Hoy, en gente bonita: Cara Lynne Livermore

Hace unos meses llegué a un blog que me llevó a otro blog y después a otro más que finalmente me hizo aterrizar en la página de Chickpea Magazine. Fue un descubrimiento maravilloso porque conjuga cocina sencilla y vegana, fotografías bellas y acogedoras, diseño editorial precioso y letras dibujadas a mano; puras cosas que me gustan. Por eso amo el internet: a pesar de que también está lleno de tonterías y de cosas espantosas, siempre hay agujeros de conejo que lo llevan a uno a descubrir contenidos y proyectos increíbles de todas partes del mundo.

Así llegué a Chickpea, y a través de Chickpea llegué a Cara, que es la diseñadora y editora de la revista y una de las cabezas detrás del blog de cocina vegana Hipsterfood Kitchen (no se dejen engañar por el nombre, no es que Cara piense que la comida vegana es hipster, más bien al contrario… pero se aprovechó de la creencia popular para generar el nombre. Lo explica —en inglés— aquí). Cara además escribe y comparte ideas sobre trabajo independiente, veganismo y proyectos hazlo-tú-mismo en su blog personal, así que, como pueden ver, es una persona inquieta, súper creativa y además es realmente simpática. Una digna representante de la gente bonita.

Cara vive en Nueva York, así que no pude entrevistarla directamente ni tomar las fotos yo misma, pero intercambiamos emails para hacer la entrevista, y ella compartió varias imágenes conmigo para acompañarla. Los dejo con la entrevista, en la que Cara nos cuenta sobre el blog, la revista y su experiencia en el proceso de dejar de comer animales.

Mariana: En tu blog hablas sobre el proceso de “veganizarte”, ¿recuerdas el momento en el que finalmente decidiste dejar de consumir productos de origen animal? ¿Qué cosas se te pasaron por la cabeza en ese momento?
Cara: ¡De hecho recuerdo el momento muy claramente! Quiero decir, tuve pequeños indicios a través de toda mi vida —desde cuando iba a cazar con mi padre cuando era niña, a tener un novio vegetariano muy politizado durante muchos años antes de que siquiera me planteara la idea de dejar de comer carne—. Pero el momento en que realmente se rompió la pared fue cuando estaba en la universidad: estaba en la fila para vaciar mi plato en el comedor, y por primera vez miré realmente lo que la gente que estaba delante de mí estaba haciendo. Estaban vaciando en la basura platos medio llenos de pollo, pasta cremosa, y otros montón de alimentos. Después miré en la basura y vi una gran cantidad de pollo sin comer, casi llenando todo el bote. ¿Por qué estos pollos tuvieron que tener una triste y torturada vida sólo para ser tirados a la basura? Eso despertó mi interés en todo el movimiento, y desde entonces he estado investigando y explorando mi propia experiencia con comer y no comer animales.

_DSC1394

¿Sientes que hay algo en particular que te haya llevado en el camino a tomar esa decisión? Una persona, una película, un libro… ¿qué fue la primera cosa que te hizo pensar “debo replantear las cosas que estoy comiendo?
Fueron un montón de cosas, todas fueron encajando muy rápidamente en mi mente a medida que empecé a consultar más sobre el tema. Vi muchas películas y documentales. Es decir, toda mi vida había visto películas y había leído libros que hablaban de no hacerle daño a otros seres o al medio ambiente innecesariamente (¿les suena Ferngully o telaraña de Charlotte?). Pienso que absorbí tanto los puntos de vista radicales como los puntos más corrientes sobre el veganismo, de Gary Francione a Colleen Patrick Goudreau. Ella hizo que el veganismo fuera “factible” en mi mente y fue el último empujón que necesitaba para cambiar. Quise ser tan reflexiva como fuera posible acerca de lo que consumo, la comida siendo apenas el comienzo.

¿Cuál es tu parte favorita de haber tomado esa decisión? Sé que puede parecer muy obvio, pero yo, por ejemplo, tengo muchas cosas favoritas aparte de la que es principal para mí, que es ser más solidaria con los animales.
Lo que más me gusta de ser vegana es que alivió mucha de la culpa que sentía por mi consumo, me hizo sentir menos hipócrita. Yo sabía que el consumo de cualquier alimento implicaba un impacto en el planeta, pero siendo vegana y consumiendo vegetales de producción local y de temporada siento que me estoy esforzando por hacer la menor cantidad de daño posible.

2014-05-16,-2-30-20-PM

¿Empezaste a preocuparte por la sostenibilidad cuando decidiste volverte vegana o fue al revés? 
El veganismo abrió completamente mi mundo a los asuntos de sostenibilidad, de una manera que no creo que hubiera sido posible si simplemente me hubiera convertido en una “foodie” o paleo o algo por el estilo. Realmente me hizo ver todo lo que llevaba a mi casa como un recurso que debía ser cuidado, y que debía pensarse de una manera seria. Para mí, el veganismo debe ser considerado como un cambio de mentalidad total, no como una dieta o un conjunto de reglas.

¿Piensas que al ser vegana ha cambiado la manera en la que te relacionas con la gente?
Siempre he sido medio ermitaña y no me ha preocupado mucho el comportamiento social, así que de alguna manera nada ha cambiado. Siempre he sido firme y directa con otras personas, y nunca me puso nerviosa hacerle notar a mis padres que estaban siendo hipócritas con algunas de las cosas que hacían, por ejemplo. Creo, sin embargo, que he aprendido a ser más compasiva siendo vegana. Es algo que me hace pensar sobre las circunstancias que rodean a cada persona, las ideas que tiene la gente, qué experiencias han tenido en su vida para llegar a pensar de la manera que lo hacen. Ahora entiendo que hay que buscar maneras de comunicarse con las personas buscando que me entiendan mejor, si es por ejemplo desde un punto de vista lógico, desde una perspectiva del sabor, un acercamiento emocional, o lo que sea que pudiera gustar a cada persona en particular.

050215_7

¿Qué te llevó a crear Hipsterfood Kitchen? Sé que es una manera de compartir tu paso al veganismo, pero la mayoría de la gente hace esos cambios sin documentarlos, ¿qué te hizo sentir que era importante hacerlo?
Creo que mis ganas de empezar Hipsterfood vinieron de mis ganas de crear. Sobre todo en ese momento… ya había pasado un año desde que había terminado la universidad y decidí que mi descanso post-universitario debía terminar, y que realmente tenía hambre de hacer algo. A la vez quería compartir todo lo que había aprendido sobre el veganismo. Sabía que mis habilidades visuales estaban bien, y que a la gente le podría gustar lo que yo tenía para mostrar, así que simplemente lo hice.

2014-10-08,-12-16-24-PM

050315_4

¿Cuál es tu parte favorita de hacer la revista, en comparación con el blog?
Mi parte favorita en comparación con el blog es que me da tiempo para que el diseño y el contenido se “cocinen” mejor en mi mente antes de compartirlos. También disfruto mucho el proceso de diseño; sólo sé un poco Livejournal HTML y CSS así que el look de mi blog no es exactamente el que quiero, en cambio con la revista puedo hacer que se vea exactamente como quiero que se vea. Pero el tiempo que hay entre la idea, la publicación y la retroalimentación es definitivamente mi parte favorita. Es menos probable que alguien te envíe comentarios “troll” (malintencionados) sobre una revista que tardó tres meses en estar lista y que se vende físicamente en una tienda.

¿Recibes muchos comentarios “troll” en el blog?
Antes los recibíamos todos los días, cuando estábamos empezando y el blog se empezó a popularizar. Creo que fue una mezcla entre nuestro nombre (hipsterfood, aparentemente es muy molesto para un montón de gente), el hecho de que estábamos en Tumblr (que no se considera una plataforma de “seria” de blogging), y el hecho de que estábamos haciendo comida vegana, algo que mucha gente no entiende. Recibimos cuatro tipos de comentarios: 1) agradable y de apoyo, 2) comentarios trolls realmente tontos, 3) comentarios “preocupados” por nuestra cordura y nuestra salud, y 4) comentarios de veganos que no entendían en blog y pensaban que nos estábamos burlando del veganismo. Recibíamos un montón de mensajes cada semana, incluyendo muchos del tipo “suicídense” y “los veganos son ilógicos y llorones”. Venía de todos los lados. Ahora veo la mayoría de esos mensajes como manifestaciones de ignorancia en torno a lo que es el veganismo, algo que tratamos de abordar en cada publicación. A medida que ha ido pasando el tiempo la gente nos toma más en serio y ahora la mitad de esos comentarios no aparecen. 

2014-06-05,-12-04-27-PM

¿Alguna vez has recibido comentarios troll sobre la revista?
Yo siento que una razón importante para empezar la revista fue la de evitar recibir tantos mensajes malintencionados. Nunca hemos recibido ese tipo de comentarios acerca de la revista (toco madera); recibimos un par de correos electrónicos rabiosos al principio, pero creo que nuestra consistencia, la calidad y el discurso reflexivo han filtrado a muchas de esas personas. También es más difícil hacer comentarios sobre una revista que simplemente llegar y escribir algo en la parte de abajo de un blog. Una vez nos hicieron una entrevista en la que alteraron mucho nuestras palabras y mintieron para hacernos sonar como si fuéramos una revista pro-anorexia; eso creo que ha sido lo peor en toda nuestra historia, y después de eso evité hacer entrevistas por muchos meses. En este momento me alegra sentir que me he vuelto más fuerte y que estamos atrayendo a gente mucho más simpática :)

¿Recibes comentarios troll sobre veganismo en la vida real? Es decir, no a través de comentarios en el blog, sino de personas que quieran atacar tus decisiones alimenticias y tu estilo de vida.
Yo creo que ya no considero los comentarios sobre veganismo como un asunto troll. Creo que cuando la gente hace esas preguntas, o incluso cuando se burlan de ti, te están dando la oportunidad de mostrarles lo que realmente es el veganismo, ya sea a través argumentos lógicos bien educados, una respuesta aguda o una discusión. Prefiero hacerlo de la manera más positiva posible, incluso bromeando con estas personas, pero manteniéndome firme en mis creencias. Tengo una o dos frases que me sirven de respuesta para casi cualquier comentario ignorante/malintencionado/troll que recibo en persona, y al final pienso que la gente respeta el ver que sé de qué estoy hablando sin avergonzarlos o ridiculizarlos. Este método evitar tomar las cosas como algo personal me ha ayudado a llegar a la gente de una manera nunca pensé que fuera posible. Me ha ayudado personalmente y en mi trabajo, todo a la vez.

Y por último, ¿cuál es tu receta favorita en este momento?
Tiene que ser nuestra masa de pizza con salsa de tomate, coles de bruselas asadas y un poco de queso de marañones.

Cara-Lynn-1

¿Qué te parece? Si quieres conocer más sobre el trabajo de Cara, puedes visitar su portafolio, su blog de cocina vegana o echarle un vistazo a su revista (que también está disponible para suscripción digital, y uno recibe un PDF a todo color y de alta calidad con todas las recetas y las preciosas fotos que las acompañan).

Para cerrar, pienso que es muy interesante ver lo que pasa detrás de la producción de contenido vegano… si eres vegano/a o vegetariano/a seguro te has encontrado en situaciones en las que alguien empieza a hacer comentarios aparentemente sólo con la intención de generar malestar; y claro, también con muchas personas que hacen preguntas con genuina curiosidad. ¿Qué piensas de esas situaciones? ¿Cómo las enfrentas? ¿Qué tipo de contenidos —sean libros, películas, webs— sientes que te han ayudado a manejar esas situaciones con mayor tranquilidad? ¡Cuéntamelo en los comentarios!

Todas las fotos de esta publicación son de Cara Lynne Lyvermore. Las letras dibujadas sobre la imagen de portada son hechas por mí.

Compartir es lindo ♥ Share on FacebookPin on PinterestShare on Google+Tweet about this on Twitter

4 Comentarios

  1. Fantástica entrevista Mariana! :-)

    La verdad es que no conocía ni el magazine ni el blog de Hipsterfood Kitchen pero te he de decir que me ha sorprendido para MUY bien.

    Las fotografías son magníficas y con ello Cara demuestra una vez más que la cocina vegetariana y vegana es una de las más bellas (y sanas!) del mundo mundial.

    Gracias por tu enorme implicación y trabajo para acercarnos a gente tan inspiradora! ;-)

    • Mariana

      ¡Gracias Sandra! A mí me encanta el trabajo de Cara, y disfruto mucho las recetas que publica… ¡son ricas y bellas!

      Me alegra que te haya gustado y que haya sido un nuevo descubrimiento para ti :-)

  2. Conocí la revista gracias a tu blog Mari, y debo decir que me enamoré tanto que compré toda la colección digital de 2014 :O y me muero por un ejemplar en físico para poner en mi revistero y que todos puedan disfrutarla. En lo personal, he llegado a la cocina vegana por puro paladar, no soy ni siquiera vegetariana, pero hay tantas opciones increíbles que no me las pienso perder porque no lleven carne o lácteos. En cuanto a ser hipócrita o no, es algo en lo que a lo mejor no haya reflexionado tanto en toda mi vida, Cara tiene razón al hablar de “…las circunstancias que rodean a cada persona, las ideas que tiene la gente, qué experiencias han tenido en su vida para llegar a pensar de la manera que lo hacen” y por ahora el evitar comer animales no es mi causa y entiendo totalmente tu punto sobre la superioridad moral de vegano :)
    Volviendo a la revista, me encanta la estructura del contenido: “Qué estamos haciendo” “Que estamos comiendo” “Qué hemos estado aprendiendo” son un hit. Ahh, y también un día quiero llegar a hacer fotos de tabletop como las suyas.

    • Mariana

      ¡Hola Aleja! Jajaja las revistas son divinas, yo ya tengo un ejemplar físico que me hace dar muchas ganas de cocinar y de tener más ejemplares físicos :-)

      El asunto con el veganismo, pienso yo, es que es un viaje personal… está (o no) en las sensibilidades de cada uno, y cada quien va llegando (o no) a esas sensibilidades desde diferentes puntos y a diferentes ritmos. Yo tengo amigos que son veganos y vegetarianos desde hace años, pero digamos que el mensaje apenas empezó a calar cuando mi cerebro estuvo listo para entender por qué era importante para mí hacer ese cambio.

      A mí toda la idea de la revista me encanta, las fotos me parecen preciosas y las recetas son, en general, de muy fácil preparación y con ingredientes que son fáciles de conseguir; son de esas recetas que realmente dan ganas de hacer. Yo ya he probado un par, ¡y qué delicia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *