Paso a paso: Champú “el conejo feliz”

Champú en barra "el conejo feliz"

Si me lees con frecuencia, posiblemente a estas alturas ya te has dado cuenta de que tengo una debilidad por probar casi cualquier cosa que implique una reducción en los residuos que genero y en los ingredientes tóxicos con los que mi cuerpo tiene contacto.

Me gusta experimentar, y —sobre todo— me gusta compartir los resultados de esos experimentos para que otras personas puedan sacar provecho de las cosas que yo haya aprendido en el proceso. La publicación de hoy es el resultado de uno de los experimentos que más me ha gustado porque me hizo sentir como si supiera hacer magia jajaja. En serio, creo que con esta receta me he ganado un diploma imaginario de cosmética DIY (hazlo tú mismo). 

Y no me la inventé yo… tampoco me dan para tanto los conocimientos (en ese caso me daría a mí misma un diploma imaginario de alquimista experimental del universo, o algo así), sino que fue una adaptación de esta receta para champú en barra, y la pura verdad es que me atreví a hacerla sólo después de haber leído la Guía básica para hacer jabones veganos de Cocina y divina. Claudia hizo un excelente trabajo explicando el proceso y despejando los miedos que normalmente surgen en torno a la fabricación de jabones, y su guía fue esencial para que me animara a probar. Para complementar lo que estaba aprendiendo, me compré la versión de Kindle de “Smart Soapmaking, donde se explica también con mucho detalle todo el proceso.

Suelo compartir recetas mucho más sencillas de preparar porque me gusta pensar que cualquier persona se puede animar a hacerla sin tener muchos materiales o ingredientes a la mano, pero ésta, a pesar de ser un poco más compleja, de verdad vale la pena.

Para dar un poco de contexto revisemos primero qué es el champú. Según Wikipedia:

La palabra champú deriva del inglés shampoo, palabra que data de 1762, y significaba originalmente “masajear”. Esta palabra es un préstamo del Anglo-Indio shampoo, y esta a su vez del Hindi chāmpo (चाँपो), imperativo de champna, “presionar, amasar los músculos, masajear”.

Así que “champú” originalmente se refería a masajear, y después a alguien se le ocurrió aplicarlo específicamente a masajear el cuero cabelludo. Más adelante los peluqueros ingleses empezaron a hervir jabón y agua y a añadir hierbas para dar olores ricos y más brillo y suavidad al pelo de sus clientes. El champú moderno (ese líquido viscoso de colores que todos conocemos) apareció apenas en 1930 y de ahí en adelante las campañas de marketing hicieron el resto: ahora es un producto que consideramos básico, y cualquiera que se atreva a afirmar que no lo usa es calificado como hippie maloliente (me da risa que los “insultos” hacia las personas que queremos llevar una vida sostenible por lo general contengan la palabra hippie. Creo que debo dedicarle una publicación).

Y para dar otro poco de contexto te cuento cómo fue todo el proceso hasta llegar hasta aquí: hace aproximadamente mil años quería comprarme un champú para pelo “liso y sedoso” y mi mamá se rió de mí y me dijo todos los champúes sirven para lo mismo. Me dejó pensando y miré los ingredientes… y efectivamente todos eran muy parecidos (y prácticamente todos me eran desconocidos). Muchos años después me empecé a encontrar con artículos que “desmitificaban” al champú y proponían otras maneras de lavar y cuidar el pelo. Ahí empezó mi período de exploración y búsqueda, en el cual he pasado por probar marcas con ingredientes más amigables y también por el “no poo” (no me voy a extender explicándolo, pero si quieres leer más al respecto te recomiendo que visites a Ana y a Yve, que ya compartieron hace tiempo sus experiencias).

Las búsquedas suelen llevar a aprendizajes (que vienen tanto de los aciertos como de los desaciertos), y ésta búsqueda en particular me ha llevado a identificar 3 cosas que considero importantísimas en los productos de aseo y cuidado personal que utilizo:

Captura de pantalla 2015-10-21 a las 12.35.48 p.m.

Quiero productos que me permitan generar la mínima cantidad posible de residuos.

Los productos comerciales tienen empaques, etiquetas, cajas, cajitas, tapas, tapitas y un gigantesco “empaque intangible” de marketing que busca convencernos de que estamos comprando lo mejor de lo mejor, y que el producto vale 20 veces más de lo que realmente vale.

Quiero productos cuyos ingredientes yo conozca (y más o menos entienda), y que sean amigables con mi salud y la del planeta.

Los productos comerciales de aseo y cuidado personal suelen ser cocteles de ingredientes impronunciables y/o con dudosas reputaciones.

Quiero productos que no hayan sido probados en animales y que no contengan ningún ingrediente de origen animal.

Esto en los productos comerciales se vuelve bien difícil porque la grasa que se obtiene de los animales se esconde detrás de nombres tan “refinados” como Stearic Acid, Sodium Tallowate o Stearyl Alcohol y, a pesar de las prohibiciones, muchas marcas siguen haciendo pruebas innecesarias y súper crueles en millones de animalitos.

… y esta receta lo tiene todo. Sólo tres ingredientes, nada de empaques extravagantes, nada de cobros adicionales por mercadeo, funciona  de maravilla sin tantos ingredientes “sospechosos” y los animales en los que ha sido probado somos mi chico y yo, que estábamos 100% conscientes del experimento en el que nos estábamos metiendo. Y todo salió bien. Como en el desodorante, ningún conejo y ningún animal sufrió en la fabricación de este producto, así que es conejo feliz = Mariana feliz.

No más preludios, vamos a las instrucciones. Lo primero que necesitas saber es que el champú en barra es básicamente un jabón artesanal en el que la proporción de aceite es ligeramente mayor para que no todo sea convertido en jabón por la soda, y así el resultado sea más suave y no reseque el pelo. Para prepararlo vas a necesitar:

Ingredientes (para tres barras de champú):

  • Aceite de coco (6,6 oz) (ya sé que es rara la medida, pero las balanzas digitales traen esa opción así que no debería haber problema).
  • Agua (2,5 oz)
  • Soda cáustica ( 1,08 oz) (sé que suena intimidante, pero siguiendo algunas recomendaciones básicas —y el sentido común— no tendrás nada que temer).

Herramientas:

  • Balanza digital de cocina (imprescindible, pues todo se mide por peso y no por volumen)
  • Recipiente para pesar el agua y el aceite
  • Recipiente para pesar la soda cáustica (yo el mío lo marqué para usarlo siempre para ese fin, y no usarlo para nada más)
  • Frasco de vidrio para mezclar la soda y el agua
  • Molde (en mi caso es improvisado: un tarro de plástico de esos en los que viene el helado, que tenía guardado hace tiempo).
  • Cuchara de acero inoxidable para mezclar (también puede ser de madera, pero en ese caso asegúrate de usarla sólo para hacer jabones… jubílala de la cocina).
  • Guantes de caucho (se usan por precaución, al mezclar la soda y el agua)
  • Gafas protectoras (ídem)
  • Licuadora de mano (opcional. Acelera el proceso, pero también puedes mezclarlo a mano a intervalos de 15 – 20 minutos. He probado las dos, y con las dos queda bien)
  • Termómetro de cocina (opcional)

Todos los materiales a la mano

Lo primero es organizar todo y tener todos los materiales a la mano. Prepara un espacio de trabajo en el que puedas estar tranquila/o (yo cubrí una mesa con papel periódico para no preocuparme tanto por si se caía una gota o dos de la preparación) y al que no tengan fácil acceso tus animales o niños pequeños. Cuando tengas todo listo, pesa los ingredientes y deja todo organizado y a la mano.

Usa un recipiente exclusivo para la soda cáustica

Pesar y dejar todo organizado y listo
Como podrás ver, mi espacio de trabajo parece cualquier cosa menos un laboratorio científico. Más casero imposible (que eso valga para que te motives y veas que no es tan complicado como lo pintan).

Aquí viene la parte delicada, y la que normalmente hace que la gente (me incluyo) tenga miedo de probar recetas de este tipo: mezclar la soda cáustica con el agua. Es “delicada” porque esa mezcla genera una reacción química que hace que el líquido suelte vapores irritantes (para eso son las gafas de protección) y también hace que suba mucho la temperatura. Pero como dije antes, no hay nada que temer. A mí me ponía muy nerviosa y por eso no me atrevía a hacer jabones, pero después de haberlo hecho una vez te puedo decir con confianza que no es para tanto, y que realmente se trata de trabajar con cuidado y aplicar el sentido común. Debes añadir la soda al agua y no al revés, lentamente, mezclando con la cuchara de acero inoxidable y procurando mantener la cara alejada para no exponerte a los vapores. Haz esta mezcla en un lugar bien ventilado, con los guantes y las gafas puestas y con el cuerpo tan cubierto como puedas (pantalón, mangas largas, zapatos cerrados) para protegerte en caso de que algo salpique. Lo normal es que NADA salpique, pero más vale prevenir que curar.

Mezcla la soda y el agua en un lugar ventilado
Los vecinos seguro pensaban que estaba haciendo una bomba. Tengo un tapabocas improvisado con una pañoleta de flores, y las medias por encima del pantalón son para protección, no es que sean un fashion statement.

Como te dije antes, la mezcla de agua y soda se va a poner súper caliente; déjala que se enfríe un rato antes de agarrarla para llevarla de nuevo al espacio de trabajo. Aquí tienes dos opciones: 1) usar el termómetro para asegurarte de que la mezcla esté más o menos a temperatura ambiente, o 2) dejarla enfriar suficiente rato —digamos 20 minutos— y tocar POR FUERA el recipiente para confirmar que ya esté a temperatura ambiente. Lo importante es que no haya una diferencia demasiado grande entre la temperatura del aceite y la de la mezcla de agua con soda cáustica. Pon el aceite en un recipiente de vidrio, acero inoxidable o plástico (de nuevo, el mío fue súper improvisado, un tarro que tenía guardado hace siglos) e incorpora lentamente la mezcla de agua y soda, mezclando suavemente con la cuchara de acero inoxidable.

Añade la mezcla de agua y soda cáustica al aceite, con "mañita"

Lo que viene ahora es lo más fácil: mezclar, y mezclar más. Puedes usar una licuadora de mano para acelerar el proceso (más o menos 15 minutos), o —si no tienes una— puedes revolver a mano con la cuchara a intervalos de 15-20 minutos (más o menos 2 horas, en total).

Licúa o revuelve hasta llegar a punto de traza

Debes mezclar hasta llegar a lo que se conoce como “el punto de traza“, que simplemente significa que queda una traza o surco al mover la cuchara o la licuadora. Es decir: se ve “cuajado”. Yo he probado a hacerlo de las dos maneras y sí rinde mucho más con la licuadora (obvio) pero la mezcla manual no es tan tediosa como suena y fue muy emocionante ver cómo iba tomando forma de a poquito.

Ponlo en el molde

Cuando ha alcanzado el “punto de traza” puedes pasar la mezcla al molde (o los moldes, si son varios individuales pequeños). Yo usé un tarro de plástico que tenía guardado y funciona bien, pero es un poco difícil de desmoldar (no quería romperlo para poder volver a usarlo después); puedes usar moldes de silicona, o algún molde de vidrio o de madera forrado con trozos de plástico o de tela que te sirvan para sacar el bloque cuando ya esté sólido. Déjalo algunas horas a que se solidifique bien (con otros aceites los jabones toman un par de días en solidificar, pero con aceite de coco está listo en 3-4 horas). Sácalo de los moldes, córtalo si es necesario y ponlo en un lugar ventilado para pasar a la última fase: el proceso de curado.

Corta y espera a que curen

¿Y qué es la fase de curado? Es una cuestión de reacciones químicas. Al hacer jabones artesanales (champú en este caso) estamos aprovechando un proceso que se llama saponificación y que se genera a partir de la combinación de un cuerpo graso (aceite de coco en este caso) un álcali (la soda cáustica) y el agua. El proceso de saponificación convierte todos esos ingredientes en una sola cosa: jabón. Es decir: en el resultado final ya el aceite no es aceite y la soda cáustica ya no es soda cáustica… juntos, se convirtieron en una cosa distinta que ya no es engrasante ni irritante. Magia, ¿no?

Hay jabones que se hacen con un proceso caliente que acelera la saponificación, pero aquí estamos preparando champú en barra con el proceso en frío, que requiere entre 4 y 6 semanas de curado.

Es esencial que tengas paciencia antes de usarlo porque sólo así podrás estar segura/o de que se han integrado bien la soda cáustica y el aceite. Y cuanto más esperes, mucho mejor… porque las barras se vuelven más sólidas, más duraderas y tienen un efecto más suave. Yo medí el pH a las 4 semanas de curado y estaba en 6, así que muy cercano a ser pH neutro… es decir, la soda cáustica ya se había integrado y la mezcla ya no era tan alcalina (y por lo tanto ya no podía ser irritante).

Al terminar de preparar la receta, lava a mano todos los materiales de trabajo con vinagre y después con agua y jabón. Si usaste algún implemento que también usas en la cocina (por ejemplo la cuchara de acero inoxidable) lávala dos veces para asegurarte de que queda bien limpia y sin residuos del proceso de preparación.  

Importante: esta receta sólo funciona con aceite de coco. Si vas a usar otro aceite, las medidas cambian (cada aceite reacciona de manera ligeramente diferente con la soda). Para calcular las medidas con aceites de otro tipo, puedes usar esta calculadora.  

Hace mucha espuma

Cuando hayan pasado 4 a 6 semanas, ¡puedes empezar a usarlo! Lo primero que vas a notar es que hace MUCHA espuma. Sólo necesitas frotar un poco en el pelo y con eso debería ser más que suficiente para que te quede bien limpio.

Después de usar el champú en barra uso vinagre de manzana como acondicionador. Yo disuelvo una cucharada de vinagre en una taza de agua, y lo aplico después de haber enjuagado bien el champú; lo dejo “actuar” un par de minutos, y lo enjuago, como lo haría con un acondicionador comercial. Aunque no lo creas el pelo no queda oliendo a vinagre (pero si sientes que quieres otro aroma, puedes añadir un par de gotas de tu aceite esencial favorito); de hecho este “acondicionador” hace que el pelo quede brillante, fácil de desenredar y que se sienta súper sano. Llevo 2 meses usando este champú y siento que el pelo me queda cada vez mejor y también noto que el lavado dura más… ¡me lo estoy lavando sólo dos veces por semana!

Así queda mi pelo

Es posible que igual te preguntes “¿y para qué voy a querer hacer un champú en barra si el champú lo encuentro ya hecho en el supermercado?”. A lo que voy a responder con una lista de razones por las que el champú en barra hecho en casa es genial:

  1. Menos residuos. Dejas de llenar el planeta con envases de plástico.
  2. Menos ingredientes sospechosos en tu cuerpo. Sabes exactamente lo que pusiste en la preparación y sabes que el resultado no es nocivo.
  3. Conejos felices. Ningún animal sufrió mutilaciones, heridas ni torturas para que tú puedas usar este producto.
  4. Aprendes cosas nuevas. ¿Cuándo has aprendido algo usando champú comercial? Las cosas que ya vienen hechas limitan la creatividad… hacerlas tú misma/o la estimula.
  5. Comparte. ¿Puede haber algo más rico que recibir un regalo que alguien hizo a mano para uno? Olvídate del centro comercial y empieza a preparar tú misma/o regalos bonitos hechos en casa.

¿Se te ocurre algo más que pueda añadir a la lista? ¿Alguna vez has hecho jabones artesanales? ¿Has usado champú en barra? ¿Te animarías a probar esta receta? ¡Te espero en los comentarios!

Compartir es lindo ♥ Share on FacebookPin on PinterestShare on Google+Tweet about this on Twitter

150 Comentarios

  1. ¡Me la leí completica! Y estoy animada en un 200% para preparar mi propia barra de champú. Muchas gracias Mariana, qué buena receta :)

    • ¡Hola Lula! ¡Qué bueno que te hayas animado! Cuando la hayas preparado me cuentas qué tal te funcionó, y si te surge alguna duda en el proceso no dudes en preguntarme, que te ayudo con lo que pueda :-)

  2. ¡Qué bien! intentaré hacerlo, me encanta la idea. De lo primero que pienso siempre en hacer es un champú casero =) Me ha hecho mucha gracia imaginarme a tus vecinos viéndote preparándolo…jajaja

    • Jajajajaja, es que algunos pusieron una cara… pero no preguntaron nada, así que se quedaron con quién sabe qué ideas en la cabeza (posiblemente se estarán preguntando si es seguro dejar a sus hijos jugando cerca de mí jajajaja).

      Si te animas a prepararla me cuentas qué tal te va. ¡Un abrazo!

  3. ¡Genial, como siempre! ¡Que buen champú! (Y como me han hecho reír tus fotos, parecen de la NASA, jeje. ¡Ah! gracias por la referencia a La Ecocosmopolita. Un beso ?

    • Jajajaja, ¡de la NASA con problemas! Me alegra que te haya gustado, ojalá te animes también a probarlo ;-)

      ¡Un abrazo!

  4. María Fernanda Méndez

    Hola Mariana, es muy buena tu explicación del jabón-shampoo, me tome el trabajo de visitar a divina y también explica súper el proceso y las precauciones.
    Hace como 3 años hice mi primer jabón había visto una nena española hacerlo en un canal de YouTube, ella lo preparaba con aceite de oliva usado (en españa es de lo mas normal..eso entendí) y lo hacia con romero, quedé tan enamorada que hice que mi novio me comprara 2 litros de aceite de oliva ($$$$$ jejejejeje$$$$) pero al final eche el aceite de oliva en mi pasta y en las mascarillas del cabello, me daba un pesar saponificarlo….

    Termine por ir donde una señora que vende empanadas y le dije que me vendiera el aceite usado que tenía, ella gustosa me lo regalo!!!! Como 4 bellos litros de aceite requetequemado, y así me conseguí la soda caustica en un sitio donde venden cosas para piscinas, me fui a mi casa armada de buena onda y en el patio de mi casa fabrique como 15 barras de jabón, me tarde un montón para que “cuajara”, resultó tan útil para lavar los baños que se lo vendi a mis vecinas ;)

    Por lo que es cuestión de ensayar, ojala alguien mas lo intente y nos comparta su experiencia.

    Saludos

    • ¡Hola María Fernanda! Yo precisamente probé a hacer jabón con aceite usado después de esta experiencia con el champú en barra, y es el que estoy usando ahora para lavar en la cocina, funciona súper bien.

      Tengo pendiente probar a hacer el jabón de castilla, que es el que se hace con aceite de oliva (pero sin usar). Ya que sé cómo puedo hacerlos me quiero despedir para siempre de los jabones comerciales ;-)

      Si te animas a probar el champú me cuentas qué tal te va. ¡Un abrazo!

  5. Adriana Ramírez

    ¡Súper! Vamos a ver si logro conseguir los ingredientes acá. Si le sirve a usted, me sirve a mi (acuérdese que éramos hermanas de pelo).
    Por cierto, las fotos me recordaron un poco a Breaking Bad. :)

    • Jajajajaja ¡no me acordaba de lo de hermanas de pelo!

      Por allá seguro consigue… ¿Tailandia no le queda ahí casi al lado? Si consigue y prueba la receta me cuenta cómo le va.

      Ahora me voy a sentir Breaking Bad cada vez que haga jabones jajajajaja.

  6. Estoy en shock, Mariana, estoy en shock… :) (en shock feliz y emocionado, se entiende…).
    Hace meses que uso champú en barra, de Lush, por consumir menos envases y por que no testan en animales, y estoy muy contenta, pero esto que propones es alucinante. Tengo el pelo encrespado porque lo tengo ondulado-rizado (aunque casi siempre lo llevo liso por comodidad) y creo que el aceite de coco va a hacerme mucho bien. Ya lo uso como “mascarilla previa al lavado” muchos días, y el resultado es espectacular.
    No dudes que en cuanto pueda experimentaré con este champú.

    Por comentar a María Fernanda Méndez, diré que en España es verdad que siempre se ha hecho con aceite usado. Mi abuela y la abuela de mi chico siguen haciendo jabón en cubos en el patio y tengo dos barras en mi casa ahora mismo. No sé si se protegen como tú cuando lo fabrican, Mariana (jajaja), pero lo han hecho siempre. María Fernanda hizo muy bien en usar ese aceite usado porque es una forma de reaprovecharlo sin contaminar y para ciertos jabones puede ser estupendo si se filtra bien: jabón para la casa, para lavar la ropa, etc. Nuestras abuelas lo usan para todo, para el cuerpo también.

    Lo que pasa es que para cuerpo y pelo me da la sensación de que usar aceite limpio da más confianza. La parte mala, el precio del aceite. La parte buena, que por mi experiencia las pastillas de jabón cunden mucho más que cualquier gel de baño. Con una pastilla de jabón de Alepo que compré hace un año en BioCultura Madrid, usándola cada día, aún me queda un tercio. Y del champú sólido de Lush que os comentaba antes aún me queda la mitad y lo compré hace más de 6 meses. Cunden mucho, mucho más, porque en otras circunstancias ya hubiera tenido que reponer gel y champú un par de veces, así que la relación calidad precio es estupenda.

    Ya no escribo más, perdón por el párrafo.
    Un abrazo enorme (y suerte en los premios, ¡yo ya os voté a todas, preciosas!)

    • ¡Qué bueno ese tipo de shock! jajajaja, me alegra que te haya gustado la receta y que te animes a prepararla. Creo que parte del éxito de este champú (al menos en mi caso) ha sido también el uso del “acondicionador” de vinagre, de verdad que ya no quiero usar ninguna otra cosa.

      A mí también me da cosa con los jabones de aceite usado para el cuerpo… prefiero que sea con aceite limpio; aunque Claudia (de Cocina y divina) me dijo que en mi caso, por haberlo usado únicamente para vegetales no tendría ningún problema. Igual prefiero dejarlo para labores del hogar, y guardarme los otros “lujos” para el uso personal.

      ¡Un abrazo, y cuéntame cuando te prepares tu champú! (¡Y muchas graciaaaas! ♥)

  7. Genial como siempre, Mariana!!!
    Lo bonito de tus posts es que además de contarnos algo interesante que podemos hacer, nos das tu punto de vista, tus pensamientos, tus éxitos y tus fracasos y eso hace que un@ se sienta más identificad@ y con más ganas de seguir tus pasos (en aquellos que todavía no te seguimos al 100%).

    Hace un par de años voy haciendo pruebas de jabón y champú en barra. El champú todavía no acaba de salir bien del todo y de vez en cuando voy a comprarlo a Lush, al igual que Irene_Recolectora. También hace tiempo que pensaba en si me animaba a probar la receta de Mommypotamus (para el jabón corporal hace tiempo que uso esta: http://www.mommypotamus.com/diy-bar-soap-gentle-enough-for-babies/), pero viendo que a ti te salió de rechupete, la próxima semana me tiro a la piscina.

    Saludos desde la France!
    Anna

    • ¡Gracias Anna! Me alegra mucho que te haya gustado, y que disfrutes con las cosas que comparto :-)

      La receta que me compartes se ve buenísima, esa no la conocía pero me la guardo ya para probarla en mi próxima sesión de fabricación de jabones.

      Cuéntame qué tal te va con ésta receta, cuando la hagas. ¡Un abrazo!

      • Después de un mes y medio de haber hecho el champú “el conejo feliz”, hoy lo probé y estoy yo más feliz que el conejo! :P
        Me ha encantado porque hace muuuuuucha espuma y limpia muy bien!!

        Es verdad que en el aclarado, he notado que el pelo parece como un poco “encerado”, pero esa sensación se va después de aplicar un acondicionador (hoy no usé vinagre porque no tenía). Quizás un pequeño inconveniente, es que el pelo no queda brillante una vez seco, pero eso creo que simplemente es cuestión de usar el vinagre como acondicionador.
        Repetiré seguro y probaré con el vinagre o con lo que sea hasta dar en el clavo de un pelo más brillante!

        Anna

        PS: prometo no ser más “cansona” porque hoy estoy en modo “intensa” dejándote esta respuesta y la recomendación de la app de contaminación en el face…. :P :P

        • Jajajaja, ¡ni cansona ni intensa! Me encantan las recomendaciones y los reportes con resultados de las recetas :-)

          ¡Qué bueno que te haya gustado! La cantidad de espuma es impresionante, ¿no?
          Me parece raro lo que dices de la sensación de “encerado”… eso no me pasa, ¿pero puede que sea el tipo de pelo? Lo del brillo —al menos en mi caso— lo resuelve 100% el acondicionador de vinagre, así que cuando lo pruebes me cuentas qué tal te va.

          ¡Un abrazo!

  8. Genial guapa y enhorabuena por todo, te lo mereces! Y estupendo el tema protección, a mi no me parece exagerado para nada! yo voy también de esa guisa cuando me pongo a ello. Ahora ya sólo te falta hacer los mismo con aceite de oliva para el cuerpo (mi preferido para el body!) ;)

    • ¡Muchas gracias Ana!

      El de aceite de oliva lo tengo pendiente, ¡incluso ya compré el aceite! Ya te contaré qué tal me quedan. Y si es tu favorito ahora sí que lo preparo con más confianza, que eres mi sensei de la cosmética DIY. ¿Qué sería de mí si no me hubiera topado con Organicus? :-)

  9. Daiana

    Hola Mariana! Me enamore completamete de tu blog, obsolutamente todo: el diseño, las tipografias, las fotos! Buenisimo!! :) Solo un consejo o critica constructiva: para que las fotos queden bien iluminadas y limpias, fijate que el fondo (si vas a utilizar una sábana) que sea blanca y no este arrugada. Sino podes usar una cartulina blanca lisa y listo! Espero que te sirva y lo tomes con onda! Saludos desde Entre Rios, Argentina. :D

    • ¡Hola Daiana! Muchas gracias por tus bonitas palabras, ¡me alegra mucho que te guste el blog!

      Con respecto a las fotografías, de hecho busco deliberadamente que los fondos estén arrugados porque me gusta la textura, y en general no me gustan las fotos que se ven demasiado “preparadas”. Pero igual muchas gracias por tu sugerencia.

      ¡Saludos! :-)

  10. MARIA FERNANDA MENDEZ

    Hola Mariana,
    !!!Lo hice¡¡¡¡, y todavía no lo puedo usar, le faltan las semanas de curado, pero me demoré como 2 minutos con la batidora de mano en que tomara punto, y queda súper blanco, supongo que tiene que ver con los materiales que usé, apenas lo pruebe en mi cabeza te cuento como me va, estoy haciendo rendir lo poco que me queda del shampoo que tengo (espero nunca mas tener que comprar uno de frasco de plástico).
    También hice una formula que encontré en la pagina de Divina, es de aceite de oliva con chocolate (huele súper rico, y si resulta les comparto mas detalles de la fórmula) espero que cuaje porque lo senti muy líquido y como sin forma, ni comparación con el aceite de coco, cuando los pruebe por acá estaré pare contarles como me terminó de ir.
    Abrazos para tod@s

    • ¡Qué bieeeeen! Jajaja, falta la parte más difícil, ¡la paciencia!

      Sí, queda súper blanco, y el aceite de coco hace que la mezcla quede mucho más sólida que con otros aceites, así que creo que el otro que probaste también va a salir bien. Cuando lo pruebes me cuentas qué tal te va, que también he tenido muchas ganas de probar el de chocolate. Cuando esté lista la barra de champú, recuerda usar el vinagre como acondicionador, que en mi experiencia ha sido el toque secreto para que tenga aún mejor resultado.

      ¡Espero tu reporte! ¡Un abrazo!

  11. Hola! Ya tengo los ingredientes para empezar a hacer jabones :) mi báscula no tiene para medir onzas de peso, solo gramos, pienso hacerlo con la equivalencia… espero que resulte bien la receta y les cuento. Sabes si se puede reemplazar el tipo de aceite conservando las cantidades? Para aprovechar el aceite de la cocina y hacer jabón para lavar los platos.

    • ¡Hola Lina! Puedes hacer jabones con otros aceites, pero tengo entendido que las proporciones varían según el tipo, dependiendo de la capacidad de saponificación. Para aprovechar el aceite de cocina, te recomiendo la receta que yo uso, que la saqué de aquí: http://bit.ly/1Ihloon Ahí ponen la medida en gramos, así que tu báscula te funcionará perfecto ;-)

      ¡Me cuentas cómo te va!

  12. Mariana

    Hola Mariana!! que maravilla de tips y recetas para reemplazar todo lo de aseo, me los sueño!! pero siento que para todo, necesito tiempo… por eso se me ocurrio esta pregunta: no tienes en mente vender unos productos?? seria buenísimo unas anchetas con todos los items.
    yo estoy muy interesada, me avisas si te suena, porque me encantaría probar todo.

    • ¡Hola Mariana! Jajajaja, aayy, pues se me ha cruzado por la cabeza, pero todavía no “madura” del todo la idea. Si quieres dime qué quieres probar y nos inventamos una ancheta versión beta para ti :-)

  13. Daniela Bejarano

    Hola Mariana
    Amo tu blog!!!
    Tengo una duda. Lo puedo usar como jabón corporal también?

    Besos desde Perú :)

    • ¡Hola Daniela! Me alegra mucho que te guste :-)
      Sí, lo puedes usar como jabón corporal también. Yo lo uso como champú y también para lavarme la cara (es muy suave, y tiene pH neutro así que para la piel también es genial).

      ¡Besos desde Medellín!

      • Daniela Bejarano

        Entonces es el jabón glorioso! Lo pruebo ya!
        Felicidades por tu blog, el premio Bitácoras y por todo lo bueno que te sucede
        Gracias por comparrtir tan bella vida sostennible y experiencias con el mundo. Eres super inspiradora
        Muchas gracias!!

  14. Jimena

    Hola Mariana, hace poco más de un mes estoy probando el método del “No Poo” y me ha ido muy bien, ahora tengo el cabello muy limpio y recuperado del daño causado por los detergentes abrasivos del champú comercial. Ya que tú has probado ambos métodos, quisiera saber si te ha ido mejor con este, a ver si me animo a probarlo también, porque el otro sólo me toma unos dos minutos para preparar la mezcla. Un abrazo.

    • ¡Hola Jimena! A mí me fue bien con el no poo por un tiempo, pero después el pelo me empezó a quedar demasiado reseco… estuve tratando diferentes proporciones de bicarbonato y vinagre y mejoró un poco, pero no al 100%. Con este champú me ha ido muy bien (aunque también hay que encontrar la cantidad adecuada de acondicionador de vinagre) y también me parece muy práctico porque es fácil de llevar de viaje y todo eso. Igual si te va bien con el no poo puedes probar esta receta a ver qué tal, y por último lo puedes usar como jabón para la piel que también funciona muy bien porque es súper suave. Me cuentas cómo te va, ¡un abrazo!

      • Hola! Justamente venía a hacer un comentario preguntando sobre el método no-poo. Hace mas o menos un año que lo hago, creo que mejoró el control del frizz y el volumen, pero las puntas las tengo super secas y siento el pelo como pesado, cualquier pelusa se me queda atrapada. He probado con el aceite de coco, sobre las puntas luego de lavarlo y antes pero queda demasiado graso. Las proporciones que uso son 1 cucharadita de bicarbonato y vinagre 50ml aprox, cada uno en 500ml de agua, ¿qué les parece? qué proporciones usaban ustedes? Me interesa probar este champú, ¿solo usas eso al lavar tu pelo? tendré que encontrar otro método de medida porque no tengo balanza.
        El blog esta super interesante! Saludos desde Uruguay!

        • ¡Hola Laura! Yo usaba una cucharada de bicarbonato en una taza de agua, y dos de vinagre también en una taza de agua. Me fue bien un tiempo, pero sí sentía el pelo muy seco. Con este champú me va muy pero muy bien (mejor que con champú “normal”), uso vinagre de manzana como acondicionador (una cucharada en una taza de agua, pero la proporción varía según tu tipo de pelo).

          La medida necesariamente debe ser con balanza, porque un solo gramo de más puede significar que el champú no quede con el pH adecuado, o que no haga bien el proceso de saponificación. Yo no tengo balanza, pero me la presta un amigo cada vez que lo voy a preparar.

          Me alegra mucho que te guste el blog :-) ¡Saludos!

  15. Priscilla

    ¡Hola!
    He vuelto a leer los pasos por segunda vez y ahora sí que estoy decidida.
    ¿Será que hay algún problema si decido agregarle unas ramitas de romero antes de dejar que la mezcla se seque?
    También voy a probar con unos jabones de sábila que vi por ahí :P
    Ya hice la prueba con el desodorante y usando gotitas de aceite de coco en mi cabello, ¡todo súper bien!
    ¡Muchísimas gracias por sus consejos y la información que nos facilita! :)

    • ¡Hola Priscilla! No creo que haya problema, lo único es que seguramente las ramitas cambiarán de color y es posible que generen manchas en el jabón, pero no creo que influya para mal en el funcionamiento. Me alegra mucho que te estés animando a probar las recetas, cuando hayas hecho el champú me cuentas qué tal te va. Gracias a ti por pasarte por aquí a leer :-)

  16. MARIA FERNANDA MENDEZ

    Hola Mariana,

    Ya cumplieron 4 semanas mis jabones de coco y de aceite de oliva (sin usar aclaro), y quiero compartir como me fue.
    Empezaré por el de coco, la textura al tacto es como un jabón corriente, duro y sin betas, como shampoo funciona muy bien, es muy importante aclarar el cabello con el vinagre, solo así se desenreda (soy muy crespa y sufro con esta parte) por lo que lo recomiendo mucho, si no tiene vinagre de manzana se puede hacer con cualquier vinagre de cocina funciona bastante normal y no me deja el cabello oliendo a nada y hace un montón de espuma.
    A mi chico le dije que lo probara para rasurarse la barba y parece que le funciona bien, no he recibido queja alguna.
    Y por otro lado el de castilla queda como blandito al tacto, como lo hice con cocoa le quedaron unas betas como de helado, huele un poquito a naranja y cacao pero no es muy perfumado ni deja olores penetrantes, deja las manitas suaves al tacto, lo estoy usando como si fuera de baño.
    Mariana muchas gracias por compartir tus experiencias, nos motivas a muchas a hacer el cambio..
    Abrazos¡¡¡

    • ¡Hola Maria Fernanda!

      Muchas gracias por compartir tus experiencias. El “acondicionador” de vinagre es clave, a mí me impresionó mucho notar que efectivamente desenreda el pelo, y claro, el champú en barra debe funcionar bien para afeitar, ¡con la cantidad de espuma que hace! Además es suavecito :-)

      Un abrazo para ti, y gracias por contarme cómo te va con las recetas.

  17. ¡Hola Mariana!
    Muchas gracias por la receta. Ya había hecho jabones en casa reutilizando aceite alguna vez, pero tenía pendiente alguna receta para hacer champú, y me ha venido genial. Lo he hecho en estos días de vacaciones y ha quedado estupendo. ¡Estoy deseando que termine de curar para probarlo!

    Gracias.
    Un abrazo enorme :-)

    • ¡Qué bien! Cuando lo hayas probado cuéntame qué tal te funciona. No te olvides del “acondicionador” de vinagre, que es clave para que el pelo quede bien brillante. ¡Un abrazo, y espero tu reporte!

  18. Mónica Gallo González

    Hola Mariana,
    Tu blog es genial y eres muy inspiradora. Quiero atreverme a hacer tu champú y por supuesto probarlo, gasto mucha plata usando productos no testeados en animales son importados y bueno a mi siempre me sigue quedando la duda de que estos productos realmente no hagan estas pruebas espantosas. He usado algunos jabones artesanales deliciosos y hechos en Colombia, pero recientemente he sabido que en algunos de estos productos usan cera de abejas :(((.
    Solo tengo una duda, y como tu dices debe ser magia la reacción que ocurre entre todos los ingredientes ( no se nada de química jejejej) ; todos los champús y jabones que usamos diariamente son hechos a base de soda caústica, sean comerciales, orgánicos, artesanales, veganos o no???. Cuando uno piensa en ese compuesto que destapa las cañerías, se imagina algo terriblemente tóxico. Entonces mi pregunta es: luego de hacer todo el proceso, puedo usar el champú con toda seguridad que es bueno para la piel y el cabello????
    Agradezco tu respuesta y cuando lo haga te contaré mi experiencia. Un abrazo desde Bogotá.

    • ¡Hola Mónica! Me alegra mucho que te guste el blog, y que encuentres inspiración en lo que escribo.

      Muy rico que te animes a hacer el champú. Con respecto a lo que me preguntas, tengo planeado hacer una publicación en la que explico todo con más detalle, pero por ahora te hago un resumen aquí: este champú es básicamente un jabón artesanal, que consiste en esa mezcla de ingredientes. Los jabones en barra comerciales (Dove, Lux y todos esos) no son jabones, sino detergentes en barra, es decir, no son fabricados mezclando una grasa y un álcali, sino que son una mezcla de tensoactivos, espesantes, etc, que limpian, hacen espuma y quedan sólidos… pero químicamente son completamente distintos. Pero los jabones artesanales suelen ser sí o sí hechos con el mismo método de esta receta de champú.

      El compuesto que destapa cañerías es muy intimidante jajajaja, de hecho fue lo que hizo que me demorara tanto en decidirme a probar hacer jabones… y pues sí, es realmente irritante, pero tú no lo vas a poner directamente en la cabeza o en la piel (y para eso hay que protegerse en el proceso de fabricación). Al entrar en contacto con el aceite hacen una reacción química, y el aceite deja de ser aceite y la soda deja de ser soda; es decir, todos los ingredientes se transforman, y el pH (que es lo que hace que la soda sea irritante) cambia… por eso el resultado final es algo distinto, que hace espuma, que limpia y que no irrita. El aceite solo tampoco serviría para eso, por eso es necesaria la reacción química :-)

      Siempre que le des el tiempo de curado adecuado (para que la saponificación haga lo suyo y cambie el pH) puedes tener la seguridad de que puedes usar el champú o el jabón sin ningún peligro para la piel, al contrario, con muchos beneficios. Ojalá te animes, si es así me cuentas cómo te va. ¡Un abrazo!

  19. Definitivamente lo tuyo es de nivel Jedi!!! Gracias por dárnoslo tan mascadito y por recopilar tantísima información, ERES GRANDE!

    • Jajajajaja, ¡gracias Marta! Me alegra que te haya gustado la receta. ¡Quiero tus comentarios si te decides a probarlo! ¡Un abrazo!

  20. Janneth

    Hola. Apenas conozco tu blog y ya estoy pegada. me da cosa usar aceite de coco por que es comedogenico y me quiero bañar toda con el jabón. ¿ tienes alguna otra receta para usarla en el cuerpo y pelo?
    Otra pregunta ¿ existe algún otro elemento para llegar a la saponificación que no sea la días cáustica?
    Y por último y cambiando de tema. ¿ que opinas del jabón Rey? ¿es verdad que es biodegradable?
    Muchas gracias soy colombiana y también hago mis cosas. Gracias y un abrazo.
    Pdt: ¿donde consigues el aceite de coco?, ¿ que calidad tiene?

    • ¡Hola Janneth! Otra que se usa con frecuencia es la del jabón de Castilla, que se hace con aceite de oliva. En todo caso, la reacción química cambia las propiedades del aceite y el jabón no es comedogénico (yo lo uso en la cara y me va súper bien).

      A la saponificación sólo se llega con álcalis, puede ser hidróxido de sodio o de potasio, y cualquiera de los dos es irritante si no se trata con cuidado. Con respecto a lo que me preguntas, no uso jabón rey porque está hecho con grasa animal y yo soy vegana, y no te sé decir si es biodegradable. El asunto es que sí hay jabones que tienen un impacto menor en el medio ambiente, pero sea como sea tienen impacto (en el caso del jabón rey no es sólo el impacto ambiental sino el hecho de que tenga productos que vienen de la explotación de animales). Puedes ampliar un poco la información en esta entrada.

      El aceite de coco lo consigo aquí en Medellín, es muy bueno.

      Gracias a ti por pasarte por aquí a leer :-) ¡Saludos!

  21. Alexia Murillo

    Hola Mariana, escribo desde México.
    Me ha encantado la receta y es seguro que la voy a probar.
    Sólo una pregunta: ¿Es necesario que el proceso de curado se haga en un lugar en específico? Me refiero en algún lugar a la intemperie, adentro de la casa o algo así, y ¿el clima no afectará? Donde vivo hace un calor infernal, del tipo que no desearías que nadie tuviera que experimentar.
    De pasada, me fascina TODO lo que haces y escribes. ¡Muchísimas gracias!

    • ¡Hola Alexia! Me alegra que te animes a probar la receta. El proceso de curado debe hacerse en un lugar ventilado, pero no a la intemperie. El clima cálido afecta sobre todo la consistencia de los aceites y las mantecas (coco, cacao, karité…), pero no daña el proceso de saponificación… de hecho, según tengo entendido, le hace bien. Puedes leer un poco más al respecto aquí (está en inglés). Así que creo que con calor infernal y todo, te van a salir bien las barras de champú jajaja :-)

      Me alegra mucho que te guste lo que escribo, gracias a ti por pasarte por aquí. Me cuentas qué tal te va con la receta, ¡un abrazo!

  22. Teresa

    ¡Hola Mariana! He visto la receta de champú y ya estoy deseando de hacerme con los ingredientes para probarlo. Hace unos meses usé jabón de castilla (hecho con aceite sin usar) para lavarme el pelo y vinagre de manzana, pero el resultado no fue el esperado. Me quedó muy suave, pero apelmazado y un poco grasiento. ¡Qué desilusión! Al final tuve que volver a lavárlo con el champú de siempre.
    Mi madre me contó que cuando era niña, usaban el jabón de castilla y el pelo les quedaba perfecto, así que no sé qué pudo pasar. ¿Quizá ocurre esto al principio por el cambio del champú que suelo usar al jabón de castilla? ¿Te ocurrió esto la primera vez con tu champú?
    ¡Muchas gracias! Un saludo.

    • ¡Hola Teresa! La verdad es que yo nunca he usado jabón de castilla para el pelo, aunque sí he visto varias recetas de champú líquido en las que se utiliza como ingrediente principal (aunque mezclándolo con aceite o leche de coco). Lo de apelmazado y grasiento puede deberse a la cantidad de vinagre que usaste… a más vinagre, más grasoso te queda. Puedes ir probando a ver qué tal te va con una concentración menor de vinagre. Yo, por ejemplo, uso una taza de agua con una cucharada de vinagre, ¿cuánto usaste tú?

      En todo caso lo que dices también es cierto: se requiere un tiempo de adaptación. A mí al principio no me quedaba tan bien el pelo… hay primero un proceso de “desintoxicación” del pelo y el cuero cabelludo, que están con acumulación de residuos de champús y acondicionadores comerciales (por ejemplo las siliconas). Lo otro, es que también depende del tipo de agua que tengas. A mí en Medellín (donde vivo) me queda súper bien el pelo con este champú y con el vinagre, pero cuando estuve en México el año pasado me quedaba un desastre… porque el agua es diferente, y no tuve tiempo de encontrar la proporción adecuada. Así que es un poco de “prueba y error”.

      Te animo a que pruebes con otras concentraciones de vinagre, que tal vez eso te resuelva el problema. Me cuentas qué tal te va :-)

      • Teresa

        ¡Hola Mariana! La verdad es que no medí la cantidad de vinagre, eché un chorrito a ojo. La próxima vez lo haré como tú dices a ver qué tal queda. Muchas gracias por tu respuesta. ¡Saludos!

  23. Mariana, desde que descubrí tu blog no me lo pierdo, y este post me ha dejado fascinada, de hecho lo intentaré!!! He vivido tanto tiempo pensando en estos temas, en hacer el menor daño posible al planeta, que los animales, que la contaminación, etc etc que cada palabra que leo que dices, siento que el universo te ha mandado a decirme exactamente lo que necesitaba escuchar!!! Gracias por tu excelente trabajo!!!

    • Ay, Charo, qué cosas más bonitas me dices. Me alegra mucho saber que te gusta lo que comparto aquí y que te animaste a probarlo. Muchas gracias a ti por pasarte por aquí a leer ♥

  24. Maria Camila

    Que artículo tan genial! Entré con un poco de escepticismo pero terminé con unas ganas inmensas de hacer mi propio champú! Quería preguntarte si puede añadirse otro aceite, no sé si el pelo quede oliendo a coco pero si queda algo de aroma sería chevere tener de pronto más opciones.
    Igual muchas gracias por compartir!

    • ¡Qué bueno que te hayas animado! A mí antes ni se me cruzaba por la cabeza la opción de hacer jabón en casa… y ahora lo que no se me cruza por la cabeza es la opción de comprarlo, sabiendo que lo puedo hacer yo misma jajaja.
      Con respecto a tu pregunta: el olor del coco se pierde por completo. La única manera de lograr que un jabón tenga aroma es añadiendo perfumes artificiales, pues los que son naturales terminan por irse del todo :-S

      Puedes hacer jabones artesanales con muchos aceites distintos, lo importante sería que mantengas un porcentaje de aceite mayor para que quede más suave con el pelo. Yo sólo he probado con este y me va muy bien, así que no he sentido la necesidad de probar con otros. Lo que sí puedes hacer para el aroma, es aplicarlo en el “acondicionador” poniéndole un par de gotas de tu aceite esencial favorito a la mezcla de agua y vinagre de manzana. Si lo pruebas, me cuentas qué tal te va. ¡Un abrazo!

  25. Hola!!! Me ha encantado tu post, la verdad es que yo llevo toda la vida usando ese jabón para lavar la ropa a mano, por ejemplo y, desde que he empezado la vida Zero-Waste, lo uso para todo. Lo único, yo lo hago tal cual lo hacía mi abuela, con aceite usado, así reutilizamos algo tan contaminante como es el aceite. ¿Hay mucha diferencia de usar ese al aceite de coco?

    • ¡Hola! Pues sí debe haber diferencia, pero no sabría decirte exactamente cuál. Yo también hago jabón con aceite usado para lavar los platos y para hacer jabón para la lavadora, pero para el pelo sí prefiero usar este, con aceite limpio. Lo que he notado es que para hacer jabón con aceite usado hay que usar más soda cáustica, así que creo que no quedaría siendo tan suave para el pelo… pero si te animas a usarlo, me encantaría que me cuentes qué tal te va :-)

    • Sí, puedes ponerle y según tengo entendido se aprovechan los beneficios del aceite que le pongas. Lo que no queda es el aroma, porque los aromas naturales sí o sí se van. Para que quede con perfume tienes que recurrir a un aroma artificial.

    • Yo la compro en un almacén de químicos. Aquí en Colombia es un ingrediente de venta regulada, pero te piden un par de datos y ya está. No sé qué lugar estas, pero seguro la consigues en un lugar en el que vendan químicos o productos de limpieza, o algo así.

  26. Mariana

    Hola Mariana!
    Descubrí tu blog hace pocos días y me encantó!!! :-)
    Te cuento que ya me puse en campaña para hacer el champú en barra y digamos que empecé relativamente mal… en Argentina no está permitida la venta de soda cáustica en escamas o granos (por un tema de precursores químicos usados para hacer droga, lo que me parece una ridiculez, pero eso es un tema aparte), sólo se consigue diluída al 28%. Primera pregunta, se supone que en ese porcentaje debería usar el triple de la cantidad de la receta, tenés idea si sirve así? Se logrará la saponificación? :-/
    Segundo tema, vivo en una ciudad en la que nada es muy económico que digamos (cuando se consigue), por lo tanto el aceite de coco no es barato. Se puede sustituir por otro aceite? De oliva, girasol o algún otro?
    Empiezo a creer que todos conspiran para que no pueda hacer tus recetas!!!
    Dejando esos problemas de lado, me encantó todo tu blog! Cuando tengo un rato libre, lo recorro y siempre encuentro cosas lindas! :)

    Te mando un abrazo desde La Pampa, Argentina.
    Tu tocaya ;-)

    • ¡Hola tocaya! :-)

      Aquí la venta de soda cáustica es controlada por los mismos motivos, pero sí se consigue (dando datos personales, y tal). Pero me parece muy interesante tu pregunta, y me puse a buscar información, y según lo que encontré puedes hacer el champú con esa solución de soda diluida. Lo que tienes que hacer es pesar la solución, y calcular hasta que sea equivalente a la cantidad de soda que requiere la receta. Es decir, necesitamos una regla de tres: si está al 28% quiere decir que, si tienes 100oz de solución, de ahí serán 28oz de soda y 72oz de agua. Por lo tanto para esta receta (si no me fallan los cálculos matemáticos, que no son mi fuerte jajaja) necesitarías 6,42oz de solución de soda al 28%.

      Esto te deja con 5,34oz de agua, o sea más de la que se necesita en la receta… es decir, no es necesario que añadas agua adicional. No hay problema con que haya más agua, pues según he leído esto sólo significa que el jabón va a tardar más en solidificar, pero el agua finalmente se evapora y por lo tanto no afecta el proceso de saponificación.

      Sí puedes usar otros aceites, pero el resultado no será el mismo. Cada aceite tiene sus propiedades y cada uno reacciona distinto a la saponificación (el de oliva, por ejemplo, da como resultado un jabón que hace muy poca espuma, mientras que el de coco hace un montón). Lo otro a tener en cuenta es que cada aceite requiere cantidades diferentes de soda cáustica para saponificar bien, así que sería necesario hacer un cálculo de ingredientes completamente distinto. Pero tampoco es que sea difícil, y en internet hay un montón de calculadoras de soda cáustica (lye calculator) para saber la cantidad a usar según el aceite (o mezcla de aceites). Si te sale muy caro el aceite de coco (porque seguro en Argentina será todo importado, ¿no? ¿o habrá de producción local?) vale la pena que pruebes a hacerlo con otros aceites, ajustando las cantidades. He leído en muchos blogs que recomiendan el jabón de Castilla (de aceite de oliva) para usar como champú, así que vale la pena probarlo.

      Me cuentas qué tal te va con la búsqueda, si te puedo ayudar con algo más me dices. Me alegra mucho que te guste el blog :-)

      ¡Un abrazo!

      • Mariana

        Mariana:
        Mil gracias por la rápida, extensa y clara respuesta! Es un placer encontrar blogs en donde además de información, también se encuentra ayuda cuando una la necesita! :-)

        En el transcurso de mi comentario y tu respuesta, conseguí (no preguntes cómo! ;-) ) un poco de soda cáustica en granos. Así que sólo me resta conseguir el ac. de coco un poco más barato y ya estaríamos. No tengo idea el origen, pero hay más chances que sea importado, si.
        El siguiente paso va a ser preguntar en alguna dietética (yo fui a una farmacia que hace preparados y cosas naturales) en donde quizá pueda ser más económico el aceite.
        Si llego a conseguir todo, ya mañana me pongo a experimentar!

        Te cuento que en Argentina no existe el jabón de Castilla, lo descubrí en tu blog y usé Google para saber qué era… nunca lo sentí nombrar como tal, por eso realmente no lo conocía. Será mi próxima receta para probar! ;-)

        Me has dejado mucha tarea para el hogar: sacar cuentas, investigar calculadoras de NaOH, investigar cantidades y propiedades de diversos aceites, me encanta! :-)
        Luego te cuento las novedades!
        Abrazos!!

        • Aquí tampoco existe el jabón de Castilla (al menos no con ese nombre “oficial”). Yo lo conocí hace tiempo a través de blogs de chicas de EEUU que hablaban maravillas del “Castile soap”, y como aquí no lo venden me animé a prepararlo en casa :-)

          ¡Buena suerte con las tareas! Espero noticias del experimento. ¡Un abrazo!

  27. Fernanda Vazquez

    ¡Pronto lo intentare! Buscare una balanza y pondré manos a la obra :D
    Intente el metodo No-poo por unos meses pero no me funciono, ya te contare como me va con este champú. Gracias por compartir.

    • ¡Bien! Yo creo que te va a gustar :-) A mí el no-poo me funcionó a medias (me dejaba el pelo más seco de lo deseable), y este champú fue la solución. No me veo volviendo a comprar champús comerciales. Me cuentas qué tal te va cuando lo prepares (no olvides que funciona mejor si usas el “acondicionador” de vinagre de manzana. Y también lo puedes hacer en casa con esta receta).

  28. Mariana

    Hola!! es genial la receta, y estoy pronta para hacerla. Me queda una duda, ¿puedo utilizar la licuadora de mano que utilizo habitualmente para cocinar? o ¿debería tener una específicamente para éste uso?
    Gracias x compartir tanta info interesante!

    • ¡Hola Mariana! Puedes usar la misma (yo lo hago), asegurándote de lavarla SÚPER bien después de terminar de preparar el champú. La pones en remojo un rato en agua con vinagre para quitar bien los residuos, y después de eso la lavas una vez, y luego otra vez más. Mejor usando un cepillito para asegurarte que no queda ningún residuo en algún espacio pequeño. Cuando lo prepares me cuentas qué tal te va :-)

      ¡Un abrazo!

      • Cristina

        Mariana, ¡hola! Después de la fascinante experiencia con el desodorante voy a emprender la hechura del jabón, pero quisiera hacerlo con aceite de oliva, ya que me resulta más económico que con aceite de coco. Y como leí juiciosamente tooodos los comentarios, vi que ya hiciste el famoso jabón de Castilla, pero no encuentro la receta por ninguna parte. ¿Podrías compartirla o indicarme en dónde la encuentro? Por cierto, hoy compré la soda caústica y me la vendieron sin preguntarme na de na (en Bucaramanga). Ahora, solo me falta comprar la balanza digital… ¡Gracias, eres un sol! No me canso de recomendarte y hablar de ti como lora.

        • ¡Hola Cristina! Esa receta todavía no la he compartido (sólo la he hecho una vez, y no saqué fotos :-P ), pero puedes encontrar la receta que usé aquí.

          Qué particular lo de la soda cáustica… supongo que hay más producción de cosas ilegales en Medellín que en Bucaramanga, o que confiaron plenamente en ti los del almacén de químicos, ¿y a mí me vieron cara de narcotraficante? jajaja, yo no sé. Me alegra que ya tengas casi todo listo y que te animes a hacer tu propio jabón, lo más seguro es que ya no vas a querer volver a comprar jabones comerciales cuando veas lo sencillo que es hacerlo en casa. ¡Un abrazo! :-)

  29. Natalia

    Hola quisiera saber las proporciones en gramos ya que mi balanza no tiene esa medición , del aceite de coco sería 187.107 gramos ?

  30. Hola Mariana, como siempre, me animás a hacer pequeños-grandes cambios. Aún no hice el jabón, porque no me sentía segura, pero hace unos días participé de un taller de reciclado de aceite para jabonería, y ya estoy esperando que se cure mi primer jaboncito. Mientras tanto probé lavarme el pelo con el jabón que venden las mismas personas que hacen el taller (que llevan varios años ya), porque algunas personas ya lo hacían, y de paso, probé lo de enjuagarme con vinagre. Y estoy feliz con los resultados de la combinación, en especial con el vinagre, me parece mágico que con tan poco, haya obtenido tan buenos resultados. Muy fácil para desenredar (un problema que tuve siempre, porque tengo el pelo largo y abundante), y con un brillo que no recordaba. El olor no me preocupa, porque no es fuerte ni desagradable, y supongo que en un rato se habrá ido, y eso que lo hice con vinagre blanco (de alcohol), porque me había quedado sin el de manzana. Estoy muy contenta, así que el próximo baño de los integrantes de la familia… se enjuaga con vinagre y chau envases, chau químicos y derivados del petróleo de nombres raros, y chau a un gasto enorme.
    Leí comentarios sobre hacer jabón con aceite usado, como te comenté antes, en el taller del que participé nos contaron que lo ideal es usar el aceite de casa, que en general no tiene tantos usos, pero igual hay que filtrarlo muy bien, y dejar que se asienten las impurezas antes de hacerlo. Pero me parece que igual hay que aprovechar los aceites de las casas de comida, porque sino eso ¿a dónde va? Si no estamos seguros de la calidad o la pureza que pueda tener para nuestra piel, bueno, quedará jabón para limpiar los trastos, los ambientes, etc.
    Y otra cosa, la soda cáustica es mejor que sea del 99%, o mayor a 90% de pureza, y en Argentina (mi país), se vende en algunos lugares especializados de química o “droguerías”, y en las ferreterías y otros locales, se vende una más rebajada, de menor pureza. Ahora leí otro comentario tuyo para una coterránea y vi lo de la regla de tres para re-calcular en casos de menor pureza.

    Bueno, como siempre, infinitas gracias por todo lo que compartís!! :)

    • ¡Hola Andrea! ¡Qué bueno lo que me cuentas! Me alegra mucho saber que ya estás curando tu primera barra de jabón… ¿viste que no es tan traumático de hacer? jajaja, es que yo sé que la receta, con la manipulación de la soda cáustica y todo eso, suena bastante intimidante. Yo Me tardé un montón en decidirme a probar la receta, pero ya con la práctica la hago como si estuviera haciendo galletas (unas galletas con un ingrediente con el que igual hay que tener cuidado, jeje).

      El vinagre en el pelo, como dices, es como magia. A mí me ha ido muy bien con el de manzana; al principio (cuando empecé a experimentar) también probé con el vinagre blanco y va muy bien, pero siento que el de manzana me deja el pelo más suave, y además el olor es más “amigable” y se va más rápido del pelo cuando está húmedo, así que ya no lo cambio por nada (y más ahora, que lo estoy haciendo yo misma en casa).

      Yo he hecho jabón con aceite usado, pero en casa usamos tan poco que ya se me acabó… y ahora tengo unas barras de jabón que hice con un aceite que me regalaron unos amigos que tienen un restaurante. Me parece ideal aprovechar ese aceite para hacer jabón, y ese lo uso para lavar los platos y la ropa y va genial.

      Gracias a ti por pasarte por aquí a leer y a contar tu experiencia, espero que te animes pronto a hacer tu barrita de “el conejo feliz” :-)

      ¡Un abrazo!

  31. Hola Mariana! Tengo muchas ganas de probar de hacer este jabón, pero me surgieron algunas dudas… estuve buscando aceite de coco y encuentro que hay muchas diferencias en cuanto al precio y las descripciones (aceite virgen, puro, prensado en frío, etc.) cuál es el recomendado? por otro lado en la ciudad en donde vivo no se vende más soda cáustica en grano/polvo, solo líquida, igual sirve?

    • ¡Hola Inés! Yo uso aceite de coco virgen y prensado en frío. Lo importante es que, sea cual sea la marca que consigas, te asegures de que sea aceite no fraccionado. La manera de saberlo es que estará sólido a temperaturas por debajo de los 24ºC.

      Yo nunca he usado soda líquida, pero según he leído también funciona. Tendrías que mirar la concentración de la soda, y hacer el cálculo de líquido que necesitas según la concentración. En un comentario más antiguo lo explico con más detalle. Cualquier otra duda, me cuentas.

      ¡Saludos!

  32. Daniela Salazar

    Hola Mariana!!
    Copie la misma receta y los mismos ingredientes pero cuando fui a hacer mi barrita jamás se puso sólida, ya cuando llevaba mucho tiempo revolviendo la deje descansar y después se veía como si el aceite se hubiese separado de la mezcla. Que hice maaaal :(?

    • ¡Hola Daniela! Me parece muy raro lo que me cuentas… ¿qué aceite de coco usaste? ¿Te aseguraste de esperar a que la mezcla de soda y agua estuviera a temperatura ambiente?

      • Daniela

        Hola Mariana,
        Gracias por contestar! Si espere que estuviera a temperatura normal cada uno… El aceite que utilice ya no me acuerdo exactamente que marca era pero lo compre en una tienda naturista y era transparente y completamente liquido no se si esos detalles sirvan :).

        • Tan raro… Lo único que se me ocurre que puede haber pasado, es que el aceite no fuera de buena calidad, que fuera un aceite mineral mezclado con coco, o algo así. Si tienes por ahí el envase o te acuerdas de la marca, te puedo ayudar a averiguar qué pasó.

          Si seguiste la receta al pie de la letra no tendría por qué haber problema… sólo sé de otra persona a la que no le ha funcionado, y el problema fue el aceite de coco (que no era realmente de coco, sino una mezcla).

          Me cuentas, quedo pendiente.

  33. Cristina

    Hola Mariana! Felicidades por el blog y gracias por los tips y toda la info! Una pregunta he intentado hacer el champú con las cantidades indicadas pero después de varias horas me “sobra agua” es decir no está todo integrado! Es normal? Si lo pongo a secar funcionará? Un abrazo!

    • ¡Hola Cristina! ¿Lo estás mezclando a mano o con licuadora? ¿Cuando “sobra” agua ya ha llegado a punto de traza? Necesito un poco más de información para poder entender qué puede estar pasando :-)

      • Cristina

        Hola Mariana muchas gracias por contestar. Mira lo que me ha pasado, mientras esperaba tu respuesta “lo di por perdido” y al ir a limpiarlo se había cuajado todo. Lo he prensado como buenamente he podido en pastillas y ahora a curar. Que emoción! :)

  34. Jimena

    Hola! Hay otra opción a parte del aceite de coco? Algún otro producto/vegetal que crezca en España? El coco tiene que venir de tan lejos y eso no me parece muy ecológico. Se podría hacer un aceite de oliva?

    • Hola Jimena. Sí, lo ideal sería conseguir ingredientes de producción más cercana. Para mí el aceite de coco es perfecto porque lo producen aquí mismo en Colombia.

      Realmente puedes hacer jabones artesanales con cualquier grasa o aceite… Puedes usar manteca de cacao, karité, aceite de oliva, de sésamo, etc. El asunto es que con cada aceite obtienes un jabón/champú diferente, porque todos tienen diferentes reacciones al proceso de saponificación, así que no te puedo decir que te va a funcionar igual con otro ingrediente.

      Sé que hay mucha gente que usa el jabón de Castilla como champú, y al parecer tiene buenos resultados; yo no lo he probado, así que no te puedo hablar con conocimiento de causa.

      Por otro lado, cada aceite requiere cantidades diferentes de agua y soda para saponificar correctamente, así que si usas otro, tienes que calcular la receta desde cero, usando una calculadora de soda cáustica (hay varias gratuitas disponibles en internet).

      ¡Saludos!

      • Jimena

        Muchísimas gracias, Mariana! Buscaré una receta con aceite de oliva que es muy bueno para el pelo.
        Tienes alguna receta para hacer pasta dental casera? He leído varias, pero casi todas tienen aceite de coco. Ojalá crecieran aquí también, me parece que es el ingrediente perfecto para estas cosas…
        Saludos y gracias!!!

        • Ayyy, la pasta dental es un asunto pendiente… pues todavía no encuentro una receta que me convenza 100%

          Tengo que hacer una publicación contando sobre mis exploraciones hasta el momento. Pero por ahora, puedes probar a usar una mezcla de caolín o bentonita con agua. La ventaja es que no necesitas aceite de coco, la desventaja es que, al no tener aceite, no se conserva bien y tienes que prepararla para consumo rápido (más o menos lo que vayas a usar en dos días). Si te animas a probarla, me cuentas.

          ¡Saludos!

  35. Esther

    Hola Mariana:
    Lo primero de todo es felicitarte por este maravilloso blog que ya he difundido por todas mis redes sociales. De verdad, fantástico.
    Por otro lado estoy haciendo algunas cosillas de tu blog y hoy me he atrevido con el champú pero aquí en España ya hace frío y el aceite de coco solidifica, es por esto que tuve que aplicar algo de calor al recipiente para poder batirlo bien y que después se me ha endurecido muy rápido ¿creer que eso será un problema para que se produzca la reacción química del jabón en las siguientes semanas? ¿tu como lo hacer cuando el aceite de coco está solido? mil gracias, un saludo y un besos desde Badajoz¡

    • ¡Muchas gracias, Esther! Me alegra mucho que te hayas animado a hacer el champú. Nunca he tenido ese inconveniente, porque el aceite de coco suele estar líquido en Medellín (la temperatura promedio durante todo el año es 24ºC). En todo caso no tendría que haber problema con lo que me cuentas, a menos que hayas usado un aceite de coco demasiado caliente… en ese caso, sí es posible que interfiera con el proceso de saponificación. Lo que te recomiendo es que le hagas seguimiento al proceso de curado, idealmente con una tira de papel medidor de pH, para asegurarte de que alcance un pH casi neutro antes de usarlo. ¡Saludos!

  36. Nathalia

    Hola Mariana, que interesante esa receta, la quiero hacer, sin embargo quería preguntarte si conoces algún sitio en Bogotá donde comprar el aceite de coco sin envase, es decir llegar el mio para que lo envasen o algo por el estilo, ¡quiero dejar de usar plástico, tiene que haber alguna forma! O algún lugar en el que vendan shampoo en barra… he buscado un montón pero no encuentro. Te agradezco mucho si me puedes ayudar.

    • Hola Nathalia. No vivo en Bogotá, así que la verdad no estoy muy enterada sobre las alternativas que se consiguen allá. En todo caso no creo que sea fácil que consigas aceite de coco a granel, lo que sí puedes hacer es buscar marcas que lo envasen en vidrio, y reutilizar los frascos para otros propósitos. Tampoco sé dónde puedes conseguir champú en barra en Bogotá, pero con esta receta lo puedes hacer tú misma. ¡Saludos!

  37. Valeria

    Hola! Primero que todo me ENCANTA tu blog, siempre leo tus cositas jeje me gustaría hacer el champú pero me nació una duda, la soda caústica no hace nada malo en el cuero cabelludo? Es que en mi casa la utilizamos para limpiar la cañeria. Son usos muy distintos! Espero me respondas :)

    • ¡Hola, Valeria! Qué bueno que te animes a preparar el champú. Con respecto a tu pregunta, como explico en la publicación: “El proceso de saponificación convierte todos esos ingredientes en una sola cosa: jabón. Es decir: en el resultado final ya el aceite no es aceite y la soda cáustica ya no es soda cáustica… juntos, se convirtieron en una cosa distinta que ya no es engrasante ni irritante.”

      Si haces el proceso de curado, la soda ya no estará ahí, así que no tiene por qué hacer nada malo al cuero cabelludo. Ahí está la belleza de la reacción química :-)

      Espero haber resuelto tu duda. Cualquier otra cosa, me cuentas.

      ¡Saludos!

  38. Lucía

    Hola, he investigado sobre el proceso para hacer jabones sin la necesidad de la sosa, el sustituto más común es la planta saponaria o “planta jabonera”. Te paso el dato. O la glicerina vegetal. Ya que la sosa si es altamente tóxica haga o no la reacción química. Así el impacto tanto para nosotros como para el ambiente será mínimo. (P.D.Mal empleada la planta tambien puede llegar a ser tóxica, sin embargo es mucho mas amigable y sólo pasaría si no nos informamos bien de cómo hacer el proceso.)Saludos desde México.

    • ¡Hola Lucía! El jabón, por definición, es una reacción química entre un ácido graso y un álcali, así que para hacer jabón (jabón de verdad, del que cumple con la definición) necesitas sí o sí hidróxido de sodio o hidróxido de potasio. Hay otros tipos de limpiadores, como las nueces del lavado por ejemplo, que claro que también funcionan, pero no son jabón. La soda cáustica no es tóxica después de hacer la reacción química, porque deja de ser soda cáustica. De nuevo, por definición, una reacción química es un proceso que convierte una sustancia en otra, a través de una interacción con una sustancia diferente. Cuando se ha hecho bien el proceso de saponificación (sea en frío o en caliente), las moléculas de soda y de aceite se han combinado y el resultado químico es jabón y glicerina. Es decir: no hay soda cáustica en un jabón que está bien hecho.

      La glicerina, por otro lado, es un subproducto de la fabricación del jabón. Así que al usar glicerina muy posiblemente estás usando algo que estuvo en contacto también con la soda cáustica (si es que eso es lo que quieres evitar). Lo que mencionas de la saponaria no da como resultado un jabón, sino un limpiador, por las propiedades tensoactivas de las saponinas que están en la raíz de la planta.

      Volviendo a la soda cáustica: sí, es un compuesto que puede ser corrosivo. Que sea o no sea tóxica es otro asunto: es que cosas tóxicas hay muchísimas —con las que tenemos contacto todos los días— pero sea por la cantidad o por el uso, realmente no son tóxicas para nosotros. La soda cáustica, de hecho, se utiliza en la fabricación de algunos productos comestibles.

      Una cosa es preferir la saponaria por su origen vegetal, y otra distinta es afirmar que el jabón artesanal es tóxico. La saponaria me parece una opción muy interesante para las personas que no están interesadas en fabricar jabón, o que no tienen acceso a jabones de fabricación artesanal (y responsable)… pero la saponaria no es jabón, y —insisto— el jabón no tiene soda si ya ha pasado por el proceso de curado. Me parece importantísimo que nos informemos bien antes de afirmar estas cosas.

      Puedes leer más aquí, aquí, aquí y aquí.

      ¡Saludos!

  39. Mariana quería hacerte una pregunta ¿el champú es biodegradable? o sea ¿no estoy contaminando el agua al usarlo? En este momento estoy en la etapa de curación, ya te contaré cómo me queda.

    Un abrazo

    • ¡Hola Sara! Tu pregunta es más compleja de lo que crees jajaja. La respuesta corta, lamentablemente, es: sí, es biodegradable, pero igual estás contaminando el agua. El asunto es que “biodegradable” no es sinónimo de “ambientalmente inocuo”, y pues realmente todos los productos que usamos y que terminan en las fuentes de agua, las contaminan de una u otra manera. Es importante aclarar que tú, en todo caso, no te estás metiendo a un nacimiento de agua a bañarte sino que estás usando una ducha con un agua que va a parar a una planta de tratamiento, lo cual hace que la situación sea otra. Si quieres explorar un poco más el asunto de los jabones “sostenibles”, te recomiendo esta publicación.

      Y en todo caso vale la pena comentar que sigue siendo mejor que uses un jabón artesanal biodegradable, aunque también contamine el agua, que un detergente de producción industrial, cuyo impacto es mucho mayor. Es, un poco, elegir el “menos peor”. ¡Un abrazo!

  40. Maria Lelia

    Hola Mariana, acabo de descubrir tu blog por intermedio de mi hija que me dijo “esto te va a gustar a vos, mamá” y me leyó los titulares de algunas de tus preparaciones ¡te felicito!
    En cuanto al shampoo casero, me recordaste a mis años de estudio (soy profesora de Química y también podóloga) en que estudiábamos el proceso de saponificación y en los trabajos de laboratorio preparábamos esta receta de aceite de coco+soda cáustica.
    Lo que yo recomendaría es que destinen una batidora electrica (vieja) para estos menesteres ya que la limpieza a posteriori es bastante ardua.
    Cuando quieras te envío una receta para hacer Vick Vaporub casero, muy buena no solo para cuanto te resfrías sino también para los pies (sí, así como lo lees) que se hace muy fácil en casa.
    Besos desde Argentina

    • ¡Hola Maria Leila! Me alegra mucho que tu hija te haya recomendado mi blog, y que mis recetas te hayan traído recuerdos de la época de estudiante (¡espero que sean buenos recuerdos!). Me encantaría conocer la receta que mencionas, ¿me la mandas al correo? ¡Un abrazo!

  41. Buenos días Mariana. Quería preguntarte si tienes alguna receta o has pensado en elaborar este champú sólido, pero añadiendo tal vez arcilla blanca, o aceites esenciales (limón, naranja, etc)… No sé cómo se haría ni en qué cantidades… y ¿si usamos aceite de oliva virgen… serían las mismas cantidades??? Muchas gracias!

    • ¡Hola Carmen! La verdad es que casi siempre prefiero quedarme con las opciones más simples posibles, y este champú ya funciona suficientemente bien, así que —al menos por ahora— no tengo planes de explorar recetas más complejas. Cada aceite se comporta diferente en el proceso de hacer jabón, así que las proporciones cambiarían por completo. Aquí encuentras una calculadora que te ayuda a saber las proporciones según el tipo de jabón y el tipo de aceite. ¡Saludos!

  42. Hola. Yo ya no quiero usar el champú que venden en tiendas. Pero por ahora no tengo el material requerido para elaborar este. Así que me preguntaba si hay alguna otro champú o cosas naturales que pueda utilizar por mientras que junto todo lo que necesito para elaborarlo.

    Me encanta tu blog. Saludos.

    • ¡Hola Karen! También te puedes lavar el pelo usando bicarbonato de sodio, y puedes usar vinagre de manzana como “acondicionador”. No tengo publicaciones en las que lo explique, pero puedes buscar en internet el método “no-poo”. Yo lo usé durante aprox. seis meses, y al final me estaba dejando el pelo un poco seco, pero hay personas a las que les funciona muy bien. ¡Saludos!

  43. Hola Mariana:
    1er punto: En Enero estuve en Cartagena y me gusto mucho…tu país es muy bonito.
    2do punto: ¿Podrías explicarme a mas detalle como usas el vinagre de manzana en el cabello? ¿Por cuanto tiempo lo dejas? ¿Después lo enjuagas con agua?
    Gracias!

    • ¡Hola Luisa! Mezclo dos cucharadas de vinagre en una taza de agua. Lo aplico después de enjuagar bien el champú, lo dejo un par de minutos, lo enjuago con agua. Eso es todo :-) ¡Un abrazo!

  44. Hola Mariana!
    Me mueeeeero por hacer esta receta, mil gracias por compartirla.
    He leído los comentarios de varias personas y al parecer la calidad del aceite es muy importante. ¿Me puedes recomendar un lugar en Medellín donde lo pueda comprar o una marca, o algún tip para asegurarme de comprar el aceite de coco correcto?
    Nuevamente.. mil gracias por compartir :)

    • ¡Hola Lis! Lo ideal es que uses aceite de coco prensado en frío. Yo lo compro en el Caunzal (en la Plaza Mayorista), pero también lo venden en otros lugares (Ceres, Saludpan, Plaza Minorista, etc).

      ¡Un abrazo!

  45. Valeria

    Holaa! Me fascina, ya qquiero probar a hacer el mio, oye pero tengo una duda, que molde puedo utilizar para hacerlos y si es necesario conseguir de esas tirillas que miden el ph o con el mes y medio de curado ya puedo estar segura que el ph del jabon es neutro. Gracias ! 😚

    • Hola Valeria. Como dice el texto de la receta, puedes reutilizar envases de plástico, y las tirillas para medir el pH son para que estés segura de que hiciste bien la receta, pero no son 100% necesarias. ¡Saludos!

  46. Valeria

    Hola oye que pena ser tan cansona, es que el aceite de coco en la unica parte que lo he visto con trasporte incluido me saldría como en $40.000 y la verdad quería saber que tanto me rinde el frasco de 480ml, cuantos shampoo me saldrian aproximadamente, muchas gracias y disculpa la intensidad

    • Hola Valeria. Como te respondí a través de Facebook, puedes hacer el cálculo si multiplicas la cantidad de aceite que requiere esta receta, con la cantidad de aceite que tienes disponible. ¡Saludos!

      • Valeria

        Gracias de verdad y enserio disculpame por tanta insistidera, me siento muy apenada con tigo

  47. Picabu

    Hola Mariana, me da mucho gusto leer tu blog, es precioso y tiene un diseño muy agradable. Me anime a probar el shampo, y he estado consultando mas sobre el tema y en otras paginas encontre que el aceite de coco puede causar resequedad ya que es muy limpiador entonces busque mas info y encontre otra receta que lleva aceite de oliva para equilibrarlo, pero quería tu consejo, es que le verdad me da miedo embarrarla, la otra receta que te digo va asi: Aceite de coco – 250 gr
    Aceite de oliva – 750 gr
    Soda cáustica – 135 gr
    Agua destilada o mineral – 350 gr.
    ¿Al hacerlo con la recrta que nos das tu podria tener inconvenientes de resequedad? O las medidas que nos das van perfectas para todo tipo de cabello? ¿Qué me recomiendas tú?

    • ¡Muchas gracias! Me alegra mucho saber que te gusta mi blog :-)

      ¿Dónde leíste que el aceite de coco puede causar resequedad? En torno a los jabones hechos con aceite de coco existe ese mito de que limpian “demasiado” porque hacen mucha espuma… pero la espuma no es lo que limpia, aunque eso es lo que nos han vendido en no sé cuántas décadas de anuncios publicitarios. Que un jabón haga mucha espuma no significa que limpie mejor. El jabón de castilla (de aceite de oliva) no hace casi nada de espuma, pero limpia muy bien… el problema es que ya tenemos asociado limpieza y espuma como si fueran de la mano… pero ese realmente no es el caso.

      Esta receta tiene un 10% de “superfat”, es decir, tiene 10% más de aceite del que se necesita para el proceso de saponificación, precisamente para que tenga un efecto humectante. No te puedo garantizar que te vaya a funcionar bien a ti porque todos los pelos son diferentes, y todos tenemos expectativas diferentes con respecto al “pelo ideal”, así que no te puedo decir si el efecto te va a gustar… la única manera de saber si te gusta o no, es probándolo :-)

      Añadir aceite de oliva cambia por completo la receta, porque cada aceite requiere cantidades de soda y agua diferentes. No sé si esas proporciones que me compartes tienen “superfat” o no, pero puedes mirarlas en una calculadora de soda cáustica (lye calculator) para formular tu propia receta.

      ¡Un abrazo!

    • Picabu

      Hola, ya no recuerdo la pagina, pero en los comentarios una chica comentaba que al hacer el jabon con aceite de coco el indice de limoieza es mayor que el de acondicionado y que se recomendaba que fuera al contrario que el acondicionado sea un tris mas altico que el indice limpiador porque podia dejar las pieles secas y tirantes. En esta pag hay recetas que dicen las propiedades del jabon dependiendo de las cantidades que se usa de aceite de coco, soda, agua y aceite de oliva. http://lacostilladeadan.forosactivos.net/t2632-aceite-de-coco-si-estas-empezando-es-el-mas-necesario

  48. Candela López

    Hola, Mariana!

    Hice esta receta y me encanto, lo explicas muy bien y de manera muy segura. El jabon hace mucha espuma y dura bastantr. Sin embargo, lo unico que no me convencio del champu es su olor. Como podria cambiarlo? Que podria añadirle? Muchas gracias y saludos

    • ¡Hola Candela! Para que un jabón artesanal (o champú, en este caso) tenga perfume, sí o sí debes añadir un aroma sintético. Los aromas naturales, por ejemplo los que tienen los aceites esenciales, se pierden por completo en el proceso de saponificación. Otra opción es que, después de que está listo el champú, lo almacenes envuelto en una tela que esté impregnada con algún aceite esencial. No lo he probado porque a mí precisamente me gusta que no huela a nada, pero según he leído puede funcionar bien. ¡Un abrazo!

  49. Ana Milena

    Hola Mariana, disculpa tenía una duda, yo quiero usar un shampoo con las mismas 3 características que diste, pero que sea anticaspa, no sé si este shampoo sea bueno para eso o no sé muy bien del tema ¿qué consejos u opiniones me darías?

    • ¡Hola Ana Milena! Se me había escapado tu comentario, no sé por qué.

      La verdad es que no sé si este champú te funcione para eso… porque además depende de qué tan severa es la caspa (hay casos en los que lo único que realmente funciona es un producto medicado). Si pruebas a hacer la receta y no te funciona para el pelo, igual lo puedes usar como jabón. ¡Saludos!

  50. Hola! gracias a una amiga súper fan de este blog, lo empecé a leer, y me ha gustado mucho (ya hicimos la granola, que por cierto nos quedó increíble!), bueno, me puso a pensar muchisisisisimas cosas, intento ser “sostenible”, pero uff me falta demasiado, te cuento tengo una empresa (tienda virtual) de plantas en Bogotá, vendemos suculentas, cactus, hacemos terrarios, bueno, en fin, pintamos materas, con pintura acrílica, y a partir de leer este blog, no es para nada sostenible seguir comprando esta pintura que además genera un impacto negativo, desde el empaque, el uso etc, ya empecé a investigar sobre pinturas naturales, hacerlas nosotras mismas, darle un valor agregado a lo que hacemos y que pues nos encanta hacer, sembrar, pintar crear. Bueno, todo esto va porque me haz inspirado a saber qué es lo que estamos utilizando en cada actividad en la que estamos involucrados. Gracias, Saludos desde Bogotá.

    • ¡Hola Angélica! Me alegra mucho que hayas llegado al blog, que hayas probado la granola y que estés en esta búsqueda de una vida más sostenible.

      Me da mucha alegría leer lo que me cuentas, y me parece genial que estés planteándote esos cambios dentro de tu empresa ♡ Seguramente vas a encontrar alternativas que generan menos impacto, y que además te permiten explorar más tu creatividad. Sería importantísimo que, a medida que apliques esos cambios, también le cuentes a tus clientes por qué lo estás haciendo, para que ellos también vean que es posible hacer las cosas de otra manera. ¡Saludos!

  51. Picabu

    Hola Mariana, te cuento que probé a hacer primero el shampoo con aceite usado y me salió todo un desastre, la mezcla se corto, nunca cuajó, al parecer la receta tenía mucha agua y como hice la receta a la mitad olvidé bajarle también a la cantidad de soda y la verdad no supe si debía de calentar el aceite o solo esperar a que el agua con soda este ya fría, y de la página que tu publicaste en comentarios, para jabones con aceite usado, ya se ve más coherente la receta pero sigo sin saber si debo calentar el aceite y que quede a la misma temperatura de la lejía o que hago. Te quería preguntar también sobre el aceite de coco, ya compre uno en una salsamentaria, es extra virgen, pero para poder que este solido debo meterlo a la nevera, soy del Valle del Cauca, pero mi inquietud es si ese aceite me sirve, porque en la droguería San Jorge hace meses compre uno, ese es de uso cosmético, pero si permanece solido sin necesidad de meterlo a la nevera, incluso con ese prepare el desodorante y no tuve problemas porque quedo con textura cremosita, entonces le agregue a mi desodorante un poquitin de mi nuevo aceite de coco y no se mezcló, se separó, no se quiso incorporar a la.anterior mezcla del desodorante, el aceite de coco extra virgen quedo arriba. Y lo que dice en Internet es que para saber si es aceite de coco se solidifica a bajas temperaturas, y la única manera de la que lo he visto solido es cuando lo pongo en la nevera. Si me servira mi nuevo aceite de coco para hacer el jabón?? Ese parece al que esas chicas de YouTube fabrican en sus casas. Parece orgánico y incluso es comestible. Gracias !!

    • ¡Hola! No te recomiendo hacer champú con aceite usado. El jabón fabricado con aceite usado lo recomiendo para lavar los platos o la ropa, pero yo no lo aplicaría ni en la piel ni en el pelo. Las medidas tienen que ser coherentes con el tipo de aceite, y tomarse de manera precisa con una balanza digital, como lo explico en la receta. La mezcla de agua y soda debe enfriarse antes de hacer la mezcla, no tienes que calentar el aceite. El aceite de coco no fraccionado se mantiene en estado sólido por debajo de los 24ºC, es normal que en climas más cálidos se mantenga en estado líquido. ¡Saludos!

  52. Hola.

    Para hacer tu receta del jabón en barra…
    ¿Si en vez de usar aceite de coco usamos aceite de oliva o girasol que hayamos guardado de frituras anteriores y que ya no se pueda emplear para freír… usamos la misma cantidad que de aceite de coco?

    • Hola Jud. Como ya le he explicado a otras personas, para cada tipo de aceite cambian las medidas de todo (y sobre todo para el aceite usado). No te recomendaría que uses jabón de aceite usado para el pelo o para la piel… yo lo uso para lavar los platos y para la lavadora. Para usar ese aceite, te recomiendo esta receta. ¡Saludos!

  53. Hoy descubrí tu página y me encanta todo lo que publicás :D
    Tengo muchas ganas de probar de hacer este shampoo, pero no sé en donde se consigue la soda caústica.

    • ¡Hola Nana! Qué bueno que te guste el blog :-)

      La soda cáustica la consigues en almacenes de productos químicos. ¡Saludos!

  54. Bahía

    Buenos días Mariana! Te cuento que también soy de Argentina (como una chica que ha escrito aquí más arriba) y efectivamente aquí parece imposible comprar soda cáustica al 99%, pero si venden al 25% en escamas. La que tu usas aquí está al 99%? Como crees que podría usar esta del 25% para no estropear la receta? Espero que me puedas ayudar! Gracias!

    • Andrea

      Hola, en Argentina tenés que buscar en droguerías o químicas, ahí se vende al 99% (viene en perlas). O buscá lugares de insumos para jabonería, cosmética, etc. Para compras minoristas se puede comprar hasta 5 kilos por mes, presentando el documento de identidad.

  55. Angelica

    Hola! primero que todo queria decirte Mariana que eres una inspiracion, de verdad se nota la dedicacion y cariño en todas las entradas que he leido de tu blog!. Te agradezco mucho lo completo de tus publicaciones y la paciencia de leer y contestar cada comentario. Ahora tengo algunas dudas respecto a los residuos plasticos, como lo haces con el vinagre de manzana o el bicarbonato? hasta ahora solo los he encontrado en sobres y botellas plasticas :( existe alguno que venga en otro tipo de empaque? Muchas gracias

    • ¡Hola Angélica! Qué bonito leer lo que me dices, me alegra mucho saber que te gusta el blog :-)

      Con respecto a tus preguntas, el vinagre de manzana lo hago yo misma con esta receta (aunque justo en este momento tengo uno que me regaló una amiga en envase de vidrio, porque el último lote que hice se dañó). Con el bicarbonato, al menos hasta donde sé, no hay nada que hacer, porque en los lugares en los que lo comercializan deben usar bolsa de plástico por regulaciones sanitarias.

      ¡Saludos!

  56. Edelmira

    Hola Mariana!
    Gracias por TODO TU BLOG!!
    Jejeje, ya te lo he dicho, pero me encanta!!!

    Quería preguntarte si podés recomendarme una receta de shampoo (o jabón, aunque lo quiero usar en mi pelo, y te entendí que usan proporciones diferentes de los ingredientes, para generar resultados diferentes…) pero con ACEITE DE GIRASOL!
    Soy de Argentina, y me pasa lo mismo que una de las chicas que comentó, que el que se consigue es de buena calidad, super caro, y es importado de Filipinas… y bueno desconozco hasta las condiciones en las que trabaja esta gente para producir ese “lujoso” aceite de coco que me venden a mi. Ni hablar del impacto de traerlo a la Argentina.
    En fin, he buscado, pero solo encuentro recetas de jabones, no de shampoo.
    Si pudieras ayudarme con esto sería buenísimo!
    Averigüé y acá en Argentina los dos aceites que son de producción nacional en mayor cantidad son de Girasol y de soja (pero hay mucho problema con le transgénico con esta última, y se consigue un excelente ac. orgánico de Girasol :)).

    Mil Gracias!

    • Edelmira

      Hola Mariana!
      Volví a leer con atención tu post (es super completo!!!), e hice un poco de investigación, y creo que encontré la forma de calcular los valores para probar una receta de shampoo con aceite de girasol.
      La voy a probar, y si sale bien compartiré la receta :)
      Gracias!

      • ¡Hola Edelmira! Me alegra mucho que te hayas lanzado a investigar y que hayas encontrado ya una fórmula. Por si acaso te resulta útil, te dejo aquí el enlace de la calculadora que yo uso para saber las cantidades de agua y de soda cáustica según el aceite que quiera usar (¡puedes calcular para mezclas de aceite también!). Me cuentas qué tal te resulta. ¡Un abrazo!

  57. Alejandra

    ¡Hola Mariana!

    Estoy muy animada a hacer este champú, planeo hacerlo esta semana que viene. Sin embargo, tengo una duda enorme y es que no quiero utilizar un aceite de coco hecho en el sudeste asiático e industrializado por EEUU, o algo así.

    He estado buscando aceite de coco de Colombia, y tengo una amiga que vende uno que hacen aquí pero es fermentado. Es la única opción que he encontrado… ¿tú crees que puede servir?

    ¿Qué otra alternativa existe para no utilizar ese aceite de coco importado?

    Abrazos

    • ¡Hola Alejandra! No conozco el aceite de coco fermentado, pero dudo que funcione. Necesitas aceite de coco en su estado más natural: idealmente prensado en frío y sin fraccionar. En Colombia hay MUCHA producción de aceite de coco, y hay varias marcas que comercializan aceite de coco de producción local (hasta se consigue aceite de coco de la marca Gourmet… aunque vale la pena confirmar con ellos que sea de producción nacional). No sé en qué parte de Colombia estás, así que no sé qué marcas se conseguirán en tu zona, pero vale la pena que preguntes en supermercados y tiendas especializadas en alimentación saludable, o algo así. Te aseguro que es fácil conseguir aceite de coco hecho en Colombia. ¡Un abrazo!

      • Alejandra

        ¡Gracias Mariana!

        Estoy en Bogotá, seguro que si busco mejor encontraré muchas opciones.

        Un abrazo

  58. Francis

    Hola Mariana, me encantó tu artículo sobre el champú el conejo feliz. recuerdo con nostalgia cuando era niña y lavaba mi cabello ondulado y quedaba brillante y sedoso y no se usaba reacondicionador ahora si usas solo champu te queda limpio pero como paja,( al menos el mío) Leí que el laureth sulfato de sodio es el ingrediente que genera la espuma y que es dañino para la salud. he buscado champús sin esos ingredientes, pero acá en Perú todos lo tienen. Estoy super animada a preparar michampu el conejo feliz… solo espero encontrar todos los ingredientes

    • ¡Hola Francis! Qué bueno que estés animada para preparar tu propia barra de champú :-) Me cuentas qué tal te va con el proceso, y con el resultado. ¡Un abrazo!

  59. Hola Mariana, quedé encantada con el artículo y su paso a paso, también estoy muy ansiosa por hacer mi shampoo en barra; tengo una pregunta, quisiera saber más o menos cuanto te dura, mi cabello es abundante, largo (hasta la cintura) y es muy grueso, por lo que un shampoo líquido de 550 ml me dura mes y medio lavando el cabello tres veces por semana (me tengo que aplicar la cantidad que no me aplico el resto de días de la semana). Esa es una de las razones principales por las que preferiría hacer mi propio shampoo, es un gasto mensual que podría disminuir además de las otras ventajas que ya mencionaste. Saludos y gracias miles por compartir !!

    • ¡Hola Lis! Qué bueno que te hayas animado a hacer tu propio champú. Con respecto a la duración, pues es que es muy relativo… yo lo uso como champú pero también como jabón, y lo usa también mi chico, así que no te sé decir una duración exacta que aplique sólo para el uso en el pelo. A nosotros nos dura un poco más de un mes cada barra. Lo que sí te puedo decir es que este champú hace muchísima espuma, así que es posible que sientas que te rinde mucho más, porque no vas a sentir la necesidad de aplicar tanto. Y por otro lado, con este método de lavado es posible que empieces a notar que hace falta lavarlo menos (yo lo lavo ahora dos veces por semana), y eso también sería un ahorro, no sólo de champú sino también de agua :-) Me cuentas qué tal te va, ¡un abrazo!

  60. Angélica

    Hola Mariana, estoy muy feliz por este post quiero intentarlo¡ quiero hacerte una pregunta (estaba leyendo todos los comentarios de los lectores a ver si alguno tenia una situación similar, pero la verdad creo q es la publicación con más comentarios q tienes jajaja así q desistí en la tarea y mejor te pregunto) Tengo dermatitis ceborreica, ya sé es un nombre horrible, y me toca usar champús medicados y la recomendación de la dermatóloga fue “no te cases con ningún champú, tienes q cambiar siempre de componentes” cuando empecé mi proceso para generar menos desecho empecé con el método no poo y al igual que tú, al principio me fue muy bien, pero después de los 6 meses usándolo mi condición dermatológica volvió, con mucha rasquiña y descascando horrible…. así q volví a los medicados pero no me quiero rendir con el tema, ¿crees que tu receta sea buena para un cuero cabelludo afectado¿

    • ¡Hola! Pues la verdad no sé, porque no tengo esa condición así que no te puedo hablar con conocimiento de causa. Mi novio tiene piel muy sensible y también ha tenido problemas de cuero cabelludo, y con este champú le va bien. Sin embargo, a veces sí tiene que recurrir a cosas medicadas. Lo que te dice tu dermatóloga de cambiar siempre de componentes me suena muy raro en todo caso… ¿cuál es la explicación que te da para que tengas que hacer eso? Pregunto porque a veces, aunque uno quiere confiar 100% en lo que le dice su médico, ellos se ven influenciados por el tipo de productos farmacéuticos que ofrecen :-S

      No he explorado el tema de la dermatitis seborréica, así que la verdad no sé qué recomendarte… pero sí te recomendaría que revises las posibles causas, si tal vez pueda haber un asunto de alimentación o nutrición que pueda influir en la salud de tu cuero cabelludo, o el estrés, o alergia a alguna cosa. Muchas veces nuestros problemas de salud tienen una raíz más profunda que vale la pena encontrar, en lugar de seguir poniendo “paños de agua tibia” con productos medicados que sólo atacan los síntomas.

      ¡Saludos!

  61. Hola Mariana :)

    Quiero felicitarte por tu blog, a mi me encanta. He puesto en práctica muchas de tus recetas y consejos, me han funcionado muy bien.
    Comparto tus planteamientos a cerca de una vida sostenible y aunque sé que debo cambiar muchas cosas, mi primer paso ha sido cambiar los productos que utilizo a diario.

    Me gustaría preguntarte si has probado otras opciones de champú, pues aunque este se ve perfecto porque hace mucha espuma y es versátil, no lo he podio hacer.

    También quiero preguntarte por un hidratante y limpiador que me ayuden con mi piel grasa, además del protector solar que usas.

    Gracias, disculpa hacer tanta pregunta
    Un abrazo.

  62. ¡Gracias, Lucía! Me alegra mucho saber que te gusta mi blog.

    No he probado otras opciones de champú, porque este funciona perfecto y no he sentido la necesidad de hacer ajustes o probar otras cosas. Con respecto al hidratante, yo sólo uso aceites, y sé que a la gente con piel grasa también les funciona muy bien (cuando son de origen vegetal se absorben bien, lo importante es buscar uno que no sea comedogénico). Con respecto al limpiador, en la publicación sobre mi rutina de cuidado facial lo explico con más detalle, pero tal vez un tónico de vinagre de manzana te pueda funcionar bien.

    El bloqueador solar lo compro a una marca local con filtros físicos y que no hace pruebas en animales. No sé dónde estás, entonces no sé si el dato de la marca sea relevante en tu caso. Lo recomendable es que busques uno que tenga filtros físicos y que no tenga oxibenzona.

    ¡Un abrazo!

  63. Lisseth Alvarez

    Hola Mariana!

    Muchas gracias por compartir la receta, me fue muy bien en el proceso ahora espero a que estén listos. Quería hacer una consulta para la próxima vez que lo intente… es posible reemplazarel agua corriente por agua de manzanilla o romero ?? o las medidas varían.

    Muchas gracias : )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *