Lentejas germinadas

Hace un par de meses aprendí a germinar lentejas con un tutorial que encontré en un blog que me gusta mucho. También aprendí a germinar quinoa y garbanzos, pero esa historia es para después.

El proceso es realmente muy fácil:

  1. Se lavan bien y se ponen a remojar de un día para otro (yo remojé una taza de lentejas).
  2. Se enjuagan y se escurren bien.
  3. Se ponen en un recipiente de cerámica o de vidrio (puede ser en un envase de vidrio como los de mermelada o en un plato hondo en el que quepan “cómodamente” las lentejas).
  4. Se cubren con una toalla desechable de cocina o con una tela de fibras naturales bien limpia (por ejemplo lino). Se ponen en un lugar bien ventilado pero lejos de la luz directa hasta el otro día.
  5. ¡Listo! Al siguiente día ya vas a ver que tienen unas “colitas”. Eso significa que ya germinaron. Yo les di otro día más para que las colitas crecieran más, ¡algunas incluso empezaron a sacar hojas!
    A mí me pareció muy lindo verlas germinar, hasta les tomé una foto.

No sabía muy bien qué hacer con las lentejas germinadas entonces recurrí a la fuente que responde casi todas mis preguntas culinarias últimamente: Pinterest. Como siempre, encontré un montón de recetas deliciosas, pero muchas tenían ingredientes que no tenía disponibles en ese momento así que decidí improvisar. Usé ingredientes muy básicos que normalmente se tienen en casa para hacer un salteado y quedó muy rico.

Aquí va la receta:

Lentejas-germinadas-03Lentejas-germinadas-02  Lentejas-germinadas-04 Lentejas-germinadas-05

Sólo es necesario saltear unos cuantos minutos para que los ingredientes se calienten. No hace falta cocinar las lentejas (quedan crujientes, llenas de nutrientes, maravillosas) y se pueden añadir o reemplazar los ingredientes según lo que tengas disponible.

¡Así de fácil! Comida rica, sana, sin carne, sin lácteos, sin huevo, llena de colores, sabores y nutrientes. Puro poder alimenticio.

Si acaso tienen dudas sobre los valores nutricionales de las lentejas, les dejo esta tabla comparativa, con datos obtenidos en la página de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura):

Lentejas-germinadas-06

¿Has preparado algo con germinados? ¿Tienes técnicas diferentes? ¿Recetas recomendadas? ¡Compártelas en los comentarios!

Compartir es lindo ♥ Share on FacebookPin on PinterestShare on Google+Tweet about this on Twitter

8 Comentarios

  1. Hola! Las lentejas, una vez germinadas, al sacarlas del bote/tarro ¿SE ENJUAGAN CON AGUA? Y si no entiendo mal, ¿NO se cocinan? Es la primera vez que las hago y no sé qué cómo cocinarlas…. Por cierto, excelente receta! Me subscribo!

    • ¡Hola Ángela! Efectivamente, no se cocinan :-)

      Podrías hacerlo, si quieres, pero para esta receta funcionan mejor así. Me cuentas qué tal te queda cuando la prepares, ¡un abrazo!

  2. Cristian

    Muchas gracias por el articulo. Muy interesante este tema. Yo a las lentejas germinadas las acabo de agregar a una preparacion de arroz con vegetales e hierbas, muy rico todo y genial saber las increibles propiedades :)

    • ¡Son muy ricas! Hace tiempo no las preparo… voy a poner a germinar unas para comer esta semana. Me alegra que te hayas motivado a prepararlas, ¡saludos! :-)

    • ¡Hola Cecilia! Las lentejas germinadas tienen niveles más bajos de ácido fítico, y al comerlas de esta manera se aprovechan mejor las vitaminas. No significa esté mal comerlas cocinadas, sencillamente ésta es una opción diferente para comerlas. ¡Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *