Basura —casi— cero. Lo que hemos hecho, y lo que nos falta por hacer

Basura casi cero: lo que hemos hecho y lo que nos falta por hacer

El domingo compartí una foto que despertó mucho interés. Era una foto de la basura que R (mi chico) y yo hemos generado en los últimos dos meses y medio, envuelta en papel periódico reutilizado; saqué la foto justo antes de poner nuestro “paquete” en el contenedor de basura del edificio.

Quise compartir la foto porque es la primera vez que usamos papel periódico para envolver la basura (en lugar de la clásica bolsa de plástico) y también porque me sentí feliz de ver que habíamos logrado generar “sólo” ese pequeño bultito. Podría ser más pequeño (y a eso le apuntamos) pero igual es satisfactorio ver el fruto del esfuerzo por reducir nuestra huella de basura, particularmente si comparamos nuestro pequeño paquete con las enormes bolsas llenas de desechos que salen dos veces por semana de casi todos los otros apartamentos del edificio. ¿Y qué nos trajo hasta aquí? Principalmente nuestra preocupación por el impacto negativo que tenemos los humanos en el planeta, pero también un poco de curiosidad, de ganas de probar cosas nuevas y de comprobar que podemos vivir de otra manera.

La verdad es que sólo hasta que descubrimos Trash is for Tossers no fuimos 100% conscientes de todo lo que podíamos hacer para reducir nuestra cuota de basura. Recuerdo la primera vez que leí sobre Lauren Singer y su frasquito de basura, y cómo esa simple —pero poderosa— imagen me llevó a mirar de otra manera mi propio basurero. Hace años que llevo mis propias bolsas cuando voy a comprar, evito los productos con exceso de empaque, rechazo los pitillos y los excesos de servilletas… y la verdad es que sentía que ya estaba haciendo todo lo que estaba en mis manos. ¡Ay, si estaba equivocada!

Para hablar claramente de nuestro proceso, pienso que primero es importante definir qué es “basura”; me voy a valer de lo que dice la RAE, que funciona bastante bien:

basura.
(Del lat. versūra, de verrĕre, barrer).
1. f. suciedad (cosa que ensucia).
2. f. Residuos desechados y otros desperdicios.
3. f. Lugar donde se tiran esos residuos y desperdicios.
4. f. Estiércol de las caballerías.
5. f. Cosa repugnante o despreciable.

Resalto “residuos desechados” porque es importante entender que no todo residuo es basura, y también “cosa repugnante o despreciable” porque así deberíamos ver el hecho de generar basura, y no a la basura en sí misma. Un residuo es una “parte o porción que queda de un todo” y que todavía puede ser aprovechable. Insisto: sólo se convierte en basura cuando se desecha (y la RAE me apoya, quién iba a pensar que fueran tan zero waste).

Ahora vamos al grano. La foto generó mucha curiosidad y varias personas preguntaron cómo lo hacemos; nunca pensé que esa foto fuera a resultar tan atractiva y me parece muy emocionante ver a tantas personas motivadas con la idea de reducir su cuota de basura, así que aquí quiero compartir nuestro proceso, lo que hemos avanzado y —aún más importante— lo que nos falta por avanzar. Podría hacer una entrada individual de cada una de las fases, porque dan para largo, pero voy a resumirlas tanto como sea posible para que quede todo el combo completo en esta publicación.

 

¿Cómo lo hacemos?

Debo empezar por re-formular esa pregunta. Sería más adecuado algo como: “¿Cómo lo vamos haciendo?”, pues esto está lejos de ser un asunto terminado, y todos los días estamos aprendiendo y replanteando cosas. Le apuntamos a que llegue un momento en que ese bulto de basura de la foto ya no equivalga a dos meses y medio sino a dos años y medio. No lo vamos a lograr de un día para otro, pero ya hemos hecho unos avances importantes.

Así que… ¿cómo lo vamos haciendo? Aplicando las tan sonadas “R” (puede sonar híper-trillado, pero es así, tal cual): Rechazar, Reducir, Reutilizar, Reincorporar y Reciclar, en ese orden. Voy a desmenuzarlas una a una, para explicarte de manera más clara cómo es que las aplicamos.

 

Rechazar

Para mí, ésta es la más importante. Es lamentable que tengamos que empezar por ahí, pero vivimos en un medio que constantemente nos ofrece cosas que no necesitamos y en el que se considera normal el hecho de consumir, consumir, y consumir más. Para mí eso no está bien, por eso pienso que lo primero que hay que hacer es rechazar la lógica del consumo irreflexivo y rechazar los productos que realmente no necesitamos. Evitar no es suficiente; un ejemplo puntual de esto son las bolsas de plástico: puede que no quieras usarlas, pero a menos que expreses de manera clara que NO las quieres, lo más seguro es que te las den igual, porque es lo que la mayoría de la gente considera normal.

bolsas-multiusos-reutilizables

¿Y qué cosas rechazamos nosotros? Todas las que son innecesarias. Rechazamos las bolsas de un solo uso en todas las circunstancias; rechazamos los pitillos porque nos parecen los trozos de basura más innecesarios del planeta. Además, los pitillos le hacen cosas horribles a los animales (ojo, es un video fuerte pero tiene final feliz), y si definitivamente no puedes vivir sin ellos siempre puedes conseguir unos reutilizables.

Rechazamos las bebidas embotelladas (gaseosas, agua, “jugos”, energizantes…) y la mayoría de alimentos procesados (con una mejora en la salud como efecto secundario) también los vasos desechables y las meriendas pre-empacadas que ofrecen en eventos, reuniones e incluso las de los aviones (para el viaje a Galápagos llevamos nuestras propias hamburguesas veganas para comer en el avión).

Para las bebidas y las meriendas

También rechazamos la mayoría de productos comerciales de aseo y de cuidado personal (no necesitamos tantos como nos han hecho creer), los pañitos desmaquilladores, los paños desechables de cocina, el algodón desechable, las toallas higiénicas y tampones (nada como la copa menstrual), los volantes publicitarios que entregan en la calle, las copias de los voucher de compra y las facturas impresas de servicios públicos (esas últimas las tenemos todas programadas para que lleguen al email).

Me debo estar saltando un montón de cosas, pero creo que con esta lista al menos doy una idea general. La verdad es que día a día se nos ofrecen cosas que no necesitamos y que fácilmente podemos reemplazar con opciones más eficientes, saludables, baratas y amigables con el planeta; las opciones están en todas partes, lo único que se necesita es un poco de paciencia y determinación para salir de la zona de confort.

 

Reducir

Hay cosas que no podemos eliminar 100% de nuestras vidas o que todavía no sabemos cómo reemplazar. En esos casos aplicamos el segundo paso: reducir. Se puede reducir la cantidad, el tamaño, la complejidad, la distancia y el impacto (seguro se pueden reducir más cosas, pero esas son las que se me ocurren en este momento).

champu-acondicionador

Reducimos la cantidad de cosas empacadas que compramos, y las reemplazamos con cosas que podemos comprar a granel reutilizando empaques. Reducimos el tamaño de los residuos, seleccionando productos que tengan empaques menos voluminosos. Reducimos la complejidad de los productos de aseo (y de paso la de sus empaques), reemplazando los comerciales con otros hechos en casa (como champú en barra o jabón para lavar los platos).

Reducimos la distancia comprando productos que sean fabricados en nuestro barrio, o en Medellín, o tan cerca como sea posible (cuando están hechos cerca por lo general requieren menos empaque y embalaje). Reducimos el impacto reemplazando productos sintéticos con alternativas biodegradables (ejemplo abajo en la foto), comprando productos que tengan empaques más amigables (papel mejor que plástico, por ejemplo), que tengan ingredientes menos dañinos, fabricados artesanalmente o por empresas pequeñas y que no tengan ingredientes de origen animal ni sean probados en animales.

jabon-platos-esponja

 

Reutilizar

Muchas cosas tienen empaques que pueden reutilizarse hasta el infinito, y muchas otras tienen funciones adicionales que con un poco de creatividad se pueden aprovechar. Si hay algo que no puedas rechazar o reducir, lo ideal es que busques una alternativa que te permita reutilizar al menos algunas de sus partes.

El ejemplo más fácil de aplicar es el de los productos que vienen en envases de vidrio que pueden reutilizarse después para envasar cualquier cosa que se nos ocurra. También reutilizamos la ropa que ya no usamos, convirtiéndola en prendas nuevas (o por último en trapos), reutilizamos el periódico para envolver la basura y el aceite usado para hacer jabón para los platos.

recipientes-granel

 

Reincorporar

Esta fase es nueva para nosotros. En Medellín no hay un sistema organizado de clasificación de basuras y los procesos de recolección de material reciclable los llevan a cabo personas independientes (que por lo general viven en condiciones de mucha pobreza). No hay un sistema de recolección de residuos orgánicos y, aparentemente, tampoco un interés por desarrollarlo… de hecho, después de varios intentos para comunicarme con empresas privadas que hacen recolección de orgánicos en restaurantes, la respuesta que recibí fue básicamente que no lo hacen con  particulares porque “no es negocio”, pues reduciría el monto que se paga al municipio por recolección de basura. Horror.

Con el dolor en el alma, tirábamos a la basura todo el material orgánico que salía de nuestra cocina (que además es el tipo de residuo que generamos con mayor frecuencia), mientras buscábamos alguna alternativa… hasta que un día, gracias a referencias de amigos, descubrimos las pacas digestoras. Desde hace un par de meses empezamos a llevar nuestros residuos orgánicos a las pacas de unos amigos, y este fin de semana finalmente construimos una afuera de nuestro edificio, con autorización de la administración y con la esperanza de que despierte curiosidad en otras personas, y que muchos vecinos se animen a reincorporar a la tierra sus residuos orgánicos.

Reincorporar

 

Reciclar

Y finalmente, todo lo que no podemos rechazar, reducir, reutilizar o reincorporar, lo clasificamos para que pase a procesos de reciclaje. Juntamos todo el papel, todos los plásticos, vidrios y metales y se los entregamos a Ruby, que es la señora que hace la recolección de material reciclable en nuestro barrio.

Esta es la última opción, y pienso que es importante mantenerla así. El reciclaje es una idea bonita, pero frente a la cantidad ingente de basura que genera la humanidad no llega a ser ni siquiera un pañito de agua tibia. El reciclaje se enfoca más en los síntomas que en la enfermedad y, si bien resulta útil para reducir un poco el impacto de nuestra basura, es imposible que por sí mismo resuelva el problema.

La única verdadera solución es hacer un uso consciente de los recursos, dejar de producir basura innecesaria (que es ya una redundancia: toda la basura es innecesaria) y, como sugiere Paul Palmer, empezar a construir una sociedad que diseñe sus productos de manera que puedan ser reutilizados de manera perpetua, sin generar residuos ni desperdicios. Qué bonito va a ser eso, ¿cierto que sí? :-)

 

lo que nos falta

Ufff… nos faltan muchas cosas. Todavía hay una cantidad de productos que no sabemos dónde comprar a granel y seguimos comprando en bolsitas individuales. Todavía no sabemos qué hacer con los residuos de la caja de arena de las gatas… podría ir a la paca digestora, pero tenemos varios asuntos técnicos a resolver antes de dar ese paso. Todavía hay unos cuantos productos de aseo con los que seguimos experimentando para reemplazarlos 100% con alternativas hechas en casa.

Todavía nos falta explorar todas las posibilidades que ofrecen los “restos” vegetales antes de que pasen a considerarse residuos, como las cáscaras de limón y los recortes de verduras. Y todavía tenemos una tarea enorme para planear mejor las compras semanales, y que no se nos dañe nunca ninguna fruta ni ningún vegetal (siempre se nos olvida alguna cosa en el fondo de la nevera y nos parece tristísimo encontrarla cuando ya está toda dañada).

 

Captura de pantalla 2015-10-07 a las 2.40.41 p.m.

Internet es una fuente casi inagotable de ideas y de inspiración para empezar a reducir nuestro impacto negativo en el planeta. Hay infinidad de sitios web, blogs, reportajes, libros y recursos para quienes estamos interesados en tomar este camino… pero a veces tanta información puede ser agobiante y dejarnos paralizados sin saber por dónde empezar. Y aquí va la recomendación más importante: empieza por cualquier parte. De verdad, da igual. Cuando hayas dado el primer paso vas a ir tomando poco a poco el ritmo, y todas las cosas que ahora te parecen imposibles te van a empezar a parecer cada vez más cercanas y más lógicas.

Yo ya he compartido antes algunas ideas que puedes usar para empezar, te he contado que tu basura habla, te conté sobre la iniciativa de 30 días sin plástico y algunas de mis conclusiones, publiqué varias recetas que puedes usar y también 5 ventajas de hacer tus propios productos de aseo y cuidado personal. También te recomiendo que visites a Patri y a Fer, que están esforzándose por eliminar el plástico de sus vidas, y comparten todo ese proceso con imágenes y muy buenas ideas en Vivir sin plástico.

Por último, y para darte un empujoncito, te dejo con esta serie de fotos de familias rodeadas por la basura que generan en una semana, del fotógrafo Gregg Segal. Serían imágenes muy bellas si no fuera porque el problema que evidencian es tan atroz.

¿Qué tal es tu relación con los residuos que generas? ¿Piensas que les podrías sacar mejor provecho? ¿Qué otras ideas se te ocurren? ¡Te espero en los comentarios!

Compartir es lindo ♥ Share on FacebookPin on PinterestShare on Google+Tweet about this on Twitter

72 Comentarios

  1. Claudia Rdz

    Me encanta leerte, me motiva muchísimo tu blog. Siempre he tenido la intención de hacer todo esto que tú estas haciendo pero creo que hasta ahora me había asustado lo difícil que parecía ser, ya que estamos inmersos en un mundo de consumismo del cual parece imposible salir, además que seamos realistas, nos resulta muy cómodo usar tantísima cosa desechable, ya las hicimos parte de nuestro día a día. Gracias por alentarnos a hacer las cosas bien, por inspirarnos y hacernos ver que se puede tener una mejor actitud y vivir con conciencia. Definitivamente seguiré tus consejos. Saludos

    • ¡Gracias Claudia! No sabes cuánto me alegra saber que encuentras inspiración y motivación en las cosas que escribo. Como tú dices, estamos acostumbrados a la “comodidad” y rapidez de las cosas desechables, pero esa comodidad es sólo aparente, pues está generando un impacto a gran escala que nos llevará, tarde o temprano, a reevaluar la manera en la que usamos los recursos del planeta. Puede parecer difícil, pero lo importante es empezar… vas a ver que cada vez te va a parecer más fácil. Cuéntame cómo te va aplicando las recomendaciones, ¡un abrazo!

  2. Mi ídolo, ya lo he dicho :)
    Yo intento volver a preparar en casa algunas cosas que ahora estoy comprando preparadas, pero no llego, ¡me faltan horas en el día! Supongo que es cosa de organizarse pero de momento, no lo logro. Que este post me sirva de inspiración. Y sí, lo de la fruta al final de la nevera da rabia y pena a la vez. Me he sentido muy identificada. Una curiosidad, ¿tu paquete es lo que queda después de separar lo reciclable y los residuos orgánicos? Un abrazo, ¡y felicidades mil!

    • Jajajaja, ¡gracias Yve! Ay, a mis días también les faltan horas jajaja, pero sí, creo que es de organizarse… o a veces ni siquiera, es de decidirse y sacar el rato; al final ese cambio de actividad viene bien para volverse a concentrar en las otras tareas. Los días que tengo muchas cosas pendientes siento que no puedo hacer nada más, pero cuando me “obligo” a hacer alguna otra cosa (de las que no son “urgentes” sino importantes) al final siempre quedo más satisfecha y más relajada (a pesar de haber hecho más cosas, quién lo creyera). De verdad espero que el post te sirva de inspiración :-)

      El paquete es de basura basura, es decir, ahí va todo lo que no pudimos resolver con esas fases previas. Los residuos orgánicos que generamos por semana ya son del tamaño de ese paquete jajaja, ¡dos veganos que comen —y mucho— en casa! Ya te imaginarás… estamos más que felices de poder aprovechar esos residuos con la paca digestora.

      Y con respecto a lo que sale para reciclaje, es algo así como un paquete de ese tamaño cada dos meses, aproximadamente. A veces más, a veces menos, pero por ahí va la cosa.

      ¡Un abrazo para ti también, y me cuentas con qué te vas motivando!

  3. Me encanta tu principio básico, que es el rechazo al consumimo monstruoso. Voy a leerte mucho y a ver si puedo ir incorporando más y más tácticas en mi día a día para mejorar este mundo. Un abrazo —virtual— sincero.

    • ¡Hola! Me alegra que te hayas pasado por aquí a leer, y que te guste ese principio básico… de verdad pienso que es lo más importante. Espero que encuentres cosas útiles en lo que escribo, y espero seguir “viéndote” por aquí :-)
      ¡Un abrazo para ti también! (Por cierto, muy lindo “el arca de los bichitos”, ¡y también la camiseta de igualdad animal!)

      • Jajajaja, ¡gracias, bonita! Yo también intento poner mi granito de arena, aunque de momento de forma más vaga y desordenada que tú ;)

  4. Qué maravilla Mariana! No puedo más que aplaudirte por este nuevo “proyecto”. Yo procuro siempre reducir al máximo todos mis residuos, pero parece mentira como todo está diseñado para tirar y volver a empezar. Hay que hacer esfuerzos tremendos para no caer en esa rutina y por eso es súper inspirador leérte. Bravo!

    Saludos del Plantea team!

    • ¡Hola Marta! Así es, si uno se descuida termina ahogándose en cosas desechables… lo que pasa es que no nos damos cuenta porque todo se lo llevan a otro lado, y sentimos que nuestra basura deja de ser nuestro problema. A mí lo que más me ha gustado de este proceso es que lo siento como un sacudón, como un jalón de orejas que me ha llevado a replantearme muchas cosas y a andar con los ojos mucho más abiertos. Puede que a veces no resulte fácil, pero sí creo que resulta súper refrescante :-)

      ¡Un abrazo para el Plantea team!

  5. Hola Mariana!!
    Me encantó el paquetito, al igual que en ti el frasco de Lauren Singer, para mi tu paquetito fue inspirador! cómo desearía estar generando tan poquita basura!
    Aunque nosotros también reciclamos todo lo que se pueda [plástico, vidrio, papel, metal] y reemplazamos el papel higienico y toallitas desechables o servilletas por versiones hechas por mi en tela, tengo que admitir que producimos … los 5 que somos + 6 perros + los árboles del jardín, que cómo tiran hojas!… más basura de la que deseara.
    Pero algo que no he hecho aún y me gustaría que me dieras tips sobre cómo hacerlo, para comprar a granel llevando envases propios, quizá como nunca lo he hecho crea que es más enrollado que lo que realmente es, por lo que me gustaría y te agradezco que me guies con esto por favor :)

    Un gran abrazo!!
    y pendiente de tus comentarios!

    • ¡Hola Leire! ¡Qué bueno que te haya parecido inspirador!

      Lo de la compra a granel con envases propios es muy sencillo, realmente lo único que debes tener en cuenta es pesar el envase cuando está vacío para restar ese peso del total (que si no te lo van a cobrar). Por ejemplo, los frascos que más uso pesan 230 gr, cuando lleno uno con ajonjolí queda pesando como 480 gr, así que son 250 gr de ajonjolí… y eso es lo que pago. Lo otro que puedes usar, además de los frascos, son bolsas de tela. En algunos lugares ya les parece normal que uno lleve sus propios envases; en otros es posible que se extrañen un poco, pero no creo que te vayan a poner ningún problema (no tendrían por qué).

      Oye, y te tengo una idea para que aproveches las hojas de los árboles. Escríbeme al correo y te cuento, para no extenderme mucho por aquí.

      ¡Un abrazo!

  6. Ufff brutal, me lo había guardado para un momento en el que pudiera leer con calma y digerirlo. Gracias a ti y al R por haber llegado. Grandes!!!

    • Ayyy, qué bueno que te haya gustado. Ojalá te sirva de inspiración :-)
      Un abrazo, y gracias a ti también, te queremos mucho.

  7. Hola! recién he descubierto tu blog y mi más sincera enhorabuena me encanta, me acabo de independizar y estoy intentando que mi vida sea aún más sostenible y respetuosa con el mundo en el que vivimos y tus consejos me vienen como anillo al dedo.
    Hay cosas que ya hacía, incluso llevo unos meses haciendo mi propia pasta de dientas, cacaos de labios, cremas, utilizo la copa menstrual, etc…pero con la basura estaba teniendo un gran problema y sobre todo llevo unos meses obsesionada con la reducción del plástico que vivimos en un mundo rodeado de él.

    Me ha encantado la idea de utilizar papel de periódico para la basura! Si no es mucha molestia, me encantaría saber cómo las haces, si utilizas una cinta de pegamento especial o así.

    Por otra parte algo que he estado investigando es para preparar mis propios productos de limpieza del hogar, si te interesa puedo mandarte por email las recetas que he creado a base de bicarbonato sódico, vinagre, limón y aceites esenciales para limpiar toda la casa.

    Un abrazo y gracias por la labor de concienciación que realizas con tu blog!

    • ¡Muchísimas gracias Laura! Me alegra muchísimo saber que te gusta y que encuentras cosas útiles en lo que escribo :-)

      El papel periódico lo pongo en la basurera sin cintas ni nada, pero cuando ya está lleno sí uso un trocito de cinta adhesiva normal para cerrar el “paquete”.

      Me encantaría que me envíes las recetas. Yo también preparo mis propios productos, pero siempre estoy buscando nuevas ideas y me gustaría mucho saber cuáles son las que tú usas, así que (cuando puedas) las estaré esperando en mi bandeja de entrada.

      ¡Un abrazo para ti y gracias por pasarte por aquí a leer!

      Pd. Es muy lindo tu blog, deberías actualizarlo con más frecuencia ;-)

  8. Hola Mariana!Qué bien haberte encontrado!Me encantan tus entradas! Resuenan mucho conmigo,soy un loca del reciclaje y pongo en práctica a dario los puntos que explicas arriba.Pienso las cosas mucho antes de comprar algo,si es necesario de verdad, si es bueno para mí y si lo ha sido y será para el planeta.Siento que la semilla de la responsabilidad y la sostenibilidad pueden germinar en las generaciones venideras si nos lo curramos un poco.Mi hija de 4 años me lo muestra cada día.Hace unas semanas cogiendo unos cartoncitos de la calle me decía :¡toma mamá esto para que lo reciclemos en casa!(queriendo decir reutilizarlo para pintar o manualidades)y a una vecina le explicaba:¡es que mi mamá y yo lo reciclamos todo!…….me pareció tan linda y vi tanta esperanza….
    En casa intentamos usar para higuiene y salud productos lo más naturales posibles y hechos en casa pero el tema del jabón de platos me trae un poco de cabeza , he probado muchas fórmulas y formas procedentes de jabón natural pero tengo que utulizar agua muy caliente para desengrasar bien.He visto en tu foto la pastilla de jabón para platos, ¿a tí te pasa lo mismo? ¿hay alguna entrada dónde expliques tu receta o es posible que me la pases por aquí?También quería preguntarte si tienes alguna receta de detergente.

    Muchas gracias Mariana, es grande lo que transmites! Te abrazo de corazón.
    Ruth

    • ¡Hola Ruth! Muchas gracias por todas las cosas que me dices. Me hace muy feliz saber que encuentras cosas útiles en lo que escribo, y que tú misma estás haciendo ese camino tan bonito con tu pequeña… creo que es esencial, gran parte de mi sensibilidad y preocupación por el planeta viene de las cosas que me enseñó mi mamá cuando yo estaba pequeña (y que me sigue enseñando).

      La receta del jabón para los platos la saqué de aquí (es con aceite de cocina usado). Para detergente he estado usando la siguiente mezcla: 1 barra de jabón (del que uso para platos) rallado, 2 tazas de carbonato de sodio y 1/4 de taza de bicarbonato de sodio. Se pone todo en un procesador de alimentos (para picar bien el jabón) y se usa como cualquier detergente, solo que una cantidad un poquito menor. Llevo poco tiempo usándolo pero hasta ahora me ha funcionado bien. ¡Ah! Y al final añado unas gotas de aceite esencial de lavanda y lo mezclo todo muy bien (planeo compartir mi experiencia con esta receta en algún momento).

      Gracias por pasarte por aquí a leer. Un abrazo para ti, y uno para tu hija :-)

  9. Julián Rodríguez

    Muchas gracias, no saben cuánto tiempo llevo con ganas de cambiar la manera en que se utilizan las basuras en mi casa y no había encontrado información tan clara hasta hoy. Creía el tema un tanto lejano, difícil y que a nadie le importaba, pues mi familia tiene un restaurante y están a costumbrados a producir gran cantidad de residuos a diario. Soy de Bogotá y me gustaría saber si conocen algún sitio de recolección de orgánicos aquí que mi familia pueda implementar.

    Desde hoy empiezo el cambio.

    • ¡Hola Julián! Me alegra muchísimo que la información te haya resultado útil y que quieras hacer un cambio en ese sentido. La cantidad de basura que generamos es impresionante, y difícilmente somos conscientes de ello, porque “ojos que no ven, corazón que no siente”, y la basura siempre “desaparece”, y no tenemos que lidiar con ella… entonces es un rollo. Pero siempre es posible generar menos basura, y aprender a ver el asunto desde otra perspectiva.

      Con lo del restaurante, sería ideal que encuentren una manera de procesar esos residuos orgánicos. Encontré un dato de la Alcaldía de Bogotá (de 2013) que dice que DIARIO llegan 3.900 toneladas de residuos orgánicos aprovechables al relleno sanitario Doña Juana, ¡una barbaridad! No estoy 100% segura de cómo funcione el asunto, pero sé que hay empresas que se dedican a recolectar y procesar residuos orgánicos institucionales (de restaurantes y cosas así, no de particulares). Encontré ésta y ésta, podrías contactarlos y ver qué te dicen. Eso sí: seguramente eso va a implicar un gasto adicional para el restaurante, pero sería un paso importantísimo para reducir el impacto ambiental de los residuos que generan.

      Me cuentas cómo te va. Y si tienes cualquier otra duda con la que te pueda ayuda, me avisas. ¡Saludos! :-)

  10. ¡Vaya, cuanta inspiración me has dejado! Gracias, Empiezo a poner un par de cosas en práctica, poco a poco…

    • ¡Hola Nacho! Pues qué bien, de eso se trata :-)
      Espero que te vaya muy bien en el proceso y te animes a llevarlo cada vez más allá. Si tienes alguna duda, me cuentas. ¡Saludos!

  11. Amaranta

    Hola Mariana,
    Gracias por compartir tu camino en este blog. Hace poco que te sigo desde España, voy mirando a ratitos todo lo que has escrito y estoy muy motivada e inspirada. El diseño es rebonito, te explicas genial y en fin, que se nota que está hecho con cariño.
    Y ahora a la duda concreta de este post, ¿Qué hacéis con la basurilla de barrer ( polvo, pelitos de gatas y seres humanos y demás)? porque yo tengo una chiuahita en casa y cada día saco unos pelusones que asustan! ( a veces los dejo proliferar y organizarse y un día me van a montar un sindicato). Todo esto me recuerda a ciertas ilustraciones de Miguel Brieva, a quien si no conoces te recomiendo muchísimo, es ingenioso, lírico, lúcido y comprometido. http://www.clismon.net/
    Un abrazo desde Málaga

    • ¡Hola Amaranta! (Qué bonito nombre)

      Me alegra mucho que hayas llegado hasta el blog, y que te guste tanto lo que encuentras aquí. Le pongo mucha energía y amor, así que me pongo más que feliz de saber que eso se nota :-)

      Con respecto a tu pregunta: jajajaja, te entiendo perfecto… con dos gatas y dos seres humanos, a mí también me da la sensación de que se van a convertir en otro habitante de la casa en algún momento. El barrido a veces lo pongo en la basurera (es decir, en la que después se convierte en el bultito que dio origen a esta publicación) y a veces lo pongo con los residuos orgánicos… realmente depende de qué tan “limpia” esté esa basurilla. Todavía no sé qué tan bien se “comporta” en el sistema que tenemos de aprovechamiento de residuos orgánicos, y por eso no estoy 100% segura de dónde ponerlo, pero si es sólo polvo y pelos realmente deberían ir ahí, y no en la basurera.

      Pero claro, depende de si aprovechas residuos orgánicos, y con qué método. No sé si los pelos vayan bien en una compostera, por ejemplo… lo mejor sería que preguntes a quienes procesan los residuos en tu ciudad, y según eso ya puedes decidir a dónde van a parar (y que sea allá donde monten el sindicato jajaja).

      ¡Un abrazo!

  12. Fernanda Vazquez

    Upps, acabo de dejarte un comentario que era para este post, pero lo deje en otro, el mejor ejemplo de que tengo muchas cosas tuyas que leer. Lindo día :)

  13. Ana S.

    Hola Mariana! Quisiera saber donde llevas tus residuos organicos aqui en Medellin, o si depronto conoces alguna manera de conservarlos en casa para que no cojan mal olor ni mosquitos… Gracias por toda la info. que nos brindas a traves de tu blog

    • ¡Hola Ana! Nosotros usamos un sistema que se llama paca digestora, y que tenemos aquí en la unidad en la que vivimos. Sé que en el aula ambiental de Belén también tienen pacas y es abierto para que quienes quieran vayan a procesar sus residuos allá.

      El rollo con los residuos orgánicos es que corresponden aprox al 50% de lo que va a parar al relleno sanitario, y como aquí pagan por tonelada de basura transportada, no les conviene que haya procesamiento responsable de esos residuos :-S

      Con respecto a lo de los mosquitos, nosotros procesamos en la paca una vez por semana, así que tenemos los residuos de una semana entera que vamos guardando en una coca con cierre hermético. No genera olor (sólo al abrirla para meter más, pero se disipa rápido), y no atrae bichos. Eso sí: nosotros no consumimos nada de origen animal, así que no sé cómo se comporta si se pone ahí también carne o lácteos o huevos, que se pudren con mucho más mal olor.

      Si tienes una zona verde en tu unidad, te recomiendo muchísimo la paca digestora. Nosotros pedimos permiso en la administración para hacer una para nosotros dos (mi novio y yo), y ahora somos 6 apartamentos los que la usamos :-)

      Ojalá te sirva el dato, cualquier otra duda, me cuentas. ¡Un abrazo!

  14. Hola Mariana, me ha gustado mucho tu entrada y me alegra saber que sigo todos los pasos, y como tú, intento reducir mi basura día tras día, a pequeños pasos.

    Te comento que yo para mis gatos utilizo una arena vegetal aglomerante biodegradable que se puede eliminar por el inodoro, desde hace muchos años y estoy muy contenta, tanto por la durabilidad (aglomera fenomenal) como por el olor. Se llama Cat’s Best Oko Plus, y aunque aparentemente es más cara que las otras tradicionales, he sacado cuentas y me dura muchísimo más que las otras.

    Espero que te pueda servir y poner mi granito de arena.

    Un abrazo!

    • ¡Muchas gracias! Yo ahora estoy usando aserrín mezclado con otra “arena” aglomerante que están fabricando aquí en Colombia que es a base de maíz, y con un poco de bicarbonato de sodio, y me está funcionando muy bien. Los restos los estoy poniendo en la paca digestora (el sistema con el que aprovechamos los residuos orgánicos). Esa arena que me comentas no se consigue por aquí, lamentablemente. Me encantaría probarla…

      ¡Un abrazo!

      • Tiene muy buena pinta tu arena también! La paca digestora aquí la llamamos compostadora, si no me equivoco, que es donde echamos los restos orgánicos para transformarlos en compost, y sale un sustrato riquísimo en nutrientes para la tierra de las plantas.

        En cualquier caso lo importante es intentar como bien dices, hacer casi cero basuras.

        Un abrazo grande!

  15. claudia

    hola mariana! te conoci un dia de paso por Ceres, venias caminando con Julia y liego ella me conto de blog y quien eras… Obviamente conecto con lo que haces, pero nos falta mucho para estar al tanto contigo…
    seria interesante tenerte por aqui en Tamesis y dieras algunas charlas en la escuelita de la vereda con los niños y sus madres, somos un desastre con las basura, si te interesa podemos hablar, podriamos traerte, hopedarte, alimentarte (somos veganos) y de paso conoces nuestro proyecto, Campamento Lechuga, preguntale a Julia! Nos encantaria conocerte y que compartas con esta comunidad lo que sabes…

    • ¡Hola Claudia! ¡Me acuerdo! ¿Cómo estás?

      Me gusta muchisisísimo tu invitación. Ya conocía Campamento Lechuga (lo sigo en Facebook), y siempre he tenido muchas ganas de ir, pero todavía lo tengo pendiente :-)

      Te escribo al correo para que coordinemos. ¡Un abrazo!

  16. María

    Creo que lo más importante de todo es que mucha gente piensa que para aportar su granito de arena tienen que resignar muchas costumbres, hacer sacrificios gigantes o encadenarse a árboles sin comer ni bañarse jaja y nadie los saca de su error, solo llevar una bolsa de tela ya se hace muchísimo y no cuesta nada, incluso algunas costumbres más osadas como hacer tu propio jabón o invertir en una copa menstrual hace que ahorres mucho $dinerillo$ tanto a corto como a largo plazo, y diganme ¿¡quién no quiere algo que le hace gastar menos!?
    Por cierto, hace poco compré una copa, y me regalaron con ella una bolsa de tela, que quiero usar porque las que tengo hace varios años ya están un poco rotas, pero tiene un dibujo gigante de una copa menstrual y un texto más grande que mi cabeza que dice algo como MENSTRUACIÓN y la verdad que aunque no me avergüenzo de ser mujer ni de tener algo tan natural como el período, no quiero andar por ahí con una bolsa así, hay alguna forma de tapar o quitar eso? esta como teñido en la tela.

    • ¡Hola María! Tienes razón en que mucha gente tiene ideas confusas sobre lo que se requiere para vivir de manera más sostenible, pero creo que igual sí es importante tener en cuenta que es necesario que estemos realmente dispuestos a generar cambios profundos en nuestros hábitos, de otra manera el impacto no va a pasar de ser una cuestión superficial :-)

      Con respecto a la pregunta que haces sobre la bolsa de tela, supongo que la puedes usar al revés, o pintarle algo sobre el texto, o coserle parches de alguna tela que te guste… o regalársela a alguien que la quiera usar así. ¡Saludos!

  17. Mariana hola.
    Me parece increíble el trabajo que haces con tu blog, por lo menos a mí ya me contagiaste las ganas y la preocupación por hacer algo por el planeta.

    Por el momento tengo una inquietud muy grande y es saber qué puedo hacer con los desecho orgánicos y que no sea precisamente el compost o la paca digestora…. Mejor dicho, quisiera saber tú qué haces con estos residuos? Gracias

    • Hola María Andrea. Yo, como lo cuento en el texto, aprovecho los residuos orgánicos con una paca digestora. Es el único método que he usado, así que la verdad no te puedo hablar de ningún otro con conocimiento de causa. Sé que venden composteras aptas para apartamentos, y me han dicho que funcionan bien, pero no las he usado así que no tengo datos puntuales. Lamento no poderte ayudar con información más específica. ¡Saludos!

  18. Natalia Solano

    Cada vez amo más tu blog. Inspiras muchas cosas geniales. Me encantaría hacer eso en casa pero mis papás y mi hermana no me apoyan mucho. Seguiré intentándolo. Y aportando mi granito de arena que aunque no sea muy grande se que algún impacto positivo tendrá. Eres una persona genial ojalá que tu sabiduría cada cosa que aprendes en cómo ayudar al planeta ,llegue a otras personas y las haga reflexionar. Eres una maravillosa persona .Lo digo sin conocerte pero ver todo lo que compartes y haces me hace sentir esperanza.

    • ¡Muchas gracias, Natalia! Qué cosas más bonitas me dices :-)

      Entiendo lo difícil que es hacer este tipo de cambios si no tienes el apoyo de las personas que te rodean, pero no dejes que eso te desanime. Puede que tu familia todavía no esté sensibilizada con este tema, pero puedes ser tú quien los invite, poco a poco, a interesarse por reducir su huella ambiental. Y, en todo caso, por fuera de tu familia también vas a encontrar muchísimas personas que sí te apoyan, y que comparten tus sensibilidades y preocupaciones. ¡Un abrazo!

  19. Mafe Gómez

    Hola Mariana! F A B U L O S O

    Creo que cumplimos casi todas las ideas que nos cuentas, pero aún tengo problemas con los “orgánicos”.
    Cómo es el tema de las pacas digestoras? Dónde se consiguen? Si no la tengo puede ir a donde alguien que si la tenga para transformar mis residuos orgánicos? glup
    Gracias :)
    Happy OM

    • ¡Hola Mafe! Las pacas digestoras las desarrolla un señor de acá de Medellín, que se llama Guillermo Silva. Hay algunos videos en Youtube que lo explican con más detalle. La que nosotros tenemos nos la ayudó a montar él, y de ahí en adelante la hemos manejado por nuestra cuenta… si quieres te puedo dar el contacto para que él te ayude.

      Si no tienes espacio para hacer una, puedes llevar tus residuos orgánicos al Aula ambiental de Belén (si estás en Medellín), o si no, puedes buscar si en tu ciudad hay algún jardín comunitario que haga compost, o algo por el estilo.

      ¡Un abrazo!

  20. Leerte es amor y esperanza. Voy a ir mejorando poco a poco gracias a tí!
    Un abrazo desde Barcelona <3

  21. Natalia

    Hola !!!
    Que bueno encontrar iniciativas como estas :)
    Soy Bióloga y a partir de mi ejercicio profesional he podido evidenciar el gran impacto que tienen los desechos sobre los ecosistemas, y por lo tanto sobre las especies que los habitan.
    Razón por lo cual desde hace algún tiempo también estoy en un proceso, no solo de generar menos desechos sino de realizar un manejo consciente de estos.

    Para mi es una alegría encontrarte y ver el impacto que tienes en las personas.

    Viendo los otros comentarios, les comparto mi experiencia con el manejo de los desechos orgánicos:
    En mi casa (apartamento) realizo compost, para lo que necesitas una caneca de plástico con tapa (puede ser reciclada de pintura) se le realiza un orificio mediano en la parte de abajo y varios orificios pequeños en la tapa. la caneca debe ser puesta sobre algo que la levante del piso, pueden ser dos palos o dos piedras con el fin de poder poner un recipiente justo bajo el hueco realizado en la parte inferior. Pones dentro de la caneca una capa de tierra y a medida que generas desechos orgánicos vas haciendo capas de desechos y tierra, es importante tapar bien la caneca y mantener el contenido húmedo). Luego que la caneca este llena lo la abras por al menos entre 15-20 días y al final tendrás tierra fertilizada a partir de tus desechos orgánicos. por otra parte en el recipiente bajo el hueco realizado en la parte inferior encontraras un liquido que se genera de la descomposición de la materia orgánica que es un excelente fertilizante para las plantas. El compost bien manejado no produce ningún olor.

    En muchos casos las semillas que incorporo en la mezcla eventualmente germinan, en mi caso, limones, guanabanas, papayas… y debo dejar mi compost como matera.

    Mucha buena energía para que continué este tipo de iniciativa y que cada día seamos mas.

    • ¡Hola Natalia! Muchísimas gracias por compartir tu experiencia. He tenido muchas ganas de probar a hacer una compostera pequeña para el apartamento, pero la pura verdad es que se me va perdiendo el proyecto entre todos los otros proyectos que tengo pendientes… y como ya tengo un método para aprovechas los residuos orgánicos, tampoco siento la urgencia. Pero quiero probarlo, sí o sí, para poder compartir la experiencia también en una publicación con fotos, para quienes puedan aprovechar la idea.

      Gracias por pasarte por aquí a leer. ¡Un abrazo!

  22. Mafe Gómez

    Gracias por tu respuesta! Estoy en Medellín, pero no tengo espacio sufi para armar la paca digestora en mi apto. Voy entonces a googlear y comunicarme con los de Aula ambiental de Belén (o alguien que conozcas allá con quien pueda habalr?). Que re buen dato :)

    Abrazo

    • No conozco a nadie allá… sé que Guillermo (el que desarrolló el sistema de las pacas) va a veces a enseñar el proceso en el Aula. Pero lo mejor sería que llames y preguntes cuándo lo hacen y qué debes hacer :-)

  23. Miguel Angel

    Perdona mi ignorancia, pero que es una paca? Un saludo y gracias por compartir tu conocimiento.

    • Hola Miguel. En la parte en la que menciono las pacas hay un enlace a un video de Youtube que lo explica. Te lo vuelvo a dejar aquí. ¡Saludos!

  24. Felipe Guerra

    Que interesante y que bonita labor gracias por ayudar a cuidarnos entre todos. Yo estoy en este proceso de reducir mi basura hace 13 años y hasta formé una empresa de ello. Logré reducir esa bolsita a cero usando el ecoladrillo. Se llama ereciclaje, en facebook, y ahora estoy en proceso de volverla a poner a funcionar y necesitamos mucha ayuda. Tu quieres ayudarnos? Te cuento como. Nosotros hemos hecho la “completencia” a las empresas de aseo, reduciendo la basura y generando ese ahorro en la tarifa. Nuestra modalidad consiste en que ese ahorro lo dividamos. Mitad para ti como usuaria consciente y mitad lo pagas a nosotros. Nosotros con esa mitad le pagamos a la señora Ruby(por ejemplo) que trabaja en tu edificio, y podemos mantener una operación para recoger esos residuos que empresas publicas no aprovecha y que convierte en basura. Como nos ayudas? fácil, invítanos a tu edificio y te apoyamos con educación sobre materiales reciclables, organización del depósito de residuos, y evacuación de materiales reciclables y orgánicos. Nuestra intención es poder vincular a los recicladores que viven en la pobreza para que ganen un sueldo digno a medida que construimos economía a escala con los edificios y barrios. Te suena? Hablamos más? Ya hemos empezado a trabajar con Guillermo Silva, inventor de las pacas digestoras para ubicar mas de ellas en edificios y restaurantes y que los recicladores también se conviertan en jardineros y puedan ganar adicionalmente y salir de la pobreza. Un abrazo, Felipe.

    • ¡Hola Felipe! Muchas gracias por tu mensaje y por compartir tu experiencia. Lo que me cuentas me parece genial… el rollo es que aquí en mi unidad la mayoría de la gente no muestra ningún interés por estos temas, y en la administración tampoco nos prestan mucha atención (hace tiempo propusimos algo con Guillermo, y finalmente nunca nos pararon bolas). En todo caso, me parecería muy interesante que hablemos más para ver qué podemos coordinar aquí, o si podemos al menos empezar a promoverlo con algunos de los habitantes, no sé…

      Si quieres escríbeme al correo (o a través del formulario de contacto) para que conversemos, y veamos qué podemos coordinar. Quedo pendiente. ¡Un abrazo!

  25. JOSE ANTONIO LOPEZ SANCHEZ

    excelentes pruebas de que si queremos,, podemos. Todo mundo habla de disminuir la contaminacion, de gastar menos, del entorno que dejaremos a nuestros hijos; pero creo que nadie hacemos lo que realmente nos corressponde. Este mensaje me reafirma que aunque ssean por pequeñas pates, podemos mejorar nuestro planeta. Nunca esperemos que los demas lo hagan, nosotros podemos empezar con nuestra parte ahora mismo. Recordemos que lo que se siembra se cosecha. muy buen trabajo amigos. Saludos.

    • ¡Gracias Jose Antonio! Me alegra que te haya gustado la publicación. Espero que te animes a empezar a aplicar estos cambios tú también. ¡Saludos!

  26. Hola Mariana, es bueno ver que cada día hay más personas conscientes acerca de nuestro planeta, nuestra salud y de los animales que comparten con nosotros esta tierra. Como lo dices, internet nos ofrece mucha información y nos llena de ideas para mejorar cada día nuestro hermoso planeta. Llevo tambien vario tiempo con mi Zero-Waste journey y me siento muy contenta. Leo y veo muchos artículos y blogs acerca del tema, uno de mis favoritos medios es Pinterest. Es genial la idea del basurero hecho de papel, lo vi también en uno de los blogs que sigo y me pareció una idea estupenda, Lo haces muy bien, compartir todas esas ideas innovadoras. Ojalá más personas se unan a esta bella tarea de regresar a lo de antes, sin tanto daño a nuestro entorno y de una manera más consiente. ;-) un abrazo.

    • ¡Hola Sandra! Me alegra mucho saber que también estás en esta búsqueda y que te gusta lo que comparto. Espero que sigas encontrando cosas útiles aquí. ¡Un abrazo!

  27. Hola Mariana. Hoy es el primer día que te sigo desde España. Tu estupendo blog me ha dado ánimos para intentar empezar lo que siempre he tenido en mente: menos basura en casa, sobre todo plásticos. A ver si cojo fuerzas y me pongo manos a la obra. Lo primero es convencer a mis padres, cosa difícil, pero algo lograremos, estoy segura. Mariana tienes una fuerza escribiendo que la irradias a tu alrededor. Me encanta como has enfocado el tema de reducir las basuras: de una manera clara, sencilla y real. Saludos de Margarita.

    • ¡Muchas gracias! Qué bonito leer todo eso que me dices, me alegra mucho saber que aquí encuentras inspiración para empezar a hacer ese cambio. ¡Un abrazo!

  28. Elizabeth Oñate

    Muy buenas tardes, quedé fascinada con tu blog 💚 pero me salta una duda de cómo preparas tú el shampoo y el jabón para platos. Me interesa mucho tu respuesta. Abrazos!!

    • ¡Hola Elizabeth! Me alegra mucho saber que te gusta mi blog :-) La receta del champú la encuentras aquí, y la del jabón para platos no la he publicado todavía en el blog, pero la que uso como referencia es esta. Espero que te resulten útiles. ¡Un abrazo!

  29. Mariana

    Estoy tan feliz e inspirada de haber encontrado tu blog.

    Por favor, me gustaría mucho saber qué libros te han inspirado. También sobre los talleres, agradecería me enviarás información cuando tengas nuevas fechas.

    Mar.

    • ¡Hola Mariana! Qué bueno que hayas llegado al blog, y que te guste lo que aquí comparto :-)

      Con respecto a los libros… pues es difícil responder, porque son muchísimos jajajaja. Pero algunos que te puedo recomendar para empezar son: Un punto azul pálido (de Carl Sagan), Comer animales (de Jonathan Saffran Foer), Garbology (de Edward Humes) y The systems view of life (de Fritjof Capra).

      Con respecto a la información sobre talleres, normalmente lo estoy avisando todo a través del correo del Club. Te puedes apuntar aquí. ¡Un abrazo!

  30. Que bueno encontrarte! Desde de comencé a vivir en mi propia casa tengo el deseo en el corazón de reducir la basura que se genera, no es fácil! pero todas tus recomendaciones me han ayudado mucho en el proceso!
    Sin embargo tengo una pregunta, en qué recipientes guardas lo que almacenas en el refrigerador?

    • ¡Hola Madeleine! Me alegra mucho saber que te ha resultado útil lo que comparto aquí :-)

      No sé si entiendo tu pregunta… ¿lo que almaceno en el refrigerador? ¿Te refieres a la comida?

      Si es así, uso frascos de vidrio y otros recipientes de cierre hermético (reutilizables).

      ¡Saludos!

  31. carolina

    Mariana hola!
    me encanta leerte y poner en practica todo los tips que das en cada entrada, tenia una pregunta con respecto a las mascotas, como haces con los desechos de tus gatos que arena usas? siento que son demasiados desechos y es poco sostenible no se como resudirlo

    • ¡Hola Carolina! He probado muchos tipos de arena, pero por ahora he decidido quedarme con la de arcilla, que me resulta mucho más conveniente para el espacio que tengo en casa. La compramos a granel, y la procesamos con los orgánicos en una paga digestora. Si no tienes acceso a esas opciones, puedes buscar arenas de las que son fabricadas a base de materiales vegetales, e incluso podrías pensar en la opción de tener una mini-compostera en la que puedas procesar esos residuos en casa. Eso sí, no deberías usar ese compost para cultivos comestibles. ¡Saludos!

      • Mafe Gómez

        Hola Mariana!!

        Dónde consigues la [arena] arcilla para el popó de tus gatitos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *