tampones viene con el riesgo del síndrome de shock tóxico, un trastorno con un nombre tan intimidante que, a mí por lo menos, me mantuvo alejada de los tampones e hizo que los usara con una alta dosis de paranoia.

Es más amigable con mi mente porque me llevó a sentirme más cómoda con mi ciclo y a entenderlo mejor. Me obligó a enfrentarme con mi cuerpo y siento que eso me llevó a quererme y cuidarme más. Es tan cómoda y tan fácil de usar que hace que los días de sangrado pasen sin el sufrimiento del que prometen salvarnos los comerciales de toallas y tampones, y es tan segura que permite que haga todas mis actividades sin preocuparme por si me va a fallar. Ha cumplido 100% incluso en dos pruebas de fuego: rutinas (intensas) de yoga y clases (intensas) de natación. Son fabricadas con materiales que son inocuos para el cuerpo así que se puede tener hasta por 12 horas sin problema (lo cual evita la incomodidad de estar cambiándose todo el tiempo), y no genera irritaciones ni infecciones (obviamente partiendo de la idea de que se tienen en cuenta normas básicas de higiene). Por último, saber que estoy ahorrándole al planeta una montaña de basura me hace sentir bien y me hace sentir una mejor ciudadana del mundo.

Y lo de que sea más amigable con el bolsillo no es ninguna tontería. Claro, uno no tiene que sacar los 6 a 10 millones de pesos de un solo golpe, así que gastados en “goteo” no aparentan ser tanta plata… pero para muchísimas mujeres en el mundo incluso ese aparentemente pequeño gasto sigue siendo una barbaridad. Una copa menstrual puede parecer cara por $90.000 (30€), pero teniendo en cuenta que puede durar hasta 10 años, eso se traduce a un gasto de $750 por ciclo (aprox. 0.25€)… así que en un año de uso se recupera la inversión con respecto a lo que se gastaría en toallas higiénicas o tampones.

En resumen: un producto fácil de usar, súper barato (pensando a largo plazo), súper seguro, súper cómodo y que le ahorra montañas de basura al planeta, ¿qué más se puede pedir?

¿Ya habían oído hablar de la copa menstrual? ¿La usan? Si no la usan, ¿qué dudas o inseguridades les generan? ¡Cuéntenmelo en los comentarios!

(O si me quieres preguntar algo y eres de las personas que se muere de vergüenza por hablar de esto en público, escríbeme a mariana@cualquiercositaescarino.com)

 

Compartir es lindo ♥ Share on FacebookPin on PinterestShare on Google+Tweet about this on Twitter

64 Comentarios

    • Mariana

      ¡Totalmente cierto! Ese es precisamente el enlace que tengo ahí en la parte en la que hablo de la barbaridad que sigue siendo ese gasto para muchísimas mujeres del mundo :)
      Uno normalmente no piensa en el enorme cambio que puede implicar un objeto aparentemente tan insignificante en la vida de tantas personas. Yo hace un tiempo también había visto un proyecto similar que estaban desarrollando en Nicaragua, y lo busqué pero no lo encontré. En todo caso es un cambio genial por donde se lo mire, para mujeres en situaciones económicas difíciles, o para mujeres con toda la plata del mundo… es un asunto de comodidad, de facilidad, de relación con el cuerpo, y por supuesto, de cariño al planeta :)

  1. Me gusto mucho el artículo :) Quisiera saber dónde puedo encontrar más información. ¿Dónde podría conseguirla? ¡Gracias!

    • Mariana

      ¡Hola Luisa! Me alegra que te haya gustado el artículo :)
      Si buscas información general, en internet hay un montón de páginas con videos, opiniones de usuarias, manuales de instrucciones, tips de uso y limpieza… ¡de todo!

      Hay varias marcas disponibles, algunas más fáciles de conseguir en unos lugares que otras. ¿En dónde estás? Si quieres escríbeme al correo mariana@cualquiercositaescarino.com y te ayudo con cualquier duda que tengas. Lo que más me hubiera gustado tener a mí cuando la empecé a usar hubiera sido una persona que me asesorara, ¡así que lo que necesites dime que te ayudo con mucho gusto!

      • Hola! Siempre he tenido la duda respecto a este “dispositivo” me podrías ayudar con recomendaciones? Donde la puedo conseguir? Como debe ser su higiene? Debe usarse con algún complemento? Gracias!

        • Mariana

          ¡Hola Marce!

          Lo de dónde se consigue depende de dónde estés. Yo vivo en Medellín pero la mía la pedí por internet. Yo la he visto en Ceres (el mercado orgánico que queda arriba de Verdeo), pero me imagino que también la deben vender en otros lugares.

          En cuanto a higiene: yo la lavo con jabón suave todos los días mientras la estoy usando, y la pongo a hervir antes y después de cada ciclo. También, cada tanto, la puedes lavar con agua oxigenada para evitar que se manche mucho. Yo la sumerjo en una mezcla de mitad agua, mitad agua oxigenada y la dejo de un día para otro. Todas esas recomendaciones igual suelen venir en el manual de instrucciones que viene con la copa cuando la compras.

          No se necesita ningún complemento, aunque los primeros días, mientras te acostumbras al uso, puede serte útil usar un poco de lubricante. No es que sea esencial en todo caso.

          Me cuentas si te puedo resolver alguna otra duda. ¡Saludos!

    • Las he visto de venta en las tiendas naturistas y en las tiendas vegetarianas. La mía la tengo hace tres años y la compré por mercado libre, junto con dos toallas higiénicas de tela. Que utilizó también durabte el principio del ciclo para evitar “accidentes” y al final.

  2. Laura Mesa

    A mi me encanta!
    Yo la uso hace más de 1 año y me hace sentir muy cómoda y más feliz!

  3. Ana Maria Roldan

    Me encnato el articulo, resuelve varias de las preguntas que me hacen a la hora de decidirse.
    En Medellin pueden conseguir conmigo, mi correo es maru.roldan@gmail.com o al celular 3003311239.
    Gracias.

  4. Yo también la uso y en general me gusta, pero como la idea es que esto llegue a las que todavía no la conocen, voy a contarles de la forma más sincera dos obstáculos que he tenido en el proceso:
    1. Cuando estoy viajando o estoy todo el día afuera se me complica un poco la hora de cambiarme. Para mí todavía es incómodo exponer mi sangrado a la vista de otras mujeres y como lo recomendable es enjuagar la copa antes de volver a introducirla debes buscar un baño en donde el lavamanos esté dentro de la cabina del sanitario (si hay uno para personas con movilidad reducida siempre lo uso ) o llevar siempre un poco de agua para realizar el procedimiento en privado, lo que me resulta engorroso sobretodo porque tengo pánico de que un día mi copa termine cayendo al sanitario :O
    2. Al principio noté que me aumentaba el cólico, esto NO es la regla, de hecho muchas mujeres aman la copa precisamente porque notan una inmensa mejoría en su cólico menstrual pero ami me pasó, lo bueno es que después de tres meses de usarla se me fue poco a poco, en esto muy importante persistir y ser paciente, lo bueno de la copa es que te reta a considerar tu relación con tu cuerpo y tu feminidad.
    ¿y uds cómo hacen para cambiarse en baños públicos? tal vez es sólo mi pudor exagerado ¿cómo les va con el cólico?
    Les dejo otra opción de compra para las que estén pensando en probar: https://www.facebook.com/aluna.sagrado?fref=photo

    • Mariana

      ¡Hola Aleja!

      A mí lo de los baños públicos sólo me ha pasado una vez… normalmente tengo la suerte de estar en lugares que permiten hacer todo en privado y sin problema. Cuando tengo días en los que voy a pasar más tiempo afuera, trato de programarme y calcular en qué punto del día debo hacer el cambio, y busco una alternativa que resulte cómoda. Puede sonar a que es mucho problema pero creo que poco a poco le he perdido el “misterio” a la idea de planear ciertas cosas para lidiar menos con imprevistos.

      Creo que en el baño público con lavamanos público, por más cómoda que te sientas igual vas a aterrorizar a otras mujeres jajajaja… todavía hay mucha gente que no se siente nada cómoda ni siquiera hablando sobre el ciclo menstrual, ahora mucho menos compartiéndolo tan a la vista. Creo que una buena opción podría ser vaciarla en el baño, limpiarla con papel, y ya con la copa limpia salir al lavamanos a lavarla mejor… y volver al baño para volver a ponerla. Así no hay riesgo de que caiga al sanitario ni de “asustar” a las otras usuarias del baño. ¿No?

      Lo de los cólicos no me ha pasado.

      ¡Gracias por compartir tu experiencia! ¡Saludos!

      • Mariana

        Acabo de ponerme a buscar información al respecto, y encontré varias fuentes en las que dicen que el dolor se puede deber a que la copa está puesta más arriba de lo que debería ser. ¿Puede que tenga que ver con eso? ¿Has probado acomodándola diferente?

      • Josefa

        Cuando se que me pasará eso, porque siempre me pseudo “programo” ando con algodones para poder mojarlos afuera con agua y limpiar la copa adentro en el baño! También puedes usar toallitas humedas! :)

    • Yo cargo siempre una botella con agua. La lleno antes de entrar al baño y en la misma tasa la lavo. Es incómodo ver que alguien haga el lavado de una copa por eso tampoco lo hago delante de nadie pero si me parece mas higienico lavarla luego de cada vaciado para ponérmela limpia. En la oficina permanecí ocho horas al día y los lavamanos están separados, no me gusta que se den cuenta de que tengo la menstruación. Para mi es algo muy privado.

  5. Ana Maria Roldan

    Hola a todas,
    para los momentos en los que no se tiene un lavamanos cerca, no hay ningun inconveniente en vaciarla y volverla a colocar.. finalmente no hay ninguna posibilidad de infeccion ni similares.. y en la noche con la comodidad de casa hacer el aseo adecuado.
    limpiarla solo con papel sin usar agua puede dejar algunos residuos que no son recomendables.. asi mismo tampoco es recomendable limpiarla con pañitos humedos, peus dejan residuos de alcohol.
    En esta pagina pueden encontrar información adicional e identificar otras distribuidoras en Colombia: http://www.femarmonia.com/

  6. Ayyyyy, llegué tarde a este post. O bueno, realmente nunca es tarde :), tengo cientos de cosas para compartir (y seguro otras cientos por aprender). Podría hablar por horas y horas de este tema.

    Uso la copita hace aprox. 5 o 6 años, ¡y llevo casi 4 años vendiéndola!. También ha sido una de las mejores compras de mi vida. Para mi ha sido fundamental en el proceso de crecimiento personal, de evolución de la conciencia, de auto-conocimiento y auto-aceptación. Las he vendido básicamente para poder compartir este invento con otras mujeres del mundo, pues como dijo una amiga a la que se la vendí, en este tipo de cosas consiste la verdadera revolución femenina.

    He vendido tal vez un poco más de 100 copitas durante estos años, y hasta ahora no he tenido ni un solo caso de alguna chica que no se acomode. Al final todas terminan amándola. Lo más difícil al principio siempre es lidiar con los propios prejuicios (en su totalidad impuestos por la sociedad), porque las dificultades “físicas¨ se superan rápidamente. Siempre hay miedos y chascos al principio pero uno rápidamente se da cuenta de que son más las ventajas y las maravillas de usarla.

    Y bueno, aprovecho el tema para contarles que la marca que uso y vendo es Lunette. He conocido y ensayado varias, e intercambiado experiencias con usuarias de otras marcas, pero esta me ha parecido hasta ahora la mejor, y hasta ahora no he conocido a nadie más en Colombia que la venda. Me quedan solo 3 copitas de la última importación, talla pequeña las 3, que las tengo en promoción porque las cajas están un poco apachurradas después de 2 trasteos jeje. Si saben de alguien a quién le interese me cuentan. Realmente creo que por ahora no vamos a volver a importar, pero tengo una amiga que tiene ganas de heredar el negocio y a seguir vendiéndolas ella.

    Y si cualquiera quiere compartir experiencias conmigo, o tiene alguna pregunta que yo pueda responder no duden en escribirme, me encantaría poder ayudarlas y también obtener nueva información al respecto. Mi correo es ohlalandia@gmail.com

    Abrazos Mariana :)

    • ¡Y llegué tarde yo también a responder!

      Muchas gracias por compartir todas esas experiencias, ¡un abrazote!

  7. Sin duda, para mi, la MEJOR compra que he hecho! yo tengo un artículo pendiente al respecto. El tuyo me ha encantado y es algo que toda mujer debería probar!! en serio!! un bso!!

    • Mariana

      ¡Hola Ana! Me alegra que te haya gustado el artículo, ¡espero leer pronto tu punto de vista! ¡Un abrazo!

  8. Rocío

    Hola! También llegué tarde, tardísimo a este post, pero me encanta. Yo uso la copa hace casi dos años y me encanta. Empecé por la misma razón, preocupación ambiental y me encontré con un objeto que me ha permitido reconciliarme con mi ciclo. Me despertó mucha curiosidad al respecto, hoy investigo y estudio el ciclo femenino, y he descubierto cosas muy lindas de nuestro ser femenino.
    Qué lindo que hayas compartido tu compra!

    • ¡Hola Rocío! ¡Qué bueno que hallas llegado a la publicación! ¡Y nunca es tarde! jajaja

      Muchas gracias por compartir tu experiencia. Para mí también fue una oportunidad de, como tú lo dices, reconciliarme con mi ciclo. Nos acostumbramos a que toda la vida nos hagan sentir como que es algo que debemos esconder, de lo que no se debe hablar, que no se debe tocar… terminamos sintiendo que es algo malo que nos pasa, y desconectándonos totalmente de su proceso y de su significado. Cuando quieras compartir algo de lo que has encontrado sobre el ciclo femenino eres más que bienvenida :-)

      ¡Un abrazo!

  9. ¡Hola! Yo llevo unos meses probándola y siempre me queda la duda de si la llevo bien puesta. Dicen que no hay que notarla, pero si haces un poco de presión con los músculos de la barriga hacia abajo, la noto. ¿Es normal o está mal puesta? Pensé que era el tallo demasiado largo y lo corté un poco, pero sigo notándola. Voy a seguir intentándolo, porqué creo que es un buen producto y una solución perfecta a tanto desastre ambiental que estamos generando al respecto.

    • ¡Hola Imma! Pues creo que es normal… siempre y cuando la notes sólo cuando haces presión y no constantemente. Por otro lado, para saber si la llevas bien puesta la pregunta esencial sería: ¿te está funcionando? ¿o se filtra mucho? Porque si te está funcionando bien, en principio, yo pensaría que está bien puesta.

      Por otro lado… al hacer la presión que me dices con los músculos del abdomen, ¿sólo notas que está ahí, o directamente te duele o te molesta? Creo que eso también sería una señal. Una de las cosas importantes a tener en cuenta es que no se debe poner muy arriba, y debes asegurarte de que haya quedado bien, y no esté plegada.

      Los primeros meses son difíciles… a mí me costó un poco tomarle el “ritmo” y aprender a ponerla y a quitarla bien y todo eso. Pero ahora todo va como la seda :-) Así que tenle paciencia, que como todos los cambios requiere un tiempo de ajuste. ¡Un abrazo!

      • ¡Hola de nuevo, Mariana!
        Tal cual lo dices. Yo creo que está bien puesta, pero quería asegurarme. A veces me resulta difícil saber si está doblada, pero no me duele y no filtra, así que debo tenerla bien puesta. Le tendré paciencia y seguiré probando ;P
        ¡Gracias por esos consejos, que me vienen de geniales!

  10. esther

    Hola! creo que llegué super tarde a este post, pero quería saber algo sobre las copas menstruales.
    La compré hace varios meses e intenté utlizarla pero me incomodó muchísimo. No se si influya el hecho de que fuí operada de endometriosis y me hicieron una “biopsia de cono” procedimiento que es muy doloroso. Me molestó tanto que no pude tenerla más de 5 minutos y no volví a utilizarla.
    En su lugar utilizo toallas de tela, que al final lavo con un jabón ecoamigable. Me resultan más cómodas y son súper absorventes. El inconveniente que le veo es el estar lavándolas constantemente.
    Me gustaría utilizar la copa nuevamente, pero creo que mi cuerpo no se acostumbra a ella.

    • ¡Hola Esther! Nada de tarde, por aquí nunca es tarde :-)

      Ufff… muy fuerte lo que me cuentas. No sé en qué consiste la cirugía, pero sí que suena como a que tiene algo que ver con el dolor al usar la copa. ¿Se lo has preguntado a tu ginecóloga/o? Seguramente te puede dar una respuesta clara.

      Lo otro que se me ocurre es que estés usando una talla que no es, ¿tal vez muy grande?

      Yo nunca he usado las toallas de tela, y claro… lavarlas constantemente puede resultar incómodo, pero evidentemente son una mejor opción frente a las desechables (por el planeta, el bolsillo y la salud). Justo esta semana conocí esta opción: http://www.shethinx.com/ También requiere lavado constante, pero se ve interesante, por si le quieres echar un vistazo.

      A mí me ha ido súper bien con la copa, y en general he leído muy buenos comentarios… pero seguro no es para todo el mundo. Si te hace sentir dolor pues es la señal más clara que te puede dar tu cuerpo :-(

      En todo caso, creo que valdría la pena que le preguntes a tu médico, por vale la pena que revisen lo del dolor (aunque no sea para usar la copa).

      Me cuentas si te dicen algo más, ¡un abrazo!

  11. María José

    Hola, me encantó este post, hace unos meses vengo buscando información sobre la copa menstrual, pero aún así estaba llena de dudas que gracias a ti y a los comentarios he podido resolver. Muchas gracias por compartirlo.

    Tengo la posibilidad de estar en Cali o Bogotá ¿Sabes dónde puedo conseguirla?

    Un abrazo.

    • ¡Hola María José! Me alegra mucho que esta publicación, y los comentarios de las lectoras, te hayan ayudado a resolver las dudas que tenías. La verdad es que no sé dónde se puede conseguir en Cali o Bogotá, pero seguro se puede. Lo que se me ocurre (si no la consigues fácilmente) es que contactes a alguna de las chicas que comentó la entrada antes, que algunas contaron que ofrecían diferentes marcas de la copa, y seguro te pueden hacer envío sin problema. Creo recordar haber visto una página de Facebook de Femmecup que hacía envíos a toda Colombia, creo que los encuentras como “Femmecup Colombia” o algo así. La que yo he usado no es de esa marca, pero tengo entendido que son todas muy parecidas.

      Cualquier otra duda que tengas, me cuentas. ¡Un abrazo!

  12. Diana Villada

    Hola a todas como vi que nunca es tarde me decidí a escribir, y también porque hace días vengo con la inquietud sobre este tema principalmente porque me aterra la cantidad de basura que se genera con las toallas, ademas de que (y lo siento si hiero alguna sensibilidad) a mi me queman muy facilmente la piel, y con los tampones pues es el temor del famoso shock toxico así que la copa me pareció una buena idea, solo que tengo una duda muy grande cual seria el tamaño adecuado para mi? ya que soy demasiado estrecha en mi conducto vaginal y por ese motivo no me he animado a comprarla, alguna tiene cualquier recomendación? sera que me animo a comprarla?. Gracias por cualquier respuesta :D

    • ¡Hola Diana!

      Pues te cuento que a mí con las toallas me pasaba lo mismo (tengo piel ultra sensible), y los tampones también me asustaban con lo del SST… así que la copa fue una solución en muchos aspectos. Lo del tamaño es una duda muy frecuente, y también fue mi principal duda antes de comprarla. Las medidas exactas de las tallas dependen de cada marca, así que creo que no hay una respuesta que pueda ser definitiva… yo te recomendaría que consigas una talla pequeña (por lo que me cuentas), que en el peor de los casos lo que tendrías que hacer es conseguir otra; no es lo ideal, pero tampoco es el fin del mundo ;-)

      Pero sea como sea, anímate a probarla que aunque al principio la transición puede ser un poco difícil, de verdad vale la pena. Para mí fue todo un descubrimiento.

      Me cuentas cómo te va, y si tienes alguna otra duda. ¡Saludos!

  13. Esther

    Tenía mis dudas al respecto, pero creo que me voy a animar a comprar y usar una.
    Aunque debería investigar un poco mas acerca de como limpiarla sin salir del cubículo del sanitario, porque en la oficina utilizamos el baño de los clientes del hotel y siempre está llenísimo…alguna idea?
    Ana de Organicus…anímate a hacernos esa entrada guapa, que me encanta leerte!

    • ¡Hola Esther! Pues cuando estoy en una situación en la que sólo tengo acceso a baños en cubículos (que ha sido muy pocas veces) lo que he hecho es vaciarla y volverla a poner sin enjuagar… y la lavo bien al siguiente cambio. Algo que se me ocurre es que entres con una botellita de agua para limpiarla un poco antes de ponerla de nuevo, creo que con eso sería suficiente. Yo la lavo con jabón suave sólo una vez al día y la desinfecto con agua hirviendo cada final de ciclo. Si te animas, me cuentas qué tal te va. ¡Un abrazo!

  14. ¡Sí a todo lo que dijiste! Yo la uso desde hace casi dos años y todavía no se me pasa el primer enamoramiento. No puedo creer que una solución tan cómoda, práctica, simple (y ecológica, y barata) haya existido durante tanto tiempo sin que yo la conociera. Mis amigas ya saben que si empiezo a hablar del tema no paro, de la emoción, pero no puedo evitarlo, ¡es fantástica!

    • Jajaja, lo mismo me pasó a mí cuando superé la fase de “transición” y aprendí a usarla bien… me preguntaba cómo diablos podía haber pasado tanto tiempo sin que supiera que existía (o sin animarme a darle una oportunidad, ¡porque me tomó un buen tiempo decidirme!). Yo hace casi 4 años que la uso y no me cabe en la cabeza la idea de usar otros métodos ahora. Las vueltas que da la vida ;-)

  15. Alessandra

    Hola, como veo que siempre hay actualizaciones de este post también me animo a hacer algunas preguntas.
    Cuando voy al baño a hacer mis necesidades, ¿Me saco la Copa, orino y luego la limpio? Pregunto esto porque leí que se puede usar hasta por 12 horas.
    ¿Se puede ir a nadar o montar bicicleta sin tener algún inconveniente?
    ¿En que parte exactamente va ubicada la Copa?
    Muchas gracias de antemano, con sus comentarios también estoy animadisima a probarla :)

    • ¡Hola Alessandra! No tienes que sacar la copa cuando vas al baño, sólo cuando pienses que ya se ha llenado y antes de las 12 horas (esto dependerá de tu cantidad de flujo). Puedes hacer deporte sin problema. La copa va ubicada en la parte baja del conducto vaginal, aquí puedes ver un video (como de clase de biología) que lo explica muy bien. Me cuentas si tienes alguna otra duda, ¡saludos! :-)

  16. Adriana

    Buenas noches, Gracias a Ti Mariana y a todas por el aporte, de lo mejor que he leido!!! jamás he usado alguna de las copitas pero quiero empezar a hacerlo por mi y mi Mundo… me pueden ayudar diciéndome cual es la mejor marca? Y como funciona lo de las tallas?

    • ¡Hola Adriana! Pues la verdad es que yo sólo he usado una marca, así que no te sabría decir cuál es la “mejor”. A mí la mía me gusta porque es de muy buena calidad y por la política ética de la empresa que la fabrica. Eso sí: cada marca tiene sus ventajas, según he leído, algunas son más suaves, o tienen formas ligeramente distintas, o las tallas varían y por lo tanto se adaptan mejor a unas mujeres o a otras.

      Lo de las tallas también depende de la marca, algunas marcas tienen dos tallas, otras tienen más. La marca que yo uso tiene dos: una para mujeres menores de 30 y que no hayan tenido hijos por parto natural, otra para mujeres mayores de 30 y/o que hayan tenido partos naturales. Me cuentas si te queda alguna duda. ¡Saludos!

    • Nadia, puedes buscar en Google. No sé dónde estás, así que no tengo manera de darte datos puntuales.

  17. Yo sólo la usé un ciclo, y la verdad que fue una experiencia única, la primera vez que me la saqué ver toda esa sangre… fue muy poderoso!

    Pero tengo una duda que quería compartir a ver si a alguien más le pasó.
    Mientras tuve la copita puesta, no pude hacer caca. Creo que al estar la vagina cerca del recto, había una interferencia que inhibía al funcionamiento normal. De hecho no me animaba a hacer fuerza con la copita puesta, para que no se me saliera!

    • ¡Hola Luna! Lo de la interferencia no sé… creo que puede tener más que ver con el “miedo” de que se salga la copa al hacer fuerza. Siendo así, te recomendaría que la saques antes de ir al baño para que puedas estar tranquila :-)

  18. Coincido contigo, es la mejor compra porque personalmente para mí ha sido una inversión en salud. Yo nunca usé un tampón pues mi mamá es súper católica (sin ánimos de ofender o entrar en controversia) y según ella, se podía arriesgar la integridad del himen; después de saber lo del shock tóxico, agradezco nunca haberlos usado. Mi lío era con las toallas, desde muy chica que empecé a menstruar terminaba con unas severas irritaciones en toda el área que tuviera contacto con el plástico de la toalla, después fueron infecciones vaginales recurrentes, y todas coincidían en aparecer después del sangrado, yo era cliente frecuente en las farmacias comprando Canestén y todos los similares, de verdad yo tenía miedo de que llegara mi período, porque ya sabía que pasando esos días venía luego los síntomas. Llegué a fabricar mis propias toallas caseras con calcetas de algodón grueso y toallas de baño…y noté la mejoría pero eran muy grandes y bastante incómodas. Luego llegó a mi vida la copa, estoy encantada, le he platicado a todxs mis conocidxs los beneficios, hasta mi mejor amigo me dice que si él menstruara la usaría sin duda.
    Y es que, ya no tengo infecciones, ni una sola desde que uso la copa, y me siento tan bien de ver la sangre tan roja y viva, así que no puedo echarla al wc y dejar que se vaya, la pongo en una cubeta con agua y veo cómo se extiende en forma de manto, de hecho hay días que se aprecia el tejido completo, y luego la riego en el jardín. Se los recomiendo, van a generar un lazo tierno y amoroso con su cuerpo.
    Para quien esté apenas por comprarla o recién la esté usando, sólo digo: paciencia. Toma tiempo, pues nos han quitado el poder de ser sabias con nuestro cuerpo desde niñas, todo oculto, callado, perfumado, no se hable del tema. Usar la copa es empezar a conocer tu cuerpo, yo tardé, entre que aprendía a ponerla, a que no hubiera fugas a sacarla sin salpicar, fue un proceso muy divertido, tengo anécdotas para toda la noche. Pero lo logré. Adoro mi copita, es verde, mi color favorito. :D

    • ¡Hola Cielo! Para mí fue igual… el tema de las irritaciones y las infecciones me ponía los pelos de punta cada mes; pero ya son solo malos recuerdos del pasado. La paciencia, como dices, es la mejor aliada al principio, y vale la pena tenerle paciencia a la etapa de adaptación, con todos los beneficios que vienen después. ¡Un abrazo!

  19. Carolina

    Hola!
    Me encanto tu post :)

    Hace cuatro ciclos que empecé con la copa y la adoro :D
    La estoy usando en este momento :p y nada me hace mas feliz que sentirme “seca” sin la sensación de una toalla llena y humeda! Llegar al baño y ocupar una ración decente de papel higiénico y no medio rollo!! Ir sin esconder una toalla higiénica frente a todos ya fuera en público o en casa!!
    Sentarme, pararme, correr, brincar e incluso estar en la alberca sin sentir el escurrimiento y/o la preocupación de las benditas manchas!!
    Usar todo tipo de pantalón, short, falda, vestido, etc sin pensar: se notará mi toalla para flujo abúndate de tamaño inmenso!!
    Creo que he dejado muy en claro lo feliz que soy :D

    Gracias por tu post!!
    Y chicas, anímense!!
    Es como no tener la menstruacion y al momento de sacarla y ver tu sangre, saber que estás sana, que tu cuerpo esta funcionando y preparandose para dar vida cada mes, es único, es mágico.

    Bendita la copa y nuestra vida :D

    • Para mí, poder ver la sangre sana fue parte esencial de ese cambio de percepción del ciclo. Sin la copa creo que hubiera sido imposible empezar a verlo de otra manera :-)

  20. MARLENE

    Hola,yo tengo una pregunta,es la primera vez que la uso y cuando me siento me lastima un poco,que puedo hacer,

    • Hola Marlene. Creo que es porque te hace falta recortar el palito. Yo el mío lo dejé sólo como de 2mm (lo suficiente para alcanzar la copa).

  21. Hola, llevo dos días usando mi copa, han sido días de adaptación, se me había filtrado el primer día y hoy también un poco, aunque nada grave, con un protector puesto, he seguido haciendo mis cosas diarias, mis clases de yoga y todo bien. Ahora en la noche acabo de descubrir que la estaba poniendo mal, la había introducido muy poco, leí que el palito para retirarla también debe quedar dentro, algo que no había aplicado hasta ahora. Note la diferencia de inmediato, la siento mucho menos y creo que está vez si quedó bien puesta, espero mañana amanezca sin manchitas en el protector y deje de usarlos para siempre. Admito que pensé que sería más fácil introducirla y listo, pero no es tan así, requiere paciencia y técnica.
    Lo que más me gustó fue cuando me la saqué por primera vez para vaciarla, fue ver mi sangre, era poca, pero roja intensa, tibia aún, sin mal olor, sólo sangre parte de mi, ver ese proceso natural de mi cuerpo me asombro mucho y me tiene motivada a seguir con mi copita hasta que ya seamos una y me acompañe a todos lados comodamente, cuidando y protegiendo en mi ciclo lunar. Creo que ya le tengo cariño.

    • ¡Hola Linda! Así es, poner la copa correctamente requiere práctica y adaptación, pero vale la pena tener paciencia. La relación con el ciclo cambia completamente, y eso que mencionas (la posibilidad de ver la sangre fresca, limpia, sin mal olor) pienso que es parte esencial de ese proceso :-) ¡Saludos!

  22. AuroritaFlores

    Yo llevo dos años usando la copa y la amo1 definitivamente es la mejor compra que puede hacer una mujer, cero molestias como antes, ahorras dinero y cuidas al planeta

  23. Andrea

    Guauuu asombroso descubrimiento el de hoy con tu publicación a cerca de las copas menstruales Mariana ! No tenía idea que existían! Leí todos los comentarios todo ha sido muy útil. Voy a realizar una búsqueda activa desde mi país (uruguay) para conseguirla. Comenzando por el cuidado del medio ambiente , mi primer motivación, también traerá nueva forma de relacionarme con mi cuerpo durante esos días.
    Agradecida inmensamente !

    • ¡Hola Andrea! Pues me alegra muchísimo que te hayas encontrado con esta publicación, y más aún que te animes a probar la copa. Para cada una es una experiencia distinta, pero hay dos cosas que te puedo decir con seguridad: 1) requiere paciencia, y vale la pena tenérsela y 2) tu relación con tu cuerpo de verdad cambia un montón. Espero que la consigas fácil y que te vaya bien con el proceso. Cualquier duda que tengas, pregunta por aquí que te ayudo con lo que pueda. ¡Un abrazo!

  24. Hola Mariana. Después de leer tu post (hace poco desafortunadamente) decidí hacer “la mejor compra de la vida”. Hace seis meses uso mi copa, y con la paciencia y la habilidad que se va adquiriendo, estoy feliz. Definitivamente dejé atrás todas las incomodidades y los miedos a las manchas. Y tienes toda la razón tu relacion con el cuerpo mejora un montón. Más comodidad, más traquilidad y menos contaminación. Quien pida más… que le piquen caña.

  25. Monica

    Hola a todas,
    Empece a utilizar la copa porque mi piel es sensible, y la compré hace 6 meses.
    Tengo la talla grande ya que tengo tres hijos y mas de 30 años pero no consigo hacerme con ella ya que se me escapa., es decir se me sale.
    La coloco correctamente porque por la noche no la noto y tampoco cuando estoy sentada pero al moverme poco a poco se va escapando. Los primeros dias no se salen pero a medida que pasan los días parece que los músculos están agotados y se desliza.
    Debo comprar una talla mayor? Quizá sea porque debo reforzar el suelo pélvico? Si compro una talla mayor se sujetará?
    Alguien me echa una mano?

    • ¡Hola Mónica! Me parece raro lo que mencionas, porque en teoría, los músculos del canal vaginal deben sostener la copa en su lugar (aunque no tengas mucho tono muscular en el suelo pélvico). ¿Será que la estás poniendo muy abajo? Es necesario que la subas hasta un punto en el que los mismos músculos la “arrastran” un poco más hacia arriba… de ahí ya no se debería salir. En todo caso, voy a explorar más el tema, para ver si te puedo dar algún dato más puntual. ¡Un abrazo!

  26. Hola. Vi un video de youtube en el que un médico decía que no era recomendable dormir con la copa porque podía subirse la sangre e ir para las trompas de Falopio e incluso generar infección. Además, leí que hubo algún caso de síndrome del shock tóxico (aislado y vaya asaber por qué causas) por ahí. Necesitaría información sobre estos temas para quedarme tranquila. Acabo de comprar la copa y estoy muy ansiosa por usarla, pero eso me hizo un poco de ruido. No hay drama con dormir con la copa puesta? Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *